Domingo, 19 de Noviembre de 2017
El Tiempo

POLÍTICA

Las cuentas contemplan una única anualidad de Valdecilla por “prudencia”

El Gobierno argumenta que solo ha incluido 22 millones de euros correspondientes a una de las tres partidas pendientes ante la falta de garantía del Gobierno de Rajoy para responder por esas cantidades en el presupuesto del Estado.

Vista del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla
Vista del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla

El Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) ha consignado en el capítulo de ingresos del presupuesto de 2018 una única anualidad de Valdecilla por importe de 22 millones de euros, de las tres pendientes, por un criterio de "prudencia" ante la falta de garantía de que el Gobierno de Rajoy "responda con esas cantidades" en el presupuesto del Estado de 2018.

Así lo ha señalado este lunes el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, en la rueda de prensa posterior a la aprobación y registro del proyecto de ley de presupuestos para 2018 en el Parlamento.

Sota ha explicado que el presupuesto se ha elaborado en un contexto "excepcional" a nivel nacional, por la prórroga de los presupuestos del Estado.

"Esperemos que esa dotación sea mayor", ha dicho Sota, quien ha recalcado que el Gobierno regional "no renuncia" a los 22 millones correspondientes a 2016

En ese sentido, ha explicado que el hecho de que el Gobierno no haya presentado los PGE de 2018 "por falta de apoyos" para sacarlos adelante en el Congreso, es un "hándicap" que impide conocer información importante como el aumento salarial de los funcionarios, la tasa de reposición de personal o transferencias finalistas como la correspondiente a las obras de Valdecilla, la Fundación Comillas, las políticas activas de empleo o la aplicación de la Ley de Educación.

Ante este escenario, el bipartito ha optado por ser "prudente" y consignar como ingresos "una única anualidad" de Valdecilla, "y no las tres que nos deben", porque "no tenemos la seguridad de que el Gobierno de España corresponda con esas cantidades en el presupuesto de 2018".

"Esperemos que esa dotación sea mayor", ha dicho Sota, quien ha recalcado que el Gobierno regional "no renuncia" a los 22 millones correspondientes a 2016, "porque estaba en el presupuesto y sin ningún tipo de razón nos la quitaron". El bipartito también reclama la anualidad de 2017, que ni siquiera figuró en los PGE.

El Gobierno PRC-PSOE no ha consignado ningún ingreso para 2018 por el convenio de la Fundación Comillas. Y en el caso del salario de los empleados públicos para 2018, que tampoco se conoce, ha previsto un aumento del 1,5%.

CRÍTICA A FOMENTO

Durante su exposición sobre el contexto económico actual y la evolución de los distintos sectores, Sota ha criticado el "mal comportamiento" de la aportación del Ministerio de Fomento a la licitación pública en Cantabria, con 6,7 millones de euros de enero a agosto, un 32% menos que en el mismo periodo del año pasado.

"Aunque tengamos al ministro de Fomento -Íñigo de la Serna- todos los fines de semana por aquí, una cosa son los anuncios infográficos y otra cosa es la realidad", ha afirmado.

Por otro lado, Sota ha detallado los objetivos de estabilidad presupuestaria a los que debe responder el presupuesto de 2018. El objetivo de déficit es del 0,4% del PIB (dos décimas menos que en 2017) y la regla de gasto del 2,4%, ambos iguales para todas las comunidades autónomas, a diferencia del objetivo de deuda, que en el caso de Cantabria se sitúa en el 22,7% del PIB.

El consejero ha destacado que la deuda de Cantabria, que se sitúa en 3.025 millones de euros según el último dato conocido, está por debajo de la media nacional.

Y ha puntualizado que el último informe de la AIReF señala que Cantabria está en condiciones de cumplir los objetivos de estabilidad presupuestaria, y que también cumpliría el objetivo de déficit "incluso en un escenario de crecimiento del 2,3%" del PIB, pese a que el crecimiento de la economía regional ha sido de un 2,8% interanual en el segundo trimestre de 2017.

INGRESOS

El presupuesto de Cantabria para 2018, que asciende a 2.729 millones de euros, crece un 4,91% respecto al del presente ejercicio. Ello equivale a unos 100 millones de euros más de ingresos, de los que 20 proceden de la reforma fiscal, y 79,3 millones de los ingresos procedentes del sistema de financiación autonómica (entregas a cuenta y liquidación de 2016), que aumentan un 4,6%, hasta un total de 1.788,6 millones.

Ello repercute en los capítulos de impuestos directos e indirectos del presupuesto de ingresos, que crecen un 4,78% y un 4,66%, hasta 563 y 882 millones, respectivamente. Sota ha explicado que pese a que las tasas y precios públicos suben de media un 1,5%, los ingresos por este concepto bajan un 3,5% por el descenso de las tasas universitarias o las bonificaciones del canon del agua.

Las transferencias corrientes aumentan un 10,7%, hasta 642 millones, y el Fondo de Cooperación Local sube "en igual proporción" como reflejo, según el consejero, de la "apuesta" por las entidades locales. Las transferencias de capital se incrementan un 15,8%, hasta 64 millones.

Los ingresos patrimoniales bajan un 37,3%, hasta 13,7 millones, y los procedentes de la enajenación de inversiones reales un 89,5%, quedando en 1,3 millones.

Ello se debe a que el Gobierno ha renunciado a incorporar de nuevo como posible ingreso la venta de edificios como la Quinta Labat o la residencia La Pereda, no sólo porque las anteriores subastas quedaron desiertas, sino también, ha dicho Sota, por la anulación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Santander, que afecta a la calificación urbanística de algunos de estos inmuebles, lo que genera "inseguridad jurídica".