Domingo 22.07.2018

Torrelavega y el Museo de Prehistoria de Cantabria

Se nos ha transmitido a la ciudadanía la llegada de este Museo a Torrelavega como una especie de maná que vendrá a solucionar todos nuestros problemas. Revisando la hemeroteca se puede verificar que en su primer año de funcionamiento (junio de 2013 a junio de 2014) el número de visitantes fue de 26.000 personas.

Desde hace ya varios días en Torrelavega se viene comentando la posibilidad de establecer en La Lechera la sede del Museo de Prehistoria de Cantabria. Se viene presentando como un anhelo, como un sueño que podría ser un revulsivo para Torrelavega y sus habitantes, incluso como un modo de saldar la “deuda histórica” entre Torrelavega y Santander. En fin, una serie de incongruencias vertidas en medios de comunicación y redes sociales.

Se nos ha transmitido a la ciudadanía la llegada de este Museo a Torrelavega como una especie de maná que vendrá a solucionar todos nuestros problemas. Craso error. Craso error, y lo peor, síntoma del estilo de gobierno en el Ayuntamiento de Torrelavega, sin visión a largo plazo, sin planificación, y sobre todo, sin ilusión.

Parece como si este Museo fuera una especie de moneda de cambio para saldar desagravios pasados

¿Alguien se ha preguntado cuantos visitantes ha tenido el Museo de Prehistoria de Cantabria en su sede de Santander? ¿Alguien se ha preguntado de dónde procedían los visitantes? Revisando la hemeroteca se puede verificar que en su primer año de funcionamiento (junio de 2013 a junio de 2014) el número de visitantes fue de 26.000 personas, y que durante los primeros seis meses de funcionamiento prácticamente el 70% de los visitantes fueron cántabros. Incluso el anterior Gobierno autonómico se marcó el objetivo de alcanzar las 100.000 visitas, “potenciando para ello la visita de escolares”. Como referencia, el Museo de Altamira tuvo en 2015 más de 260.000 visitantes.

Estos datos, fácilmente accesibles, nos ponen de manifiesto que el impacto económico de la instalación del Museo de Prehistoria en Cantabria, sería, cuanto menos, moderado. Es por ello, que UPYD Torrelavega ha pedido a través de nota de prensa que antes de reclamar dicha instalación hay que conocer los detalles económicos, planes de viabilidad, gastos en adecuar La Lechera para ser sede y demás estudios. En resumen, conocer si traer el Museo a Torrelavega no va a acabar costando dinero a los torrelaveguenses en lugar de generar riqueza.

Otro aspecto que llama la atención es la escenificación de esa disputa soterrada entre Torrelavega y Santander que, como el Guadiana, aparece y desaparece. Parece como si este Museo fuera una especie de moneda de cambio para saldar desagravios pasados. De nuevo, craso error. UPYD Torrelavega siempre ha estado y estará a favor de reconocer a Torrelavega como segunda ciudad de Cantabria, cabeza de comarca, que merece, por tamaño e historia ser sede de edificios de la Administración Autonómica. Por tradición e historia, al menos debieran estar en Torrelavega la Consejería de Industria y la Ganadería. Pero ese es otro debate.

Para finalizar, desde UPYD en Torrelavega reclamamos al Equipo de Gobierno, así como al resto de la Corporación Municipal, que se luche, se pelee y se reclame por la instalación en Torrelavega de empresas que generen empleo y riqueza, que se trabaje por llenar nuestro Polígono Industrial y por el futuro que se va a construir, que se dé una solución al problema de las vías de FEVE. Que se solucionen los problemas de la gente de a pie y que llevan años enquistados en nuestra población. Es ahí donde encontrarán a UPYD.

Torrelavega y el Museo de Prehistoria de Cantabria
Comentarios