Domingo 22.07.2018
tribunales

Condenan a más de diez años al exadministrador de Luis del Olmo por el desvío de 14 millones de euros

Luis del Olmo
Luis del Olmo

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de 10 años y medio de prisión al que fuera editor de la revista deportiva 'Don Balón' y administrador económico de Luis del Olmo, Rogelio Rengel, impuesta por la Audiencia Provincial en Barcelona en enero de 2017, por estafar al periodista, al que también deberá pagar más de 14,3 millones de euros como responsabilidad civil. 

La Sala de lo Penal del alto tribunal ha desestimado los recursos presentados por el acusado, condenado por un delito continuado de apropiación indebida y otro delito continuado societario de falsificación de cuentas, y por la sociedad ASTEYA --considerada responsable civil subsidiario-- contra la sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia. 

El Supremo ratifica dicha resolución al considerar que ha quedado probado que el que fuera asesor de Del Olmo desvió más de 14 millones de euros, con apuntes contables falsos, de dos sociedades desde 2005 hasta 2011. 

El que fuera administrador del periodista también ingresó más de 37.000 euros de un plan de pensiones para satisfacer las deudas contraídas

Los magistrados han rechazado aplicar la atenuante de reparación del daño que solicitó el condenado, que alegó que puso a disposición de los perjudicados todo su patrimonio y una lista de bienes. El que fuera administrador del periodista también ingresó más de 37.000 euros de un plan de pensiones para satisfacer las deudas contraídas. 

Para la Sala, que Rengel haya dedicado esa cantidad para hacer frente a la deuda no tiene efecto reparador cuando se apropió de más de 14 millones de euros. Explica que la intención debe "transmitir al perjudicado la sensación de que las consecuencias del delito se han visto neutralizadas --o al menos, sensiblemente aminoradas-- a partir del esfuerzo reparador". 

Asimismo, el Tribunal Supremo ha confirmado que el condenado deberá pagar una indemnización, en concepto de responsabilidad civil, de 15 millones de euros, de los cuales 14.380.793 euros corresponden a Luis del Olmo, y el resto a otros perjudicados. 

Para los magistrados, el desvío de fondos durante al menos seis años permitió a Renger apropiarse de más de 14 millones de euros, ya que "nada de lo reflejado en sus libros se ajustaba a la realidad". "La conducta del acusado iba mucho más allá de la creación falsaria encaminada al autoencubrimiento de una u otra operación ejecutada en su exclusivo lucro", añaden. 

Con respecto a la sociedad ASTEYA, el tribunal Supremo desestima también su recurso al entender que a través de ella "se canalizó el flujo dinerario en los bolsillos del acusado".