Viernes, 24 de Noviembre de 2017
El Tiempo

POLÍTICA

Cantabria protegerá por ley a los denunciantes de corrupción

Unanimidad en el Pleno del Parlamento autonómico para tramitar la proposición de ley de Cs, si bien el contenido de la iniciativa ha recibido diversas críticas desde el Ejecutivo y el resto de grupos parlamentarios, entre ellas que solo protege a aquellos denunciantes que sean empleados públicos.

Cantabria tendrá una ley para proteger a los denunciantes de corrupción
Cantabria tendrá una ley para proteger a los denunciantes de corrupción

El Parlamento de Cantabria tramitará una ley para proteger a los denunciantes de corrupción después de que el Pleno haya aprobado tomar en consideración una proposición de ley impulsada por Ciudadanos (Cs) en este sentido y que, no sin algunas críticas, ha recibido el apoyo de todos los grupos con representación en la Cámara que han subrayado la necesidad de mejorar su contenido para que cumpla con el objetivo que persigue y no sea solo un "brindis al sol".

El Gobierno también ha avalado la toma en consideración de la iniciativa, al considerar que es "bienintencionada", aunque cree que debe ser objeto de una "modificación integral" o "sustancial" ya que, a su juicio, "adolece de defectos importantes" y considera que, tal y como está planteada, va a contribuir "poco" a luchar contra la corrupción, según ha expuesto el consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra (PRC).

La proposición de ley de Cs, defendida este lunes en el Pleno por su único diputado, Rubén Gómez, ha contado con el respaldo unánime de la Cámara regional a la hora de votar pero su contenido ha recibido diversas críticas del Ejecutivo y desde todos los grupos parlamentarios.

El PSOE cree que Cs busca "colocarse una medalla", "la fotografía y el titular"

Además, todos los grupos han cuestionado también las intenciones de la formación naranja al plantearla. Así, el PP ha opinado que con esta iniciativa, Cs busca "rédito político" y "ponerse medallas", algo que también cree el PRC, que considera que Cs busca "apuntarse tantos".

El PSOE también cree que Cs busca "colocarse una medalla", "la fotografía y el titular" y el diputado del grupo mixto Juan Ramón Carrancio, ex de Ciudadanos, cree que con ella "se está haciendo política para la galería".

En esta línea, el consejero de Presidencia y Justicia, ha alertado también de que si no se modifica de forma "sustancial" será una ley que servirá solo para "quedar bien de cara a los ciudadanos" y constituirá un "brindis al sol" y no un "auténtico instrumento que sirva como elemento más de lucha contra corrupción".

PROTEGER A TODOS LOS CIUDADANOS

Podemos ha opinado que, para que la ley pueda "cumplir con sus objetivos" y no ser solo una "herramienta de marketing", necesita ampliar su ámbito de aplicación para no limitarlo solo a los empleados públicos, como se planteaba en la iniciativa de Cs, sino al resto de ciudadanos.

El diputado de Podemos Alberto Bolado ha criticado que la proposición de ley de Cs "solo" plantee proteger a aquellos denunciantes que sean empleados públicos y "excluya a todos los demás" cántabros. "¿Qué ocurre con estas personas? ¿No son merecedoras de toda la protección?", ha preguntado.

Podemos ha criticado que la proposición de ley de Cs "solo" plantee proteger a aquellos denunciantes que sean empleados públicos

Con esta postura de Podemos también ha coincidido el PRC, que se ha comprometido a "trabajar" en la fase de enmiendas para conseguir una "buena ley", y no la "chapuza" que, a su juicio, ha planteado Cs, y que "sirva realmente para lo que se pretende" y proteja a "todos" los ciudadanos, sean empleados públicos o no, según ha dicho su portavoz, Pedro Hernando.

El PP, por su parte, ha asegurado "no estar de acuerdo" que la proposición de ley de Cs se limite al ámbito público y reclama que también se circunscriba al privado.

El consejero también se ha preguntado por qué la iniciativa de Cs solo busca proteger a los empleados públicos y no solo a los ciudadanos. Y es que, según ha dicho, tanto los funcionarios como el común de los ciudadanos tienen el deber de denunciar si aprecian que podría ser constitutivo de delito.

DUDAS DEL GOBIERNO

Esta no es la única pega que el Gobierno ha puesto a esta proposición de ley planteada por Cs, que le genera "dudas" y cree que si no se modifica en fase de enmiendas puede ser un "brindis al sol" como, a juicio de De la Sierra, ha ocurrido en la "mayoría" de comunidades que, con distintos enfoques y medidas, ha legislado en este punto y ha tenido un "resultado práctico prácticamente nulo".

El Gobierno considera que ésta "vulnera procesos ya existentes", "ignora procedimientos ya existentes"

Entre otras críticas a la proposición de ley de Cs, el Gobierno considera que ésta "vulnera procesos ya existentes", "ignora procedimientos ya existentes" y, en algunos caso, "plantea soluciones insuficientes" en unos casos e "innecesarias" en otros.

La postura del consejero ha sido criticada por Podemos, que ha considerado "demagógicas" las palabras de De la Sierra y cree que el Gobierno, más que contribuir a mejorar el texto, quiere poner "palos en las ruedas".

Además, el podemita Alberto Bolado ha reprochado al Gobierno esta postura cuando, a su juicio, no ha hecho "absolutamente nada" en concreto para luchar contra la "lacra" de la corrupción.

Aunque Podemos considera que con esta ley se va por el "buen camino", sí reconoce que el texto es "manifiestamente mejorable".

“INNECESARIA” PARA EL PRC

El partido del consejero, el PRC, ha apoyado la toma en consideración, los regionalistas creen que es una ley "innecesaria" ya que considera que, a diferencia que en otras comunidades, en Cantabria no ha una corrupción "ni generalizada" y tampoco "aislada", solo "casos puntuales" que se circunscriben a Castro Urdiales, a una época concreta y que ya están siendo juzgados.

"En Cantabria, por mucho que a muchos les gustaría enarbolar esa bandera, la corrupción no existe ni ha existido", ha defendido el portavoz regionalista, Pedro Hernando.

Los regionalistas creen que es una ley "innecesaria" ya que en Cantabria no ha una corrupción "ni generalizada" y tampoco "aislada"

El PSOE, el otro grupo que sustenta al Gobierno bipartito, también ha apoyado la proposición de ley de Cs pese a considerar que es llamar la atención de que se trata de una iniciativa "enlatada" de la formación naranja que ha presentado tanto en el Congreso de los Diputados como en otras comunidades.

Así, el portavoz de los socialistas en el Parlamento, Víctor Casal, se ha preguntado por qué Cs no espera a que se apruebe la normativa nacional.

Además, ha afeado al diputado de Cs que no haya dado la oportunidad al resto de grupos de abordar de forma conjunta y con "consenso" la elaboración de esta ley.

EL PP PIDE ESPERAR

El PP se ha mostrado de acuerdo en tramitar una ley que proteja a los denunciantes de corrupción pero cree que "lo más prudente", "responsable" y de "sentido común" es esperar a que se apruebe la ley nacional que marque las cuestiones básicas para después trasponer la norma a Cantabria. "Hagámoslo juntos, hagámoslo bien", ha pedido la diputada Isabel Urrutia.

Por su parte, el diputado del grupo mixto Juan Ramón Carrancio ha apoyado la toma en consideración de esta proposición de ley planteada por su ex compañero de partido pese a considerar que "no deja de ser una copia más o menos afortunada de la que se está tramitando en el Congreso y que en la actualidad está siendo enmendada en comisión parlamentaria".

Tampoco ve muy claro el interés que prevé la proposición de ley de Cs de crear una autoridad específica para este asunto, "como si no se confiara en el poder judicial". Además cree que muchas cuestiones que debería abordar esta ley "se escapan" de las competencias de la comunidad.

Sin embargo, ha asegurado que apoyaba su toma en consideración para "no facilitarle el juego a Ciudadanos y que no sea utilizada torticeramente como arma arrojadiza, acusando a todos los demás de no querer frenar la corrupción.

Además cree que, aun con "limitaciones", cree que ello podría servir "de acicate para no demorar mas de lo necesario su tramitación en el Congreso de los Diputados", que es la que, a su juicio, "de verdad será eficaz".

Una vez aprobada su toma en consideración por el Pleno, la proposición de ley será remitida a la comisión parlamentaria correspondiente para abrir un periodo de comparecencias y, posteriormente, el de presentación de enmiendas. Sin embargo, no se admitirán aquellas enmiendas a la totalidad o que postulen su devolución.