Domingo, 21 de Enero de 2018
El Tiempo
Opinión

José Ángel San Martín

La vida sin Interviú

Su cierre era solo cuestión de tiempo. Lo mismo que el de Tiempo. El periodismo de papel, destinado a que los lectores no pierdan los papeles gracias al sosiego de lo impreso, ha perdido en un lunes negro dos cabeceras históricas.

Maxi de la Peña

La ignominia del Monumento a los Italianos

La intervención de Mussolini en España tuvo un alto precio en vidas humanas. Los muertos italianos pronto se convirtieron en mártires, trofeos de la causa fascista. El Monumento se mantiene aún erguido con una 'M' monumental de Mussolini: «¡Creer! ¡Obedecer! ¡Combatir!».

Fernando Collado

Interviú cierra (ustedes pierden)

La chica de portada era un reclamo, un bello reclamo. Nunca sabré quién usaba la excusa de esa chica para leer las crónicas o quién utilizaba éstas para radiografiar a aquélla.

Leire Díez

De “asaltacielos” a “asaltapraus”

Estamos rodeados de aviesos y traviesos. La diferencia entre ambos suele ser la edad y su capacidad de retorcer la realidad y la vida de los demás. Ser avieso es un arte, ser travieso te convierte en “uno de los del montón”.

Miguel del Río

¿Valdecilla a la cabeza, o no? (I)

Cada país tiene su peculiaridad respecto a lo que presentar como mayor logro dentro de su Estado de Bienestar, y el nuestro es, hoy por hoy, la sanidad. El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla puede ser un claro ejemplo de diagnóstico reservado, porque exigimos todo de este referente sanitario, necesitado de más recursos humanos. Como pacientes, deberíamos hacer un reconocimiento explícito al esfuerzo de sus profesionales, y a las posibilidades reales de recibir buena asistencia sanitaria, sin exigir una perfección absoluta que, de no darse, encuentra la crítica inmediata, ¿o no?.

Antonio Vilela

Alfred, un ser entrañable, pasa por TV

En estos tiempos donde la cultura de lo fácil, de la crítica ácida y la sal gorda que fluye por las redes sociales y los programas de TV, descubrir programas amables y personas como Alfred y sus compañeros es de agradecer.

Patricianuro

Maternidad

Nos prometimos unos hijos libres de nuestro equipaje y ya les hemos puesto una camiseta republicana y les hemos llevado a manifestaciones varias.

Miguel del Río

Cantabria desde el tren a Madrid

Subirse a un tren tiene en cualquier cultura el doble sentido de hacerlo realmente, y además expresar un anhelo o aspiración de mejora. Igual pasa con lo contrario, es decir, perder el tren. El juego de palabras tiene que ver con la comprobación personal de lo que supone actualmente viajar en tren de Santander a Madrid, con la reivindicación de que el despegue de esta región depende de un problema secular de comunicaciones que hay que acometer de una vez por todas.

Antonio Vilela

Los reyes ya no tienen quien les escriba

En un país así, que nadie se extrañe de que los reyes cada vez tengan menos personas que les escriban. Por ello y porque son tiempos nuevos, no tengamos miedo de construir un futuro mejor, perfeccionando nuestras instalaciones y nuestra carta magna.