Jueves, 22 de Junio de 2017
El Tiempo

¡"Al socaire", el restaurante cántabro de moda en Madrid!

'Al Socaire' supone el reencuentro con esa cocina que evoca los aromas y sabores de aquellas recetas de nuestras madres
'Al Socaire' supone el reencuentro con esa cocina que evoca los aromas y sabores de aquellas recetas de nuestras madres

Hoy nuestro orgullo cántabro nos lleva hasta Madrid. Una "plaza" en la que si destacar ya es todo un hito, hacerlo y ponerse de moda un privilegio reservado para muy pocos elegidos. Y un privilegio de hecho donde las puertas de acceso para posicionarse entre la élite, pasan ya no solo por seguir el camino de la excelencia sino porque la pasión sea inherente en cada labor, en cada detalle, en cada directriz transmitida a todo equipo que hace realidad cualquier proyecto. Algo que bajo el "dream team" de tres cántabras ; Penche Laso, Toñi Blanco y Mariví González, han logrado conjugar y transmitir con ese brillo en los ojos que se aprecia en ellas, mientras te cuentan sus diferentes cometidos, iniciativas y actuaciones que hilan con las del resto de sus compañeras y equipo, donde el más mínimo detalle es cuidado para que estés deseando volver a disfrutar de la experiencia "Al Socaire".

AL-SOCAIRE-30

El secreto de una cocina sin secretos

Quizás uno de los secretos de la exitosa cocina de "Al Socaire" es precisamente que no hay secretos ni varitas mágicas. Más bien muchísimo esfuerzo, selección del mejor producto, tiempo, paciencia...Encender recién amanecido los fogones para dejar que el producto se vaya cocinando muy poco a poco, mostrando la mejor de sus expresiones y dándole tiempo al tiempo para lograr un resultado que establece ese punto en el que solo las técnicas tradicionales de muñeca, horas y unos fogones del fuego al•"plub, plub" pueden lograr.

Comida que solo las técnicas tradicionales de muñeca, horas y unos fogones del fuego al•"plub, plub" pueden lograr

Y de ingrediente, un excelso producto base prioritariamente de "la tierruca", de Cantabria. Un producto al que en "Al Socaire" se le respeta de manera absoluta a fin de que refleje su personalidad más fidedigna en el plato. Sabores definidos, sin enmascaramientos, cocina honesta y real.

Anchoas-Socaire

Una característica gastronómica que para lograrla requiere de buenas dotes de maestría artesanal y mucho, muchísimo recorrido entre "oídos cocina", ya que no es nada fácil laborar un buen plato tradicional de los que generen onomatopeyas y nos retornen a sabores de la infancia. Algo que gracias a una meticulosa chef Toñi Blanco en la dirección de fogones, hacen que la gran cocina tradicional de Cantabria esté en boca y conversaciones de los más selectos paladares. Y ya no sólo de la capital, sino que el eco se escucha a nivel nacional.

Sin duda estamos ante el reencuentro con esa cocina que evoca los aromas y sabores de aquellas recetas de nuestras madres. Aquella cocina que pudimos vivir los que jugamos en la calle. Tiempos de cuando el espacio de las reuniones familiares giraba entre fogones... Ante todo estamos frente a una cocina de las que emocionan, se recuerdan e invitan a repetir.

rabas-Socaire

Elegancia y servicio, el gran hilo conductor

Penche Laso, reconocida modista y decoradora, ha logrado vestir esta emotiva cocina elaborada por Toñi Blanco con un ambiente muy cuidado, selecto, donde la elegancia que te envuelve hace que el disfrute gastronómico transcurra bajo un entorno de una sutileza que se extiende con la amabilidad del servicio. Sin duda una armonía decorativa muy acertada para realzar la experiencia del comensal. Incluso durante los fines de semana, es posible que nos topemos con música en directo que amenizará aún más nuestro paso por "Al Socaire".

Sin duda una armonía decorativa muy acertada para realzar la experiencia del comensal

Además de su espectacular terraza, zona de eventos privados, chill out...se convierte en un gran valor añadido, su ubicación; "Al Socaire" está situado junto a la milla de oro gastronómica de Madrid. A un paso del Parque del Retiro, este templo gastronómico es de esos lugares que hay que conocer para poder disfrutar de ellos. Una buena virtud, ya que le aporta cierta exclusividad y discreción a sus visitantes. Algo que siempre es de agradecer cuando la idea es disfrutar de una agradable y tranquila experiencia de mesa y mantel, ya sea con los tuyos, negocios...o de homenaje gastronómico personal y a unos costes muy correctos bajo un ticket medio de unos 35€.

Chipirones-socaire

Hacía muchísimo tiempo que una cocina no lograba emocionarme. Sin duda el paso por "Al socaire" establece un punto de referencia respecto al disfrute de una cocina de producto bajo unas recetas que retornan al origen. Una visita que considero más que recomendable. Los amantes de la buena gastronomía mucho tenemos que agradecer a este trío de ases por hacer de "Al Socaire" una realidad. Un servidor se quita el Sombrero. ¡¡¡Chapó!!!