Viernes, 27 de Abril de 2018
El Tiempo

Yo ya voté

Tengo el convencimiento de que nos esperan semanas de “más de lo mismo” y de que una vez más los partidos políticos han demostrado un “ombligismo” enfermizo. Por eso tengo que confirmar que no acudiré a la cita con las urnas, entre otras cosas… porque yo ya voté.

El pasado 20 de diciembre de 2015 deposité mi voto en una urna en las últimas elecciones generales. Han pasado 6 meses, no sé qué habrán hecho con él (lo mismo lo han perdido), no sé el valor que para el partido al que voté tiene mi voto, pero lo que sí que tengo claro es que…yo ya voté.

En todos estos meses los políticos de turno se han dedicado a “marear la perdiz”, no han hecho su trabajo, no han intentado pactar de verdad un gobierno necesario en estos difíciles momentos. Han estado más pendientes de su tacticismo político, de los sondeos y previsiones de voto de cara a unas próximas elecciones. Les ha faltado lo que les sobró a los políticos de la Transición: altura de miras, capacidad de diálogo y empatía. Y mientras tanto, eso que conocemos como “los mercados” nos iban diciendo que eso que conocemos como “macro economía” iba empeorando y que nuestro país iniciaba una nueva cuesta abajo.

Les ha faltado lo que les sobró a los políticos de la Transición: altura de miras, capacidad de diálogo y empatía

A partir de esta situación yo hubiera propuesto: 1º Que todos los diputados y senadores resultantes de los últimos comicios devolviesen sus salarios de los últimos 6 meses (nada han hecho, nada les corresponde) 2º aplicar el punto 1 al gobierno en funciones en aplicación de los mismos criterios 3º que ninguno de los cabezas de lista de las últimas elecciones pudiera presentarse como candidato en las próximas 4º reducir a una semana la duración de la próxima campaña electoral 5º recortar al 50% el gasto permitido en la publicidad electoral de todos los partidos.

Como nada de esto ha ocurrido y además tengo el convencimiento de que nos esperan semanas de “más de lo mismo” y de que una vez más los partidos políticos han demostrado un “ombligismo” enfermizo, tengo que confirmar que no acudiré a la cita con las urnas, entre otras cosas… porque yo ya voté.