Domingo, 24 de Junio de 2018
El Tiempo

Pedro el terrícola elige a Pedro el astronauta

Por fin un ministro que ha vivido en el espacio y que se ha ocupado del paso del tiempo. La elección del terrícola Pedro no ha podido ser más acertada.

Por fin un ministro con perspectiva, el único que nos ha visto desde 574 kilómetros de altura. Pedro Duque es el astronauta elegido por el terrícola Pedro Sánchez para llevar la cartera de Ciencia, Innovación y Universidades. Si ser cosmonauta es sinónimo de rareza, ejercer ahora de ministro le sitúa en la galaxia de lo insólito.

Este planeta forma parte de la Vía Láctea y el nuevo presidente del Gobierno sabe ordeñar muy bien las ubres de la popularidad. Duque es el único ministro al que se le podrá acusar de estar en la luna sin que le parezca impertinente.

Entre 1998 y 2003, Pedro Duque pasó diecinueve días y diecinueve noches en el espacio sideral. No llegó a la Luna, sino que experimentó en dos estaciones espaciales sobre el crecimiento de las plantas y el envejecimiento humano. Y lo hizo con los norteamericanos del Discovery y con los rusos de la Soyuz. Polivalente y polivaliente.

Duque deberá demostrar que no es una planta decorativa en un Gobierno de “celebrities”

Como astronauta tuvo que adaptarse a la ingravidez permanente. Como ministro se adaptará a la gravedad permanente. Sánchez no le ha llamado para ocuparse de las plantas ni del envejecimiento, sino para atender la Ciencia, la Innovación y las Universidades. Le aguardan días de 25  horas y semanas de 8 días.

Este Duque, del que nada malo han dicho los barones socialistas, deberá demostrar que no es una planta decorativa en un Gobierno de “celebrities”. Y deberá procurar que no envejezcamos aceleradamente con sus decisiones en los dos años de ministro que le aguardan.

Por fin un ministro que ha vivido en el espacio y que se ha ocupado del paso del tiempo. La elección del terrícola Pedro no ha podido ser más acertada. Un astronauta homónimo que nos conoce desde muy arriba sin habernos mirado nunca por encima del hombro.

Pedro Duque está destinado a explicar las características del planeta monclovita que gobierna Pedro Sánchez. Nadie mejor que él para analizar a los nuevos galácticos: Grande Marlaska, Maxim Huerta o Nadia Calviño, y justificar por qué hay casi el doble de galácticas.

La Moncloa del terrícola Sánchez empieza a ser toda una constelación. Al ministro Duque le toca descubrir si existe alguna estrella fugaz. Para eso es astronauta.