Jueves, 26 de Abril de 2018
El Tiempo

TRIBUNALES

¿Quién está detrás de la querella sobre el presunto asesinato de Emilio Botín?

El abogado que presentó ante los juzgados la conspiración para acabar con la vida del banquero revela que el querellante “está muy enfermo”, por lo que el proceso podría suspenderse si nadie continúa con la acción popular.

El expresidente del Banco Santander, Emilio Botín
El expresidente del Banco Santander, Emilio Botín

La actualidad informativa se vio convulsionada el pasado 31 de octubre por el artículo publicado por La Tribuna de Cartagena que apuntaba a un presunto asesinato de Emilio Botín. La querella presentada en el Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional de Madrid, recogida por el citado medio, dice textualmente que “Emilio Botín no falleció por un infarto en su domicilio de Somosaguas sino que fue asesinado en su propio despacho de la Presidencia del Banco de Santander de la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte”. El proceso judicial, aunque ha saltado a la actualidad informativa esta misma semana, “lleva mucho tiempo” en los juzgados, aunque no se le ha querido dar mucha notoriedad. Pero, ¿quién está detrás de la querella?

El abogado Carlos Javier Sánchez-Seco Vivar, que presentó la querella, no ha querido ofrecer muchos detalles del proceso, pero sí ha revelado que actualmente “está parado”. Asimismo, ha aclarado que fue interpuesta por un particular “en nombre de la acusación popular”, manteniendo en el anonimato a este querellante y en secreto el origen de la información que sostiene las acusaciones de dicha querella, dirigida entre otros a la actual presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, y a Paloma O’Shea, su madre y viuda de Emilio Botín, como integrantes de una conspiración para acabar con la vida del expresidente de la entidad financiera. 

El letrado también ha confirmado a eldiariocantabria la información sobre el contenido de la querella, y aunque no ha dado datos sobre la persona que ejerce la acusación particular, sí ha explicado que el motivo por el que el proceso judicial está paralizado actualmente es porque “el querellante está muy enfermo”. En este sentido, ha adelantado que todo puede quedar en nada, que incluso terminaría suspendiéndose en caso de fallecimiento. “O bien aparece alguien que quiera continuar con la acción popular o se suspende”, ha declarado.

Por otro lado, ha reconocido que “no sé por qué ha salido ahora a la luz” cuando el proceso lleva mucho tiempo en los juzgados. Tanto que, de hecho, la querella ya no se encuentra en la Audiencia Nacional, sino en el Juzgado de Móstoles, ya que la primera “se ha declarado incompetente” para valorar el caso “y nos ha remitido al competente”.

Comentarios