Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
El Tiempo

La tasca de Emilio

Quién le iba a decir al bueno de Emilio que acabaría sirviendo cafés. Él, que era administrativo en el área de contabilidad de una de las empresas de ese polígono industrial, que la puñetera crisis y los modernos programas informáticos que hacían su trabajo le robaron el puesto.

Los ladrones del tiempo

El tiempo es vida, el que nos priva del mismo, normalmente, lo pierde él y nos lo hurta nosotros.

Las cicatrices olvidadas del fuego

El tiempo va borrando de nuestra memoria esas escenas dantescas del fuego destruyendo la naturaleza, rodeando las aldeas, ya no hay alarma social, el problema se difumina, se core el tupido velo y a otra cosa, que la actualidad manda.

Cuando las cortinas de humo nos intoxican

Hay veces donde buscar las motivaciones de cómo se ha llegado hasta aquí, a este enfrentamiento, a romper la legalidad vigente, a declarar unilateralmente la independencia, supone un cúmulo de circunstancias que no siempre fueron previstas en su totalidad.

TVE una vergüenza nacional, una esperanza regional

Criticar a TVE es muy fácil y además lo ponen mucho más sencillo sus responsables actuales, los directivos del ente público, que da la sensación que viven en otro planeta o simplemente les importa muy poco lo que pasa en nuestro país.

Ay, Portugal, ¿por qué te quiero tanto?

Es necesaria una reflexión más profunda y respetuosa con los que piensan diferente. Muchas veces nuestras propias creencias son simplemente fruto de la parte del mundo donde vivimos.

En un país multicolor

Ahora es como si estos señores se despertaran de un mal sueño y preguntaran cómo estamos aquí, cómo hemos llegado a esta situación.

Sobran pirómanos, faltan bomberos...

Que no busquen ni tibios ni equidistantes... que busquen soluciones, dialoguen, pacten, parlem, usen "el seny", la cordura, el sentido común,... Pero no nos pongan etiquetas, simplemente para descalificar, a todos aquellos que sólo queremos construir puentes, extender nuestra mano para el entendimiento, la comprensión y sobre todo para una mejor convivencia.

Cuando el mundo tiembla

Estos días la lotería de las desgracias le ha vuelto a caer a México.

El cainismo y una mano de pintura

Miguel Ángel Revilla observa con sonrisa socarrona como se lanzan los cuchillos su socios de gobierno y como la oposición se diluye en luchas internas.

Qué no nos compliquen la vida

Los responsables políticos nos complican la vida, nos crean problemas que ellos se inventan, tensionan nuestra sociedad, nos quieren señalar "o con los míos o en contra", y encima quieren que seamos nosotros los que pasemos angustia y miedo ante un futuro que se dibuja incierto y oscuro.

Agosto, el mes más corto del año

Lo realmente duro han sido los asesinatos en Barcelona, que nos han helado el corazón y roto esos días de distracción, para caer de bruces en una realidad que jamás hubiéramos querido conocer.

Barcelona, Barcelona

Otra vez un ataque terrorista, otra vez la muerte de inocentes, otra vez personas que paseaban por la ciudad son asesinadas.

El lado oscuro de la valla

La valla de la vergüenza, aquella que separa a las personas simplemente por la situación geográfica, por el lugar de su nacimiento, ningún otro mérito especial. 

Dos legitimidades y una Constitución

En la situación que se vive actualmente en Cataluña algo se ha roto, esa noción de pertenencia, de arraigo se ha diluido, el enfrentamiento y los agravios han creado o aumentado el sentimiento de rechazo hacia el otro.

XIII Marcha a Santander. Camino sin final

Los afectados por los derribos un año más, y van 13, se disponen a recorrer los caminos de Cantabria, le piden al Presidente Miguel Ángel Revilla soluciones definitivas en la presente legislatura, tal y como se aprobó en la Declaración Institucional del Parlamento de Cantabria.

Budapest, puentes de Europa

Budapest destaca con luz propia, hermosa, acariciada por el Danubio reflejando sus monumentos desde el grandioso  Parlamento al Bastión de los Pescadores.

La aldea abandonada

Se habla de más de 3.000 pueblos deshabitados de los que apenas queda el recuerdo. Se ven ya como esculturas modeladas al capricho de la naturaleza entre el abandono de sus antiguos moradores, y el desinterés de nuestras instituciones.