Sábado, 24 de Febrero de 2018
El Tiempo

El camión de Berlín y el motocarro de Plácido

La Navidad se torna en sangrienta “nadidad” cuando ruge un camión malvado en Berlín. Es preferible la Navidad del motocarro porque nos dibuja el retrato perfecto de la infelicidad, pero sin causar víctimas mortales.

La nueva vaca sagrada

Hubo una época no tan lejana en la que los turistas también venían a La Montaña a ver vacas. Pero los tiempos empezaron a pintar mal para la vaca pinta. De ahí que Cantabria festeje con efusividad a su nueva vaca sagrada: la que aparece caprichosamente cada otoño frente a la playa santanderina de El Bocal.

Nadie pensó en Nadia

Cuando crezca, Nadia se sentirá estafada. Y jamás entenderá que el estafador sea su propio padre. Un truhán de libro. Un sinvergüenza. Un fabricante de muñecas rotas.

Nadie velaba por la anciana de las velas

9.211 abonados en 419 municipios de Cataluña son pobres energéticos. Y posiblemente pobres de solemnidad. Sin luz no hay dignidad, aunque a Rosa P. V. le evitase ver sus propias miserias a partir del atardecer.

Analistas

Los analistas yerran más que la más fallona de las escopetas de feria. Pero son imprescindibles. Hay analistas brillantes, opacos y hasta de mirada oblícua. El gremio de los analistas es mucho más importante que el de los libreros, los escayolistas o los fontaneros.

Las dos Cantabrias

La de Piquío y la de Campoo. La de Castelar y la de Ruiloba. La de Revilla y la De la Serna. La del Rácing y la de la Gimnástica. La de la UIMP y la de la escuela pública de Treceño. Las dos me fascinan porque hacen una Cantabria única.

Carlos Soberano

Este viejo profesor universitario de Derecho de la Publicidad en la Universidad de Navarra se ha ganado su derecho soberano a permanecer en nuestras pantallas. Carlos Sobera ha suscrito, sin duda, un acuerdo de inmortalidad televisiva.

En el país de "Las Campos"

En un país que solo se pone de acuerdo para insultar, lo único que no necesitábamos era este narcoserial familiar. Una mezcla hedionda de almíbar y pimentón liderado por quien fuera una gran periodista: María Teresa Campos, y quien nunca será nada: Terelu.

Cierran 4 bancos cada día

Los bancos concedieron alegremente miles de hipotecas para quedarse después con el santo y la limosna. Con el dinero y el piso.

La generación del 27

La Generación del 27-J sobrevive conectada al respirador asistido de las redes sociales. Su gimnasia es solo virtual: Twitter, Facebook e Instagram se llaman los nuevos complementos vitamínicos. Sacan músculo de donde no lo hay y se creen demasiado pez para tan poca red. Autoengaño de libro.

Imanol y Ana, ¡contadnos!

El crédito no es solo una práctica bancaria, sino una práctica moral que distingue al buen ciudadano del malo. Los dos actores se enfrentan a una querella de Hacienda por distraer casi 3 millones de euros de impuestos.

3.544 amigos y murió solo

La soledad es siempre el abrazo pendiente, la asignatura incomprendida y el carcinoma espiritual. Las redes sociales prestan una inestimable colaboración para narcotizarla, porque duele mucho.

Bedoya y Pindado: ¡Cómo escriben los de pueblo!

Son un lujo. No asiático, sino cantábrico. Bedoya es un loco quinceañero de la prosa y un clarividente septuagenario de la vida. Pindado es un intelectual formado en Santander y reformado en Estados Unidos.

Firmado: Diego González

El acoso escolar en España conocerá un antes y un después del calígrafo Diego López. Porque esa carta es brutalmente delicada, deliciosamente victimista, increíblemente carnal.

Manuel/Manual Alcántara

Manuel Alcántara acierta cada día con el idioma español: sustantivos, adjetivos, verbos y  adverbios primorosamente escritos para ser leídos sin parpadear. Pero el castellano de Cervantes falla estrepitosamente con su nombre: Manuel tiene su tercera vocal errada. Porque debe ser...