Domingo, 24 de Junio de 2018
El Tiempo

Pedro Sánchez, escucha...

En todo el proceso político que hemos vivido estos días de cambio de gobierno se intuye que en esta ocasión el consultor político ha sido escuchado y además que se han puesto en práctica sus directrices.

Tenemos nuevo gobierno luego de unos días frenéticos de la política española. Hace muy pocos días se hablaba de unos presupuestos aprobados y de un chalé en Galapagar. En un corte de escena tenemos ahora nuevo presidente con nuevos ministros.

Todos los partidos políticos tienen consultores que les aconsejan de acuerdo con las peticiones de sus políticos (clientes) pero queda de parte del responsable político tomar las decisiones. No siempre el consultor político es escuchado y no siempre se ponen en práctica sus consejos. En todo el proceso político que hemos vivido estos días de cambio de gobierno se intuye que en esta ocasión el consultor político ha sido escuchado y además que se han puesto en práctica sus directrices. No solo lo digo por cómo ha sucedido la moción de censura, sino por la selección de los ministros. Generalmente hay que seguir varios criterios para decantarse por una lista de personas que los cumplan. Suele valorarse la situación política, la lealtad, el historial, su trayectoria, su influencia, su reputación y su popularidad (entre otras variables). No es una decisión fácil porque hay que dejar mucha más gente fuera que dentro de la lista, y eso implica decir muchos más noes que síes. Mucha gente se queda esperando una llamada del presidente o de su gabinete que nunca llega y eso puede traer tensiones internas.

No son pocos los retos que le vienen a este equipo de gobierno desde la hora siguiente al primer consejo de ministros

También hay que intentar contentar de cierta manera aliados, intereses, compromisos y también se debería buscar concordancia ideológica del equipo. No solo pensar persona a persona, sino pensar que van a ser un equipo, con lo cual, deben ser los idóneos para actuar individualmente pero también complementándose correctamente para conformar un equipo cohesionado y eficiente.

El título del artículo es "Pedro Sánchez, escucha" (la coma es importante) porque me refiero a que me da la impresión (como consultor de políticos) que nuestro presidente actual esta vez ha escuchado a su consultor principal, a Iván Redondo. Iván es un estratega, le gusta pensar varias jugadas adelante (como en el ajedrez) y suele estar muy en contacto con la realidad que se vive en la calle. Además, tiene una vena "marketiniana" muy desarrollada y sabe perfectamente la relación importante entre el ser y el parecer en la política actual.

Conoce lo que representa una buena imagen, conoce lo que importante que puede ser un golpe de efecto con decisiones que no representan un gran gasto o inversión pública. Conoce los resortes que mueven el comportamiento del votante y sabe manejar los tiempos, como buen estratega.

En este caso tiene toda la pinta que Pedro Sánchez ha escuchado y ha seguido a su consultor, y los resultados saltan a la vista.

No son pocos los retos que le vienen a este equipo de gobierno desde la hora siguiente al primer consejo de ministros. Ellos lo saben, y por eso deben apoyarse en una nueva base sólida estructurada sobre la imagen pública. Eso se logra comunicando correctamente en primer lugar, algo que no sabía hacer el gobierno anterior del Partido Popular (ni como gobierno ni como partido político. En mi opinión su muy deficiente comunicación estratégica ha sido una de las causas de todo lo que le ha ocurrido en estos últimos meses al partido de Mariano Rajoy).

Pedro Sánchez y su gobierno necesitan una comunicación estratégica apropiada que les permita hacer mucho con muy poco

Pedro Sánchez y su gobierno necesitan una comunicación estratégica apropiada que les permita hacer mucho con muy poco. Digo "muy poco" porque no tienen mucho margen de maniobra, tienen minoría en el Congreso, un senado con mayoría absoluta del PP, unos presupuestos ya aprobados que ellos mismos rechazaron y muchos conflictos políticos y sociales por resolver.

Las dos fases de gobierno ("gobierno gestor" en el tiempo que tenga hasta las próximas elecciones presidenciales y "gobierno puente", una tipología de gobierno creada con miras a repetir) deben estar cohesionadas en su comunicación, y estoy seguro que Iván Redondo lo tiene claro y actuará en consecuencia.

Eso es un reto para los demás partidos, porque lo más probable es que cada movimiento, cada acción y cada impacto comunicacional estará alineado y gestionado con objetivos estratégicos. Tener a un contrincante que escucha a su asesor y pone en práctica lo que aconseja es un reto complejo para los opositores.

LA POLÍTICA CAMBIA EN ESPAÑA, TOCA PREPARARSE

Ahora, con un presidente y un equipo de gobierno que escucha a su principal asesor político, la política del gobierno, y sobre todo la imagen de su política, será más estratégica, más calculada, más profesional y más eficiente.

Mi consejo a los demás partidos políticos y a los políticos en general es que se preparen y que cuenten con excelentes consultores. No escatiméis en ello porque allí va vuestra posibilidad de gobernar y tener éxito. Contratad si es posible a los mejores. Escuchad y poned en práctica sus propuestas para que sepáis encaminar esta nueva realidad de la política española donde la estrategia política y la comunicación política subirán un peldaño en importancia. Los partidos políticos y sus consultores tendrán que ser más audaces, más atrevidos e incluso más arriesgados. Las estrategias comunicativas mucho más modernas y eficaces. Ahora cada movimiento, cada opinión, cada gesto, cada tuit, cada nota de prensa, cada acto, cada aparición en los medios, etc., tendrá que estar más calculada que antes. Los movimientos por parte del gobierno de la nación serán más certeros y eficaces, y eso no es fácil de contrarrestar porque el que gobierna tiene muchas ventajas comunicativas, con lo cual, el nivel del juego comunicacional y estratégico subirá en todos los ámbitos políticos (desde el local al nacional).

Estoy seguro que con Iván Redondo (con el cual he tenido varias conversaciones muy interesantes) asesorando y apoyando al nuevo gobierno, nosotros los consultores políticos pasamos a tener más protagonismo en la nueva política que se presenta a partir de hoy en España.

Vaya por delante mi enhorabuena Iván...