Domingo, 27 de Mayo de 2018
El Tiempo

Hace falta más que testosterona en Cataluña

Lo que prevalece en este choque de trenes es la tan española testosterona: “Os vamos a joder” por un lado, “os vais a enterar” por el otro-

El secesionismo en Cataluña se ahondó y se hizo crónico tras la sentencia del Tribunal Constitucional a la estimación de un recurso contra el nuevo Estatut presentado por el Partido Popular que anuló en 2010 aspectos que habían sido aprobados por el Congreso de los Diputados y avalados en referéndum en territorio catalán. El Parlament ha vivido la pasada semana tres jornadas en las que el clima de bronca y de odio entre independentistas y españolistas ha sido de tal magnitud que el Parlament se ha convertido en una escenificación de la película ‘Alguien voló sobre el nido del cuco’. Desde la presidenta Carmen Forcadell a las bancadas de troyanos y griegos han hecho falta muchas dosis de alprozolam. Hasta Catalunya Si Ques Post (CSQP) ha visibilizado la crisis interna entre Podem Catalunya y la dirección estatal de Podemos.

El ‘nuevo PSOE’ y sus socios del PSC se han adherido al carro constitucionalista del que hacen bandera las derechas nacionalistas españolas, PP y Ciudadanos, pero este mimetismo tiene que ver con el miedo perder votos entre sus votantes más mayores que a un razonamiento fundamentado que vaya más allá del 1-O. Por su parte Junts Pel Sí y la CUP se pasan la legalidad por la entrepierna y aprueban con su mayoría parlamentaria, que no en votos, las leyes de Desconexión, Transitoriedad y la Fundacional de la República Catalana. Lo que prevalece en este choque de trenes es la tan española testosterona: “Os vamos a joder” por un lado, “os vais a enterar” por el otro. Así las cosas, el TC prohíbe el referéndum del 1-O.

Los secesionistas le han puesto a huevo al enemigo español la intervención de la Fiscalía General Estado con las nuevas leyes ‘exprés’ y la hoja de ruta del 1-O

Los argumentarios de ambas partes producen vergüenza ajena. Ya no importa lo que cada uno defiende. ¿Por qué Cataluña prefiere desgajarse de España, salir de la UE y el euro, someterse a vetos internacionales y hacer cola con Moldavia o Bosnia-Herzegovina para pertenecer al linaje europeo en el caso de ser aceptada como nación? A propósito de esta pregunta en tono reflexivo ¿qué tienen que decir los minoritarios pero decisivos antisistema de la CUP, ahora más repudiados que Bildu en el conjunto del país y un mal necesario para la burguesía catalana? El president Carles Puigdemont parece el conserje de Oriol Junqueras. El líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) está claro que maneja los hilos y se mueve mejor en las altas esferas que el advenedizo sucesor de Artur Mas. ¿Y cuál es el papel en la sombra de expresident, hijo político de Jordi Pujol y sobre el que sigue planeando sospechas de corrupción? ¿Y quién va a borrar la mierda de las ‘gürteles’ catalanas y del clan Pujol?

FISCALÍA Y TC

Los secesionistas le han puesto a huevo al enemigo español la intervención de la Fiscalía General Estado con las nuevas leyes ‘exprés’ y la hoja de ruta del 1-O. La Guardia Civil anda buscando en naves industriales papeletas de votos. Ya se sabe que aunque no guste la ley hay que cumplirla. El Tribunal Constitucional echa más humo que un incendio en la montaña olímpica de Montjuic. A Mariano Rajoy le han pedido dureza inmisericorde y que aparque su flema gallega. “Estense tranquilos porque la ley se va a cumplir en Cataluña”, dijo el jueves en un discurso desde La Moncloa. Los ultras del PP (la extrema derecha) están en su salsa: ya ven al Ejército entrando por la Diagonal de Barcelona.

No hay nada más democrático que la ciudadanía se exprese y en la política territorial tenemos los edificantes ejemplos de Escocia y Quebec

Pero quien ha demostrado más mezquina euforia es Albert Rivera. El presidente de Ciudadanos utilizó un verbo beligerante, de trincheras y no ocultaba su satisfacción por humillar a aquellos que las urnas le confirieron un papel ‘outsider’, casi de friki, en los diez años que estuvo en la política catalana. El dirigente del ‘nuevo PSOE’ y líder de la oposición, Pedro Sánchez, ha mostrado su perfil más institucional y apoya incondicionalmente a Rajoy, al que no le agravia por el recurso al Estatut. Por su parte, Miquel Izeta (PSC) ya no baila ‘Don’t stop me now’ de Queen, se le ve crispado con los secesionistas y habla de un estado federal, ¿pero los socialistas abrirían un proceso constituyente?

Catalunya Si Ques Post (CSQP), que ha votado en contra de las leyes aprobadas por los independentistas, debiera defender una tercera vía: diálogo, referéndum legal y votar No. Pero la crisis de Podem con la dirección estatal y con un socio de la coalición, Iniciativa Per Catalunya deja un difícil margen de maniobra, salvo que se tomen medidas desde la secretaría de Organización. Sobre la convocatoria prohibida por el Constitucional del 1-O, casi desde el principio las tesis de la dirección de Podemos han sido más cercanas a Els Comuns, el partido de Ada Colau y Xavier Doménech, que al de su marca catalana, Podem “que han planteado lo que nos parece más sensato”.

No hay nada más democrático que la ciudadanía se exprese y en la política territorial tenemos los edificantes ejemplos de Escocia y Quebec. Convocar un referéndum con todas las garantías, que al final tendría un efecto terapéutico y haría reflexionar a muchos votantes por la trascendencia de la decisión es mucho mejor que aplicar el artículo 155 de la Constitución, señor Rivera.