Domingo, 19 de Noviembre de 2017
El Tiempo

POLÍTICA

El Gobierno cree que la labor de De la Serna como ministro "no puede ser más pobre" para los cántabros

El Ejecutivo liderado por Miguel Ángel Revilla ha denunciado, a través de un comunicado, que "el ministro de Fomento prefiere actuar como la voz de su amo (Mariano Rajoy), en lugar de ejercer como cántabro y pelear para poner fin a esa situación intolerable"

Además, ha criticado que los presupuestos aprobados hasta ahora han sido "de los más paupérrimos y restrictivos" para la Comunidad.

En el comunicado también se informa de que Revilla "no cejará en su denuncia hasta que el Estado pague lo que debe y atienda las necesidades de Cantabria"

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna

El Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) ha considerado que el primer año de Iñigo de la Serna (PP) como ministro de Fomento "no puede ser más pobre" para los cántabros, ya que ni "ha puesto en marcha nada", ni su presencia en el Consejo de Ministros ha contribuido "en nada" a favorecer la inversión y el cumplimiento de los compromisos "reiteradamente incumplidos".

El Gobierno regional ha denunciado que De la Serna prefiere actuar como la voz de su amo, en lugar de ejercer como cántabro y pelear para poner fin a esa situación intolerable

El Ejecutivo autonómico, en un comunicado, ha criticado además que los presupuestos aprobados hasta ahora han sido "de los más paupérrimos y restrictivos" para la Comunidad Autónoma, con recortes "sangrantes" en las partidas para infraestructuras e "incumplimientos imperdonables", como la supresión de las cantidades prometidas para la financiación del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

"Desde la llegada de Mariano Rajoy a la Presidencia, el Gobierno de España no sólo ha dejado de invertir, sino que ni siquiera paga lo que debe a Cantabria, y el ministro de Fomento prefiere actuar como la voz de su amo, en lugar de ejercer como cántabro y pelear para poner fin a esa situación intolerable", ha denunciado.

El Gobierno cántabro ha lamentado por ello que quien fuera alcalde de Santander "anteponga sus propias ambiciones políticas a los intereses generales de la Comunidad Autónoma a la que dice representar y defender".

Finalmente, y frente a esa "dejación egoísta" del ministro de Fomento, ha recalcado que el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, "no cejará en su denuncia hasta que el Estado pague lo que debe y atienda las necesidades de Cantabria, de la misma forma que atiende las de otros territorios".

"Por más que le pese a Rajoy y a De la Serna, ni el presidente ni el Gobierno de Cantabria van a tolerar que continúe el agravio que están sufriendo los cántabros a manos del Estado, por lo que utilizarán todas las medidas a su alcance, incluidas las judiciales, para poner fin a esta injusticia", ha concluido el Ejecutivo su comunicado.