Sábado, 03 de Diciembre de 2016
El Tiempo

EDUCACIÓN

El Ministerio y las comunidades firman el final de las reválidas exigido por padres, alumnos y profesores

La Conferencia Sectorial fija que la prueba de Bachillerato sea similar a la actual PAU y quede en manos de las universidades, mientras que las de ESO y Primaria tendrán un carácter muestral.

Ramón Ruiz ha considerado que "se inicia de forma fehaciente la derogación de la LOMCE".

La Conferencia Sectorial de Educación ha aprobado los cambios en las reválidas de la LOMCE, que las deja sin efecto académico
La Conferencia Sectorial de Educación ha aprobado los cambios en las reválidas de la LOMCE, que las deja sin efecto académico

La semana pasada el Estado daba marcha atrás a sus ‘reválidas’ en ESO y Bachillerato, modificando de tal forma su esencia que adquirían un carácter casi anecdótico. De hecho, la de Bachillerato se convertía en una nueva Selectividad adaptada a los contenidos actuales; la de 4º de la ESO se quedaba en una mera prueba muestral sin ningún tipo de influencia en la nota final o en el desarrollo del currículum de los alumnos. Todas estas decisiones han tomado cuerpo definitivamente en la Conferencia Sectorial de Educación, en la que Ministerio y Comunidades han firmado el final de las reválidas tal y como estaban planteadas en la LOMCE.

El encuentro, que ha durado apenas hora y media, ha finalizado con un acuerdo casi unánime en torno al borrador del proyecto de real decreto que introduce los cambios en estas evaluaciones.

El consejero de Educación de Cantabria, Ramón Ruiz, ha asegurado que el esfuerzo de la comunidad educativa ha conseguido "parar" las reválidas, y se ha mostrado convencido de que "hoy se inicia la derogación de la LOMCE". Según Ruiz, "ha triunfado el diálogo" en la reunión de la Conferencia Sectorial de Educación.

"Hay que felicitar a la comunidad educativa, porque su trabajo y esfuerzo en contra de las reválidas externas y de la LOMCE ha dado su fruto", ha añadido el consejero, para quien con la aprobación de este Real Decreto, "se inicia de forma fehaciente la derogación de la LOMCE. Hemos conseguido parar las reválidas, que han pasado a la historia", ha subrayado.

Otro aspecto destacado por el consejero se refiere a la estructura de la Prueba de Acceso a la Universidad, que "queda igual a la PAU actual".

Según ha explicado el titular de Educación, en 6º de Primaria y 4º de Secundaria el alumnado no se examinará; "hemos conseguido que las reválidas se conviertan en una evaluación de diagnóstico del sistema educativo, no del alumno, con un carácter muestral en algunos centros seleccionados", ha dicho.

En cuanto a la ESO se ha acordado que el nuevo Real Decreto suprima los itinerarios. De esta forma, el título será único todos los alumnos, que podrán optar en función de sus intereses por Formación Profesional o Bachillerato, ha explicado Ruiz.

Respecto a la Formación Profesional Básica (FPB) "se ha logrado que sus alumnos, que no tenían acceso directo a la ESO lo puedan conseguir si el equipo docente considera que se han logrado los objetivos de la etapa", ha indicado.

Ruiz, que ha intervenido al principio de la Conferencia Sectorial como portavoz de las ocho comunidades autónomas con consejero socialista, se ha congratulado porque la prueba que servirá para entrar en la universidad será "prácticamente igual" a la anterior Selectividad. Los alumnos se examinarán de cuatro asignaturas troncales y podrán hacerlo de otras dos asignaturas específicas opcionales para subir nota.

Con el Real Decreto aprobado y la creación de una Subcomisión en el Congreso el consejero de Educación considera que se dan dos pasos muy importantes para la derogación de la LOMCE, "aunque hay aspectos que no nos gustan cuya desaparición iremos reivindicando, como el escaso papel asignado al Consejo Escolar o que haya algunos centros que, en pleno siglo XXI, segreguen por sexo".

Ruiz ha concluido subrayando que "ha habido una actitud de diálogo en el ministro, lo que demuestra que cuando se abandona el rodillo y se crea un clima de diálogo los beneficiados son la educación y la comunidad educativa".

Objetivos grandes

Una vez terminada la reunión, Méndez de Vigo ha declarado que "es un buen día porque con un paso como éste se consiguen objetivos grandes como es el Pacto de Estado por la Educación". El ministro ha explicado los cambios acordados con los consejeros implican no sólo que se suspenden los efectos académicos de las 'reválidas' de ESO y Bachillerato, sino también que tanto la de Primaria y ESO va a ser muestral y no censal como establece la LOMCE, ya que "la finalidad es diagnóstica".

También ha dicho que habrá un único título de la ESO, tanto para quienes aprueben los cuatro cursos de esta etapa como para quienes hayan cursado FP Básica y sus profesores consideren que están en condiciones de solicitarlo.

La evaluación de Bachillerato será, como se había anunciado, sólo para acceder a la Universidad. Los alumnos se examinarán de las seis materias troncales de segundo y no de las de los dos cursos de la etapa, las universidades serán las que realicen estas pruebas como hasta ahora y se mantiene el distrito único.

La diferencia con respecto a la antigua Selectividad es que los contenidos se adaptan al currículo de la LOMCE y que el ministerio, según ha dicho su titular, tiene "más competencias sobre la matriz de la prueba.

"Se trata de lograr a través de un decreto ley los mismos objetivos de mantener los elementos básicos de la educación en España y dar tranquilidad a la comunidad educativa, a los docentes y a las familias", ha subrayado el ministro, que también ha indicado que está "convencido" de que este acuerdo es un paso "importante" de cara al pacto y que mientras se negocia en la Subcomisión parlamentaria, este texto garantiza "certeza" sobre las pruebas. "La coincidencia ha sido altísima", ha celebrado.

Preguntado por si estos cambios en torno a las 'reválidas' son compatibles con la LOMCE, el titular de Educación ha defendido que se mantiene "la idea de troncalidad" porque el Gobierno controla el 65% de los contenidos y también se respeta las competencias autonómicas en este sentido. "Eliminar la tensión era el buen camino", ha insistido para añadir que el camino hacia el pacto es "largo y con obstáculos" y las evaluaciones era "el primero de ellos".

El primero de los consejeros en comparecer antes del ministro ha sido el asturiano, Genaro Alonso, que ha calificado el acuerdo de "éxito sin precedentes", igual que la consejera andaluza, Adelaida de la Calle, que se ha celebrado el acuerdo alcanzado por "todos" como paso previo al pacto educativo, sobre el que se ha mostrado "muy optimista".

Cataluña y País Vasco

Menos conformes se han mostrado las responsables de Educación vasca y catalana, Cristina Uriarte y Meritxell Riuiz, respectivamente. La primera de ellas ha aplaudido que se haya aclarado el acceso a la Universidad con la prueba de Bachillearato, aunque ha pedido al ministro que saque de este decreto las de Primaria y ESO para que las regulen las propias comunidades autónomas.

La consellera catalana ha exigido al titular de Educación que elimine la disposición aadicional 38ª de la LOMCE que impone a la Generalitat pagar una plaza privada a los alumnos a los que se les garantice la escolarización en castellano en la red pública.

Sobre la petición de Cataluña, el ministro le ha manifestado su negativa porque el encuentro de hoy trataba sólo sobre las evaluaciones, pero se ha comprometido con la responsable de Enseñanza de esta comunidad a debatir este asunto en la Subcomisión parlamentaria para negociar el pacto educativo "en un ambiente tranquilo y no crispado".

Se retiran los recursos

Por otro lado, Méndez de Vigo se ha comprometido a retirar los recursos contra varias comunidades autónomas por la aplicación de la evaluación final de Primaria el curso pasado por considerar que vulneraron la LOMCE. Asimismo, ha dicho que varios consejeros autonómicos le asegurado que "harán lo propio" con los recursos presentados por sus gobiernos contra las 'reválidas'.

"En efecto, este ministerio ha dicho que va a retirar los recursos que presentó en su día contra algunas comunidades por la prueba de 6º de Primaria, como gesto de buena voluntad y las comunidades que han presentado algún recurso contra este ministerio han dicho que harán lo propio", ha subrayado.

Méndez de Vigo ha indicado que esta decisión se ha adoptado en aras al ambiente de "cooperación y de búsqueda de consenso". "También va a ayudar a la administración de justicia, que estará encantada de no tener que ocuparse de tantos recursos del Ministerio de Educación", ha concluido.

Comentarios