Sábado, 26 de Mayo de 2018
El Tiempo

Lo importante es llamar la atención y reunirse con unos políticos elegidos democráticamente en su país, pero escasamente minoritarios.

Creía que el "personaje" tan habitual en nuestros medios en los últimos meses tenía su repertorio callejero casi agotado, pero he comprobado que no es así, ya que como "troupe" de saltimbanquis van desafiando al público "con el más difícil todavía".

Resultaba nauseabunda la forma de prestarse a un vídeo aficionado como si se tratara de una marioneta que le da igual hacer sonreír, reír o llorar.

Lo importante es llamar la atención y reunirse con unos políticos elegidos democráticamente en su país, pero escasamente minoritarios, del tres al cuarto. En eso le felicito, porque ha sabido darles su minuto de gloria en la TV española.

Mire usted, "personaje". Esta tierra, porque no voy a entrar en el juego de palabras de país nación, etc., que en el fondo es lo que le gustaría, si es el caso de que estas líneas llegan a acercarse mínimamente a su mirada, no debería mofarse de una cosa tan importante y significativa como es una bandera, aunque su diversión principal consista en mancillarnos con sus continuos actos.

Como le decía, esta tierra, desde Cantabria a Andalucía y desde Extremadura a Levante, la misma a la que usted y otros cuantos no desean pertenecer, ha parido a muchos hombres de bien, que han dado lo mejor a Cataluña, y por supuesto, con su justa reciprocidad, pero por favor deje tranquila a España y vaya con sus torticeras ambiciones a dónde deseen escucharle, pero déjese de diatribas callejeras y foráneas para confundir a unas gentes que carecen de un estómago apropiado o apto para digerir determinadas cosas que no me atrevo a calificar.

Finalmente, podría usted presentarse a un concurso de" trileros" (¿dónde está la bolita?) en Europa, y seguro que le otorgaban un puesto de honor, con el que volver derrumbado a España.