Sábado, 03 de Diciembre de 2016
El Tiempo

TRIBUNALES

Cuatro huellas del piso del presunto pederasta de Ciudad Lineal pertenecen a una víctima

Los peritos de la Policía Nacional localizaron un total de 15 huellas en el cubre-colchón, cinco de las cuales pertenecen al propio Ortiz.

Antonio Ortiz, el presunto pederasta de Ciudad Lineal, durante el juicio
Antonio Ortiz, el presunto pederasta de Ciudad Lineal, durante el juicio

Varios peritos han certificado este martes en el juicio que cuatro de las huellas localizadas en un cubre-colchón de plástico sobre el que presumiblemente Antonio Ortiz habría cometido al menos una de las agresiones sexuales pertenecía a la víctima agredida el 10 de abril de 2014.

Así lo han confirmado los peritos de la Policía Nacional de la Unidad Central de Identificación que han comparecido en la sesión para hablar sobre uno de los informes realizados en base al cotejo de varias trazas.

En el informe pericial consta que se localizaron un total de 15 huellas en el cubre-colchón que cubría una de las camas. Tanto en la parte exterior como en el interior. Las muestras se recogieron durante el registro que se realizó en el piso de Santa Virgilia, donde los investigadores estuvieron catorce horas recogiendo vestigios orgánicos y químicos.

También hallaron huellas en una piruleta, si bien ha manifestado el perito que no tenía valor identificativo

En su pericial, han ratificado que cuatro de las huellas, dos palmares y dos dactilares, corresponden a la testigo protegido número 3 y otras cinco huellas halladas en el cubre-colchón corresponden a Ortiz.

También hallaron huellas en una piruleta, si bien ha manifestado el perito que no tenía valor identificativo. Las menores ya manifestaron que su agresor les daba chucherías y piruletas.

En cuanto al cubre-colchón, la madre de Ortiz manifestó la pasada semana que lo limpiaba habitualmente e que incluso lo frotó en alguna ocasión con un cepillito con amoniaco. Sin embargo, la empleada del hogar afirmó que nunca lo limpiaron.

Pisada de zapatilla

Otros de los agentes que ha expuesto su pericia ha explicado al tribunal que su estudio se centra en una huella de pisada hallada en el piso de Santa Virgilia. "Nos sorprendió la pisada porque el tamaño era poco habitual. Vimos que una víctima tenía un calzado parecido. Nos enviaron la zapatilla para hacer el cotejo", ha detallado.

Se realizó entonces un estudio comparativo con la pisada y las zapatillas de deportes remitidas. Se escaneó la suela y se cotejó. Se estableció que el tamaño y el dibujo coincidían en su diseño como en el tamaño.

Comentarios