Domingo, 24 de Junio de 2018
El Tiempo

POLÍTICA

Solicitan al Parlamento de Cantabria su apoyo contra los peajes de la AP-6, AP-51 y AP-61

Señal que indica la AP-6
Señal que indica la AP-6

La Plataforma Ávila Libre de Peajes ha realizado una petición en la que insta a los grupos del Parlamento de Cantabria a que presenten una moción de apoyo a la Proposición no de Ley sobre la retirada del peaje en las autopistas AP-6, AP-51 y AP-61, la cual fue aprobada en febrero de este año en el Parlamento Autonómico de Castilla y León con el apoyo de las mayoría de los grupos políticos.

Para la Plataforma esta petición “está justificada” ya que una parte del tráfico por carretera que se desplaza desde Cantabria a otras partes de España “pasa también por la Autopista de peaje AP-6”.

Es por ello que exigen “su liberación”, dado que las “consecuencias” de tales peajes “son una clara discriminación entre territorios y un alto riesgo en la seguridad vial”, al tener que utilizar vías alternativas “obsoletas y peligrosas” por quienes no pueden hacer frente a “la sangría de los peajes”. Para la Plataforma Ávila Libre de Peajes, esto supone “un  impuesto añadido por circular en condiciones de seguridad”.

Para la Plataforma existe una clara discriminación entre territorios y un alto riesgo en la seguridad vial

En su escrito también recuerdan que en el año 2010 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (Sentencia de 22 de abril de 2010 de la Sala Cuarta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea TJUE/2010/111), dictaminó en sentencia firme la ilegalidad de la concesión del contrato de las obras y la ampliación del peaje para la construcción, conservación y explotación del paquete de autopistas de peaje: AP-6 (Villalba-Adanero), su conexión a Segovia (AP-61) y su conexión a Ávila (AP-51), por lo que la Comisión Europea sancionó a España por vulnerar la normativa de contratación pública Europea.

La Plataforma Ávila Libre de Peajes cree que el único “peaje legal” de estas autopistas venció el pasado 29 de enero de 2018, “tras 50 años de la única concesión legal”, y que desde esa fecha la gestión de las mencionadas autopistas “debería haber pasado directamente al Estado y ser gratuitas”.

Así, piden al Parlamento cántabro “el máximo consenso posible para esta iniciativa”, tal y como ocurrió en la PNL aprobada en el Parlamento castellanoleonés.

Asimismo, y en el caso de que la moción saliese adelante, solicitan que el Gobierno de Cantabria “haga llegar al Gobierno de España el citado apoyo de ese Parlamento a esta Proposición y su cumplimiento por parte del Ejecutivo nacional”.