Domingo, 20 de Agosto de 2017
El Tiempo

SANIDAD

Inhabilitado un médico de Barcelona por tratar el cáncer con terapias alternativas

El facultativo usó un tratamiento llamado agua de luz con un paciente que tenía un melanoma en fase terminal y que no sobrevivió.

En el último año el COMB ha abierto seis expedientes por mala praxis en la comunidad.

Un médico utilizaba terapias alternativas para tratar el cáncer
Un médico utilizaba terapias alternativas para tratar el cáncer

El Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB) ha inhabilitado a un médico colegiado que utilizaba terapias alternativas para tratar a pacientes de cáncer. Según ha explicado su presidente, Jaume Padrós, en rueda de prensa, este facultativo usó un tratamiento llamado agua de luz con un paciente que tenía un melanoma en fase terminal y que no sobrevivió al cáncer. El médico, inhabilitado durante un año y medio pero que continúa ejerciendo en su clínica privada (tras recurrir la sanción y estar en espera de la resolución judicial del caso), también practicó sobre este enfermo otros procedimientos sin evidencia científica de su eficacia, como la limpieza arterial, rejuvenecimientos y magnoterapia.

Además de esta inhabilitación, Padrós ha explicado que el COMB ha abierto en el último año seis expedientes por mala praxis, por aplicar solo terapias alternativas para tratar a pacientes con cáncer o bien ofrecerlas como opción principal. Estas actuaciones pueden derivar en sanciones y son todas ocurridas en el ámbito de la sanidad privada.

Jaume Padrós ha señalado que las terapias naturales pueden apartar a los pacientes de tratamientos oncológicos que podrían mejorar su expectativa de vida

Jaume Padrós ha señalado que las terapias naturales pueden apartar a los pacientes de tratamientos oncológicos que podrían mejorar su expectativa de vida, además de exponer que "no son inocuas" y pueden interaccionar con las terapias habituales, porque pueden generar principios activos con toxicidad en órganos vitales, como el corazón, el riñón y el hígado.

El presidente del COMB ha indicado que esta institución ha detectado un aumento de este tipo de terapias (como la homeopatía, acupuntura o musicoterapia, por ejemplo) en los últimos cinco años, precisamente cuando el tratamiento de cáncer en las últimas décadas ha mejorado la expectativa de los pacientes.

"No podemos tolerar que aspectos ideológicos o de incompetencia priven a los pacientes de recibir los mejores tratamientos", ha defendido Padrós al añadir que son actuaciones excepcionales pero hay casos especialmente graves, como el anteriormente mencionado.

"Las terapias alternativas no son compatibles con la condición de médico. Cuando los médicos las tengan que aplicar siempre tendrán carácter de complementariedad", ha subrayado el presidente del COMB, si bien ha reconocido que hay procedimientos que pueden suponer una ayuda para afrontar mejor la enfermedad pero siempre de forma adicional. "Para los creyentes rezar es una buena terapia, pero un médico no puede poner en una receta: rece", ha ejemplificado Padrós.

En la rueda de prensa, Padrós ha presentado también el documento de posicionamiento 'El enfermo con cáncer. Los tratamientos oncológicos y paliativos, las terapias sin evidencia científica y las pseudociencias', consensuado con la Sociedad Catalano-Balear de Oncología y la de Cuidados Paliativos, para aclarar cómo deben actuar los profesionales en los tratamientos a pacientes oncológicos y la información que deben proporcionar a los enfermos. "No es la finalidad del COMB determinar qué es ciencia y qué no. Los médicos están obligados a aplicar la evidencia científica siempre", ha indicado.