Sábado, 24 de Febrero de 2018
El Tiempo

La obscenidad de la Gran Banca

La ausencia de cultura de ahorro doméstico y público ha originado que el proveedor de recursos para dinamizar la economía en forma de inversiones se haya trasmutado en un parásito hematófago que succiona todas las ubres del Estado.