Lunes, 23 de Octubre de 2017
El Tiempo

Y es que no me fío del 'nuevo PSOE'

El país está en la cuerda floja y para llegar a esta conclusión hay que mirarlo con los ojos de cada uno, sin voces tóxicas. Y no había motivos para una moción de censura  por decencia y aunque no prosperara por falta de voluntad política ¿verdad?

Toda una declaración de intenciones de Pedro Sánchez. Entran en su ejecutiva Fernández Vara y Patxi López. Muy renovadores, sí señor, vividores de la política de profesión y el presidente extremeño antiguo militante de AP y que va a llevar la 'cartera' de la territorialidad. Un choque de trenes con el modelo de la plurinacionalidad de Podemos. Es el mismo PSOE que pactó con Ciudadanos y que vuelve a ser una prioridad contar con el argumentario neoliberal naranja. Mientras, Pablo Iglesias en el primer contacto con Sánchez ha intentado tender puentes para que se cuente con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Dos mundos. A la militancia del PSOE se la han vuelto a meter doblada. 

Las biografías suelen ser demoledoras, incluso las de Wikipedia. Adriana Lastra será la vicesecretaria general del PSOE de Pedro Sánchez, su brazo derecho. Esta asturiana de 38 años no acabó la carrera de Antropología Social y a los 18 años entró en política como modus vivendi. Desde las Juventudes Socialistas ha ido medrando y ya lleva dos décadas escalando peldaños. En su curriculum tiene el honor de haber obtenido los peores resultados en las generales como candidata del PSOE por Asturias: Fue disciplinada y se abstuvo en la investidura de Rajoy. Y ya ven para Pedro Sánchez es lo más. Los mediocres siempre se rodean de fieles antes que de capaces. Adriana Lastra se ha inspirado en el patriarcado político y lo ha tomado como ejemplo para medrar. Si ven el curriculum y méritos fuera de la política de Irene Montero, con 29 años, sí reivindica a la mujer con mayúsculas. Lastra, por contra, da aire al machismo enquistado en la sociedad.

A la militancia del PSOE se la han vuelto a meter doblada

Vuelvo a lo prosaico. En la votación de la valiente moción de censura de Unidos Podemos quedó claro que el Gobierno de Rajoy no tiene mayoría en la Cámara (170 diputados). La moción de censura para echar al PP como estaba previsto no prosperó pero era necesaria y justificada. Además, pasará a la historia por las intervenciones que han quedado registradas en el libro de sesiones del heroico tándem Montero/ Iglesias contra el partido más corrupto de Europa. Pero ¿para qué el Banco Sabadell-Ibex puso en marcha a un Podemos de derechas, o sea Ciudadanos? Evidente, para que la formación morada no gobierne nunca. Y nunca es nunca, aunque los números den.

Valdemoro

Lo que la corrupción se lleva en forma de recortes. En el instituto de Valdemoro en la Comunidad de Madrid, no hay aire acondicionado, ni si siquiera ventiladores. Un golpe de calor provocó bajadas de tensión y desmayos a 47 alumnos. El centro es un barracón que sigue pendiente de ampliación. La paradoja es que Francisco Granados, cabeza de la trama Púnica, exalcalde pepero de esta localidad y número 2 de Esperanza Aguirre, ha salido de la cárcel con honores a la espera de juicio. Al tiempo que los jóvenes del instituto se mueren de calor este sinvergüenza ha recibido tres botellas de un carísimo champán francés para que celebre ya no estar en la sombra. Pornográfico. 

El país está en la cuerda floja y para llegar a esta conclusión hay que mirarlo con los ojos de cada uno, sin voces tóxicas. El Banco de España da por perdidos 60.613 millones del rescate con dinero público a la banca y eso que Rajoy decía que no le costaría un euro a los españoles; tres de cada diez niños en España viven en pobreza relativa; la sanidad pública está bajo mínimos para que los carroñeros la conviertan en un negocio y desayunando día tras día como nos roban a manos llenas. Y no había motivos para una moción de censura  por decencia y aunque no prosperara por falta de voluntad política ¿verdad? Y es que no me fío de Pedro Sánchez y el ‘nuevo PSOE’.