Miércoles, 20 de Septiembre de 2017
El Tiempo

TRIBUNALES

El juez impone una fianza de 133 millones de euros para Jaime Botín por el contrabando de un ‘Picasso’

El banquero se enfrenta a una pena de cuatro años de cárcel y una multa de 100 millones.

El cuadro 'Head of a young woman' de Picasso fue sacado sin permiso de España por Jaime Botín
El cuadro 'Head of a young woman' de Picasso fue sacado sin permiso de España por Jaime Botín

El banquero Jaime Botín deberá pagar una fianza de 133 millones de euros por el caso del contrabando del cuadro de Picasso ‘Cabeza de mujer joven’. Así lo ha dictaminado el juez de Pozuelo que desde hace dos años investiga lo sucedido y que ha abierto juicio oral contra el patrón de Bankinter, en una resolución del pasado 8 de septiembre. Cabe recordar que la Fiscalía pide cuatro años de cárcel y una multa de 100 millones, así como el decomiso del lienzo.

Según informa El Confidencial, que ha tenido acceso a la resolución judicial, Botín habría pedido permiso en su momento al Ministerio de Cultura para llevar la obra de arte a Suiza, donde tiene una residencia. El ministerio le denegó el permiso -y dicha decisión fue posteriormente ratificada por la Justicia- pero el banquero hizo caso omiso y utilizó su barco para trasladar la obra, valorada en 26,2 millones.

El pasado mes de julio el fiscal publicaba un escrito en el que explicaba que el personal de Christies le informó de que, dada la antigüedad de la obra, debía pedir autorización al Ministerio de Cultural para su exportación. Este permiso, explicó, era "necesario al tratarse de un bien perteneciente al Patrimonio Histórico Español, dado su evidente interés histórico-artístico" y por tener una antigüedad superior a los cien años.

Por eso, el 5 de diciembre de 2012 el acusado "autorizó de su puño y letra" a la casa de subastas que presentara y gestionara la licencia de exportación con posibilidad de venta, como dueño de pleno dominio de la obra ante el Ministerio de Cultura.

Tras la solicitud, la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico Español, organismo consultivo del Ministerio, se reunió el 13 de diciembre y propuso por unanimidad la denegación de la exportación solicitada y la declaración de inexportabilidad, "por no existir obra semejante en territorio español".

Fue en julio de 2015 cuando la policía francesa requisó la obra, por lo que fue acusado de contrabando. La defensa de Botín ha alegado que el cuadro iba al puerto franco de Ginebra, donde están almacenadas multitud de obras de arte. Sostiene que no quería venderlo, solo para protegerlo después de que se hiciera público que lo tenía en su barco.