Domingo 22.07.2018
La Opinión de
Miguel del Río Nací en Santander (Cantabria), el 29 de noviembre de 1960. Diplomado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona y Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Empecé a trabajar como periodista en la Agencia Efe de Santander (1985). Seguí como Redactor del Diario Alerta (1986/1987), donde trabajé en las secciones de Local y Región, y donde me encontré con periodistas de la talla de Jesús Delgado, José Ángel San Martín, Juan González Bedoya, Higinia Aparicio, Pablo Hojas o Jesús Hoyos Arribas. Conseguí mi primer trabajo como periodista en un importante periódico por llamar de madrugada para informar sobre un grave accidente de circulación que provocó parar la rotativa para meter en portada aquel suceso. En la primavera de 1987 cubrí los sucesos de Reinosa, que tuvieron una repercusión nacional e internacional. Durante este mismo periodo fui corresponsal de la Agencia Europa Press. De 1986 a 1988 trabajé en RTVE en Cantabria como corresponsal, y entre los años 1987 y 1988 fui Redactor-Jefe de Radio Minuto-El País, en la emisora que la Asociación de la Prensa de Cantabria tiene en la Calle Cádiz de Santander. Como profesor, vengo desempeñado una intensa actividad hasta la actualidad. Soy miembro de la Junta Directiva de la Asociación de la Prensa de Cantabria. Miembro de la Sociedad Cántabra de Escritores. Fui Vocal en la Comunidad Autónoma de Cantabria de la Asociación Española de Protocolo (AEP). Presidente de la Asociación Cántabra de Protocolo (ACP), fundada por mí en 1988. Miembro del Comité Organizador del 5º Congreso Internacional de Protocolo (Palma de Mallorca, 2001), que periódicamente cuenta con la asistencia de especialistas en Relaciones Públicas, Comunicación y Protocolo en todo el mundo. Funcionario de carrera del Parlamento de Cantabria donde desempeño el trabajo de Jefe del Servicio de Relaciones Institucionales y el de Jefe (en funciones) del Servicio de Comisiones y Órganos Superiores. Desde el año 1987-2004 ha venido dirigiendo también el Gabinete de Comunicación del Parlamento de Cantabria. Me considero periodista y escritor. Mi blogger es www.migueldelrio.es Cuento con una amplia obra en comunicación de la que destaco los siguientes libros con los que se trabaja en diferentes universidades españolas. “Introducción al Protocolo. Estudios prácticos sobre organización de actos públicos”. (Manual Profesional 1998). Agotado. “Gabinetes de Prensa. La Comunicación en las Instituciones y en las Empresas”. “Protocolo. Manual práctico para conocer las normas de protocolo de uso diario”. Manual de protocolo de los Colegios Médicos de España. Manual de protocolo Colegios Profesionales. “Manual para Comunicar Bien. ¿Vas a publicar lo que te he enviado?”. “Abecedario gráfico de comunicación y organización de eventos. Protocolo a la Vista”. Presidente y uno de los fundadores del Club de Prensa Pick-Tenis de Santander (www.www.clubdeprensapicktenis.com) Miembro de CEDRO. He publicado más de 700 artículos de opinión en El Diario Montañés (Grupo Vocento), donde he venido colaborando durante quince años. Durante 12 años fui columnista de opinión diario en diferentes emisoras de Radio como Cope Cantabria y Punto Radio Cantabria. He sido articulista en revistas técnicas como “Mujeres Siglo XXI” o “Revista Piquio Magazine”. En la actualidad, soy columnista del Periódico “Nuestro Cantábrico”, del diario digital www.populartvcantabria.es con la columna “Oído Cocina“ y de la revista “Vivir en Cantabria”.

Yes, negados para el inglés

En España se hereda de padres a hijos el desinterés por hablar, al menos, otro idioma. Antes se recomendaba para convivir dentro de un mundo global, en el que la economía diserta mucho en inglés, francés y alemán. Hoy estas lenguas mandan también en Internet y redes sociales, mientras nuestra sociedad se hace cada vez más pequeña de miras por asumir, sin más, que no se le da bien eso de ser bilingüe.  

A lo que se pueda aplicar el VAR

El VAR o videoarbitraje pretende garantizar la pureza de un juego como el fútbol, evitando errores que deriven en un final del partido injusto. Esta es la clave: aplicar la tecnología en busca de la verdad. Caben las hipótesis de una adaptación futura de este invento a otros campos de la vida. Imaginemos un VAR para la política, para la economía o para  cortar el paso al ejército de injuriadores que hay en Twitter. Por ganas que no quede. 

Llámame presidente

No somos del todo precisos cuando los adultos criticamos la mala educación de los jóvenes. Hablo de saber comportarse en sociedad, y de señalar con el dedo a un mal sistema educativo que asumimos, olvidando el papel fundamental de las familias a la hora de transmitir modales. En todo lo que sucede a nuestro alrededor, bueno o malo, el componente educativo es esencial. Dentro de la maltrecha Europa, el presidente francés, Emmanuel Macron, que no “Manu”,  acaba de dar un buen ejemplo de cómo recuperar el respeto perdido.

Unos por otros, la casa sin barrer

En un mismo día nos podemos quedar sin seleccionador de La Roja y sin ministro de Cultura y Deporte. Somos una democracia robusta, aunque  últimamente nos ocurren cosas que solo provocan perplejidad interior y exterior. Más nos valdría releernos la cartilla, y dejar de marear sobre las formas adecuadas en que se debe fichar a un entrenador, dejar un cargo o explicar mediante a un vídeo el sí a la oferta de un club y no a la de otro.

La banca digital se olvida de los clientes

Con el avance siempre hay debate cuando unos lo disfrutan y otros no. Alardeamos de que todo sea digital, pero a la pobreza y estrecheces se ha sumado poseer móvil y ordenador con los que poder acceder a los nuevos servicios. Todo se hace inteligente, menos ganar el dinero. Muy a nuestro pesar, cada vez es más difícil recuperarlo, con miles de oficinas y cajeros bancarios que desaparecen, sin previo aviso de concienciación y alternativas.

El regreso de Cantabria a la identidad industrial

Los jóvenes se marchan mientras los padres nos hacemos a la idea de que nuestros hijos van a trabajar fuera del territorio en que han nacido y quieren vivir. El conformismo se ha impuesto por encima de inculcar región y apostar por ella poniendo en marcha ideas y proyectos. Antes lo hicieron otros, y por eso hay que rescatar aquella identidad industrial que nos legaron grandes nombres de la empresa cántabra, que siempre creyeron en nuestras posibilidades de crecimiento y prosperidad.

Los españoles ante la España del 18

Los españoles no estamos hechos de la misma pasta que los italianos, a la hora de vivir inmersos en constantes crisis políticas o de gobernabilidad. Puede que los cambios que se avecinan nos lleven a  escenarios hasta ahora desconocidos. En todo caso, cabría esperar de todos los partidos la adopción de los necesarios reajustes en el sistema para abordar nuevos tiempos, sin perder nunca de vista que lo principal son los problemas y demandas ciudadanas, que crecen, para vivir mejor de lo que lo hacemos ahora.

¿Ética, dónde andas?

Aunque no se la cita de habitual, la cuestión ética resulta primordial para terminar de una vez por todas con comportamientos que los ciudadanos deploramos. No debería caber duda alguna sobre lo que es hacer algo que está mal y perjudica a lo colectivo, pero vivimos en un país en el que las falsas interpretaciones distorsionan lo que, a todas luces, es nada más que la verdad. Y ahí entra el periodismo para denunciarlo.

Dedicado a Tom Wolfe.

Cuando el adversario habla inglés

Europa se siente cada vez más traicionada por Estados Unidos. Antes formaban un bloque político-económico que se diluye, aunque la mayoría de los ciudadanos vivamos sin notarlo (aún), preocupados más por los problemas cercanos que los lejanos. Razonable pensamiento que debe contribuir a desenterrar el viejo espíritu europeo, aunque sea a costa de enemistarse con el país que nos ha venido dirigiendo, en inglés, desde el final de la última gran guerra. 

José María Iñigo en pantalla

El gran periodista que fue Kapuscinski mantenía que los cinco sentidos del buen comunicador son estar, ver, oír, compartir y pensar. No se si José María Iñigo, con el largo bagaje que tenía, llegó a entrevistar al escritor y poeta bielorruso, pero se le pueden aplicar sus pensamientos como un profesional querido y admirado que nos acaba de dejar. Lo he visto otras veces: cuando son buenos referentes, difícilmente se olvidan, entre otras cosas, porque José María Iñigo ya forma parte de la historia del periodismo español y sus grandes maestros. ​

La libertad a veces no es elegante

7 de julio de 2016, San Fermín. Cae la noche en Pamplona camino de la madrugada. Una “Manada” de cinco animales con dos patas acorrala y viola a una joven de 18 años en un oscuro portal de una céntrica calle de la ciudad. Amanece en un país que grita una vez más “basta ya”. Dos años después llega la sentencia. Las calles se han vuelto a llenar de manifestaciones que reiteran el machismo rampante de una sociedad que habla de igualdad, a la vez que pide distinguir entre abuso sexual, agresión y violación.

El talón de Aquiles del mundo

A la injusticia solo la frena los valores morales que bien apliquemos los hombres y mujeres del mundo. Los países más pobres tienen los mejores recursos naturales, pero son los ricos los que disfrutamos de los beneficios de la industria y la economía. Así se explican los millones de personas sin comida, sin agua, sin medicinas y con un dólar al día de ganancia. Hablar de objetivos para con ellos es caer en la ingenuidad de que la ONU acabará algún día con el principal problema de la humanidad como es el hambre y la muerte de niños indefensos ante las enfermedades.

No a la guerra, misión cumplida

Siria acaba de ser atacada por Estados Unidos, Inglaterra y Francia, a pesar de llevar ocho años sumida en una terrible guerra civil que expulsa a sus ciudadanos del país en que nacieron. El ataque ha sido justificado por su bien, ya que no es tolerable el uso de armas químicas contra la población. Como me he quedado sin palabras, recurro a recordar que Siria comparte fronteras con Turquía, Irak, Israel, Jordania y Líbano. Tras citarlos, empeora el concepto que tengo de la guerra.

El máster de la vida

Carrera, máster, trabajo seguro y bien remunerado. Puede que sea un sueño, pero es el sueño a fin de cuentas de muchos estudiantes que optan por hincar los codos como decidida apuesta hacia su futuro. Yo haría lo mismo, y al igual que ellos me indignaría por lo ocurrido con los másteres que saltan a las portadas bajo la sospecha de hacerse mediante la ley del mínimo esfuerzo. Máster es especialidad y excelencia, dos cualidades que siempre hay que ganarse con rigor y constancia, abonando antes una cara matricula que no debe dispensar a nadie de sus obligaciones.

Gana quien más mienta por Internet

Como el mundo no tiene problemas ya suficientes, ahora sumamos uno nuevo al que han dado nombre en inglés, “fake news”. Las noticias falsas siempre han existido, auque Internet y las redes sociales las difunden a velocidad de fibra óptica. Gobiernos y parlamentos debaten las consecuencias de la difusión masiva de mentiras, pero va a ser difícil ponerle puertas al campo a esta nueva forma de hacer propaganda, y la fama demostrada que ya tiene como potente arma psicológica y desestabilizadora.

Fútbol y declaraciones machistas

Pese al avance y éxito imparable del fútbol femenino, el masculino tropieza habitualmente en comentarios y declaraciones machistas, que se producen principalmente en salas de prensa. Ante preguntas de las que se hacen los aficionados, aludir al sexo o la belleza de quien interroga para no mandarla al carajo, forma parte de este machismo rancio que se resiste a desaparecer.

Un planeta sin Stephen Hawking

Hablar de Stephen William Hawking (Oxford, 8 de enero de 1942-Cambridge, 14 de marzo de 2018) y del universo, forma ya parte de un binomio. Con la finalidad de contarlo al mundo y hacernos así más felices, al gran científico siempre le deslumbró saber cómo empezó todo y lo que existe más allá de las estrellas. Para poder decir que lo consiguió del todo, tenemos pendiente velar mejor por la Tierra, en vez de anhelar la conquista de otros planetas, que poco ganarían si dejamos en ellos nuestra huella.

El pedigrí de las estatuas

La barcelonesa Plaza de Antonio López seguirá pronto el mismo camino de la retirada de la escultura del I marqués de Comillas y gran mecenas español, especialmente de la Ciudad Condal. La excusa ha sido el pasado esclavista del empresario cántabro. Como nación, nos está vetado convivir en paz con nuestra historia y sus personajes. Pero es que la decisión de Ada Colau refleja la hipocresía reinante de escudarse en el ayer, en vez de dar una salida a los 3.551.078 migrantes y refugiados retenidos ahora por Europa en Turquía. Son los nuevos esclavos, sin el pedigrí necesario para levantarles monumento alguno.

Algo se cuece en primavera

Dicen que con la llegada de la primavera le cambia el humor a la mitad de la humanidad. Deduzco que de eso brotan los grandes cambios que se han producido en el mundo tras una buena primavera, como fue la de París de 1968. Se cumplen ahora 50 años de unos cambios provocados por las movilizaciones de estudiantes, trabajadores y desempleados. Hay quienes quieren ver similitudes con el descontento actual que se cuece entre jóvenes sin porvenir y pensionistas, considerados los grandes desheredados de la última gran crisis económica.

Remedios contra las agresiones a médicos

Confundir el bienestar social con ser atendido el primero es muy de este lado del mundo. Deberíamos vivir en esos países asistidos mayormente por Médicos Sin Fronteras, para darnos cuenta de lo que tenemos y valorarlo como es debido. Crecen las agresiones físicas y verbales a los profesionales del ámbito sanitario, en la medida en que la intolerancia acapara más militancia. El mejor remedio contra tanto asno con dos patas es denunciarles e incitar a que abandonen sus malos modos. 

¿Que no van a vivir como nosotros?

Es escenario poscrisis es el de la brecha. Que si brecha salarial, brecha digital, política, social, económica... Con todo, lo más desilusionante es que nos estamos resignando a pensar y opinar que los jóvenes actuales en edad de trabajar, ya no van a cobrar ni vivir como lo han hecho antes otras generaciones. Ni es justo ni aceptable. Nuestra historia se basa en las grandes decisiones que se han tomado a la hora de erradicar diferencias y proporcionar un bienestar general a los ciudadanos de toda clase y condición. ¿Lo hemos olvidado?

13.245 quejas en cercanías Renfe Cantabria

El título de este artículo es bien claro. Solo falta precisar que las 13.245 quejas de los usuarios de cercanías Renfe en Cantabria se produjeron durante todo el 2017. Es pronto aún para predecir lo que ocurrirá en este año, porque es cierto que hay un anuncio de llegada de 28 nuevos trenes, pero los problemas del sistema ferroviario cántabro requieren de una cirugía drástica. Esta urgente intervención viene avalada por el diagnóstico actual más que preocupante: solo el 50 por ciento de estas reclamaciones tiene que ver con que los trenes fallan o se paran.

El despertar de Cantabria

Yves Sant Laurent, el gran diseñador de moda francés, dijo en cierta ocasión que lo único que lamentaba era no haber inventado el pantalón vaquero. Era puro talento, podía tener un sueño irrealizado, pero jamás se anclaba en las lamentaciones. Cualquier prosperidad se debe ante todo a las personas y sus aspiraciones. Así llegamos al despertar de Cantabria, una comunidad que no ofrece actualmente salidas a sus jóvenes en edad de trabajar, algo que no es irreversible porque anhelar es alcanzar, y persistir es despegar.

No hay problema mayor al paro

Que se hable más de un prófugo instalado ricamente en Bruselas, que de los millones de españoles que demandan un empleo, denota la confusión en que nos encontramos. 2018 va a ser igual al 2017: dominará el relato manipulado. Puigdemont quiere controlarlo y con ello desgastar la cabeza, incluso de los que más fortaleza muestran. Siendo España uno de los países más democráticos del mundo, siempre se ha caracterizado por eternizar ciertos problemas. Y ahora este acomodado catalán errante lo es. ¿Hasta cuándo?.  ¡Menuda preguntita!

Valdecilla 44 (y II)

Todo lo que demandan quienes mejor conocen el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, sus profesionales, es razonable. El Estado tiene con la autonomía una deuda de 44 millones de euros correspondientes a la finalización de las obras por levantar los nuevos edificios de este magnífico complejo sanitario, que cada año sube puestos entre los mejores hospitales públicos españoles. Siendo así, no puede estar sometido a este tipo de vaivenes, ni tampoco a la falta del personal necesario que contribuya a mantener este buen nombre, hoy, mañana y de cara al futuro.

¿Valdecilla a la cabeza, o no? (I)

Cada país tiene su peculiaridad respecto a lo que presentar como mayor logro dentro de su Estado de Bienestar, y el nuestro es, hoy por hoy, la sanidad. El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla puede ser un claro ejemplo de diagnóstico reservado, porque exigimos todo de este referente sanitario, necesitado de más recursos humanos. Como pacientes, deberíamos hacer un reconocimiento explícito al esfuerzo de sus profesionales, y a las posibilidades reales de recibir buena asistencia sanitaria, sin exigir una perfección absoluta que, de no darse, encuentra la crítica inmediata, ¿o no?.

Cantabria desde el tren a Madrid

Subirse a un tren tiene en cualquier cultura el doble sentido de hacerlo realmente, y además expresar un anhelo o aspiración de mejora. Igual pasa con lo contrario, es decir, perder el tren. El juego de palabras tiene que ver con la comprobación personal de lo que supone actualmente viajar en tren de Santander a Madrid, con la reivindicación de que el despegue de esta región depende de un problema secular de comunicaciones que hay que acometer de una vez por todas.

Campanadas para siempre

El dossier para vivir en un mundo donde hubiera de habitual campanadas de felicidad está ya escrito. Tiene por titulo Objetivos de Desarrollo del Milenio que, de manera resumida, supone que todo el mundo coma, haya justicia, abolición del sexismo, sin olvidar la trascendencia de la educación y la sanidad universales. Puede que propósitos tan sencillos de expresar tengan más de deseo que de realidad, pero si el mundo está necesitando ya un cambio de paso, el camino a mejor va por aquí.

La última semana del año

Cada final de año es la misma historia, adiós a lo pasado y hola a lo que vendrá. El destino es algo muy importante para todos nosotros, tan tozudos como somos frente a hechos injustos que no ven actuaciones y comportamientos realmente humanos. Con la lista de agravios se hace un libro, pero basta con recordar la indiferencia ante la desgracia ajena y el aumento de refugiados a quienes negamos un nuevo hogar. Extraña manera la nuestra de dar la bienvenida a otros 365 días.

Artículo destacado

Hoy no toca hablar de eso

Joseph Pulitzer, el de los Premios Pulitzer de Periodismo, nos legó desgraciadamente el sensacionalismo en la prensa para vender más periódicos , pero también tuvo otros momentos acertados, como ese en el que vislumbró que sólo hay un medio para mantener en pie una sociedad libre : que el público esté informado .” Se hace difícil imaginar la postura que adoptaría hoy este editor…