Lunes, 20 de Noviembre de 2017
El Tiempo

ANIMALES

WWF denuncia las batidas de lobos en Asturias ante los tribunales

Desde este viernes el Gobierno del Principado permitirá a los cazadores realizar batidas de lobos para erradicar a esta especie de un tercio del territorio de la región, algo que desde la organización WWF consideran una medida “indiscriminada, retrógrada e ilegal”.

Imagen que acompaña la denuncia de la WWF
Imagen que acompaña la denuncia de la WWF

El secretario general del Fondo Mundial para la Naturaleza WWF España, Juan Carlos del Olmo, ha anunciado que ha denunciado a la Fiscalía de Medio Ambiente las batidas indiscriminadas de lobos en un tercio de Asturias y ha solicitado la paralización cautelar de estas batidas, según informan desde La Voz de Asturias.

La WWF considera una medida “indiscriminada, retrógrada e ilegal” que, desde este viernes, el Gobierno del Principado permita a los cazadores realizar batidas de lobos para erradicar a esta especie de un tercio del territorio de la región.

Del Olmo considera que “es injustificable permitir y alentar la erradicación de una especie protegida de un tercio de Asturias por la alarma social

Del Olmo afirma que “la caza del lobo se desarrollará en esas zonas permanentemente sin limitación de cupo, una medida indiscriminada que supondrá la muerte de cualquier ejemplar y en cualquier momento del año, sin ni siquiera respetar la época de cría”.

“Autorizar batidas de lobos a manos de cazadores particulares, con el objetivo de erradicar a la especie de regiones enteras de Asturias, es un despropósito y un regreso al pasado. Volver a tratar al lobo ibérico como una alimaña a extinguir, como se hacía a mediados del siglo pasado, es impropio de una sociedad que se dice civilizada”, asegura el presidente de la WWF.

En este sentido, Del Olmo considera que “es injustificable permitir y alentar la erradicación de una especie protegida de un tercio de Asturias por la alarma social, como ha mantenido estos días el Gobierno del Principado”. Por ello, desde la organización piden al presidente del Principado, Javier Fernández, que desautorice estas batidas “e impida este gravísimo retroceso en las políticas ambientales de Asturias”.

La petición de WWF ya ha sido ratificada por más de 12.500 personas en menos de 48 horas, según han informado desde la organización.