Sábado, 16 de Diciembre de 2017
El Tiempo

POLÍTICA

Pimentel augura “nuevas elecciones” porque el rechazo de la reforma de la estiba marca “el principio del fin de la legislatura”

El que fuera ministro de Trabajo y Asuntos Sociales con José María Aznar considera que la propuesta del Gobierno de Rajoy, “muy razonable”, se tumbó “por castigar” al Ejecutivo.

El exministro Manuel Pimentel, en una imagen de archivo
El exministro Manuel Pimentel, en una imagen de archivo

El rechazo del Parlamento al Decreto Ley con el que el Gobierno de Mariano Rajoy pretendía reformar el sector de la estiba ha puesto de manifiesto la debilidad del Ejecutivo en minoría y las dificultades que se encontrará para poder sacar adelante sus iniciativas. Dificultades que han puesto el foco en la posibilidad de que la legislatura termine antes de tiempo. Varias voces están planteando nuevas elecciones, entre ellas la del exministro Manuel Pimentel, que este viernes ha opinado en Santander que lo ocurrido con el rechazo a esta reforma marca "el principio del fin de la legislatura" y "huele a nuevas elecciones".

A su juicio, el decreto presentado por el Ministerio de Fomento para liberalizar el sector, en cumplimiento de la normativa europea, era "muy razonable" y se echó para atrás únicamente por "castigar" al Ejecutivo de Rajoy y demostrar que no tiene la mayoría absoluta.

En este sentido, ha destacado el "componente político" del asunto, puesto que no se trata del convenio colectivo del sector sino de la libertad de contratación, ha subrayado. Ha insistido en que el Gobierno presentó una norma "muy razonable", y que no haya prosperado es "una pésima noticia" y da "mala imagen a Europa" de la sociedad española, que parece rechazar la libertad de contratación y querer mantener "unos privilegios" que "no van con los tiempos", ha advertido.

Que no haya prosperado es "una pésima noticia" y da "mala imagen a Europa" de la sociedad española, ha afirmado Pimentel

Ahora, el Gobierno deberá elaborar un nuevo decreto ley que, ha vaticinado, probablemente se debatirá junto con los Presupuestos Generales del Estado para 2017. Un Ejecutivo que "lo hace bien" pero que legisla en una aparente "Pax Romana", tal como este jueves evidenció la votación del Congreso.

"Ojalá salgan adelante los presupuestos", ha deseado el también editor, que ha mantenido que si no se van a aprobar, deberían convocarse elecciones para que el Gobierno tenga "mayor estabilidad". "Nos vendría bien aprobar unos presupuestos razonables porque eso nos permitiría crecer", ha defendido el consultor, que ha insistido en que la estabilidad política permitiría a España crecer este año y el próximo a un ritmo del 3%.

En este sentido, ha dicho que, con un PSOE "que está como está"; un Podemos que "ni está ni se le espera"; y un Ciudadanos "que tendría que ir al psiquiatra para entender sus vaivenes", la situación huele "a nuevas elecciones".

El exministro de Trabajo y Asuntos Sociales en el primer Gobierno del 'popular' José María Aznar se ha pronunciado así en la conferencia 'Economía, empleo y política en la España de hoy' que ha ofrecido este viernes en Santander, en el Foro Económico de El Diario Montañés, donde se ha referido a la buena perspectiva económica del país a pesar de la incertidumbre a corto plazo.

España, ha dicho, está creciendo de forma "real e intensa" y va saliendo de la crisis; y aunque todavía "hay preocupación", si se mantiene el crecimiento para este año, la sociedad comenzará a percibirlo, se creará empleo y "volverá a meterse en la onda expansiva".

Ha asegurado que la sociedad española ha sabido aprovechar las oportunidades de la crisis "secular" de 2007 y se ha abierto al mundo, y "a poco que nos dejemos, vamos a seguir creciendo". Por eso, se ha mostrado "bastante optimista" con el futuro nacional a corto plazo, aunque ha advertido que la incertidumbre política puede tener consecuencias muy negativas. "Ojalá se mantenga la Pax Romana", ha deseado.

Aquí se ha referido al problema de Cataluña, donde "una fracción ha sembrado odio" hacia España, país que hasta el momento ha estado "tolerando y respetando" la situación. Pimentel cree que quienes amenazan con la secesión y con aprobar una norma de "desconexión" del país "irán para adelante", con lo que el Estado "tendrá que actuar con todas las consecuencias" y adoptar medidas que para ser efectivas necesitarán de un "amplio respaldo social".

Cambios

Por otra parte, el ingeniero agrónomo y abogado ha afirmado que la globalización económica ha tratado "sorprendentemente bien" a España, que ha "sabido jugar sus cartas, pero ha advertido que se aproxima un cambio "fuerte" de paradigma, que, unido a la aceleración de la revolución tecnológica, darán lugar a nuevas demandas de la sociedad digital.

Como ejemplo, ha afirmado que protestas como la de este jueves de los taxistas de Madrid y Barcelona por las políticas del sector que permiten la competencia de servicios de alquiler con conductor no se solucionan con más regulación. "No es el camino", sino que su solución deberá abordarse "entre todos", ha sostenido.

Pimentel también se ha referido al diálogo social, que a su juicio ha sido "bastante responsable" durante la crisis, que ahora "se va a hacer de otra forma", y que ya demanda una subida salarial. En este sentido, ha subrayado que España tiene salarios inferiores a la media europea, pero también una mayor rigidez en la contratación y menor productividad, lo que abre un campo muy importante para la negociación colectiva.