Sábado, 03 de Diciembre de 2016
El Tiempo

ENERGÍA

El Estado plantea que el bono social se regule según la renta de los hogares

El Ministerio quiere establecer distintos baremos económicos para que no se repita el caso de la anciana fallecida en Reus.

Más de 10.000 personas han firmado ya el manifiesto #NoMásCortesDeLuz.

El Gobierno de España quiere que el bono social se regule en base a la renta
El Gobierno de España quiere que el bono social se regule en base a la renta

El fallecimiento de la anciana de Reus en un incendio provocado por las velas que tenía encendidas en casa porque la compañía eléctrica le cortó la luz al carecer de recursos para poder abonar las facturas ha provocado una reacción del Gobierno de España, aunque queda por dilucidar si será la más adecuada. En una primera reunión con los grupos parlamentarios para abordar la lucha contra la pobreza energética, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha planteado una rebaja del bono social en base a la renta, lo que establecería diferentes baremos económicos.

La medida afectaría a millones de hogares que están acogidos a este descuento del 25% por ser familias numerosas, viviendas con una potencia contratada mínima de 3 kilovatios (KW), familias con todos sus miembros en paro y pensionistas con rentas mínimas, como señala salamanca24horas.

La medida del Ministerio llega, además, después de que el Tribunal Supremo declarara nulo el importe fijo establecido por el Gobierno de España de 4 euros por kilovatio contratado al año, lo que además va a provocar, si no se encuentra una solución antes, que el recibo de la luz se incremente con la actualización de los costes de comercialización.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha elaborado un informe por el cual los costes de explotación (sin incluir los costes de captación y fidelización de clientes y la retribución por la actividad) serían de 5,24/kW, 4,93/kW y 6,46/kW para los clientes acogidos a los peajes 2.0 A, 2.0 DHA y 2.0 DHS, respectivamente. Es decir, anualmente supondría un importe de 21,31 euros, 26,06 euros y 31,56 euros, o lo que es lo mismo, entre cuatro y diez euros más al año.

Manifiesto #NoMásCortesDeLuz

Por otro lado, a las veinticuatro horas de su presentación, más de 10.000 usuarios habían firmado el manifiesto #NoMásCortesDeLuz, impulsado por más de una veintena de organizaciones de la sociedad civil.

El manifiesto, que puede suscribirse en la web www.nomascortesdeluz.org, recoge seis reividicaciones para acabar con los cortes de luz a familias sin recursos y las elevadas tarifas que sufren los usuarios domésticos en España.

Las organizaciones impulsoras de la iniciativa son Alianza contra la Pobreza Energética, Amigos de la Tierra, Asgeco, Attac, CCOO, CGT, Confederación Intersindical, Democracia real YA!, Ecologistas en Acción, FACUA-Consumidores en Acción, Frente Cívico Somos Mayoría, Fundación Internacional de Derechos Humanos, Greenpeace, InspirAction, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, Red de Solidaridad Popular, Somos, UGT, Unccue, USO y WWF.

Las reivindicaciones del manifiesto son:

1. Prohibición legal de todos los cortes de luz a familias con problemas económicos. Las eléctricas deberán dirigirse a la administración para comprobar la situación de las familias que no abonen sus recibos. Si sufren vulnerabilidad económica, no podrán cortarles el suministro y el coste será asumido por las compañías.

2. Fin a los abusos tarifarios. Aprobación de una tarifa asequible, regulada por el Gobierno, a la que podrán acogerse todos los consumidores domésticos en su primera residencia.

3. Creación de una auténtica tarifa social. Sustitución del actual bono social por una tarifa de reducida cuantía dirigida a las familias con bajos niveles de renta, sufragada por las eléctricas.

4. Reconocimiento y devolución por parte de las grandes eléctricas de los 3.500 millones de euros que cobraron indebidamente en conceptos de Costes de Transición a la Competencia (CTCs).

5. Auditoría al sistema eléctrico. Realización de un análisis de los costes del sistema desde que se puso en marcha la liberalización del sector, con el objetivo de determinar el precio real de las tarifas eléctricas.

6. Aplicación del tipo de IVA superreducido a la electricidad, pasando del 21% actual al 4% por ser considerado un servicio esencial para la ciudadanía.

Comentarios