lunes 06.04.2020
LABORAL

Los conserjes de los colegios de Astillero denuncian el incumplimiento de las condiciones económicas y laborales

El Ayuntamiento dirigido por Francisco Ortiz requiere a Integra, Mantenimiento y Gestión de Servicios Integrados que justifique el cumplimiento de varios requisitos del contrato, entre ellos el pago de salarios, la formación de trabajadores y la entrega de uniformes, en el plazo de 10 días.
 

Colegio José Ramón Sánchez de Astillero. Foto: Consejería de Educación
Colegio José Ramón Sánchez de Astillero. Foto: Consejería de Educación

La empresa Integra, Mantenimiento y Gestión de Servicios Integrados, encargada del servicio de conserjería de los colegios públicos José Ramón Sánchez, Ramón y Cajal, y Fernando de los Ríos de Astillero, podría estar incumpliendo varios requisitos de la concesión, entre ellos el pago de salarios y cotizaciones a la seguridad social o las altas y bajas laborales. La denuncia se ha realizado al Ayuntamiento por parte de los responsables de los CEIP haciéndose eco de las denuncias de los propios conserjes, ante lo que el equipo de Gobierno ha requerido ya a la empresa que acredite en el plazo de diez días el cumplimiento de estas y otras obligaciones del contrato.

En un comunicado, el Ayuntamiento entiende que “se están incumpliendo” estas condiciones, ante lo que el alcalde, el regionalista Francisco Ortiz, ha expresado que la "obligación" del Consistorio es velar para que la empresa adjudicataria preste "el mejor servicio posible de acuerdo a lo establecido en el contrato" y que se "respeten absolutamente" los términos del pliego de condiciones de la licitación. Ortiz ha subrayado que se trata de un servicio “muy importante” para la comunidad educativa, tanto de apoyo al funcionamiento de los centros como a la atención a los alumnos.

Y entre los incumplimientos destacan la formación a los trabajadores, las altas y bajas laborales, los pagos de salarios y cotizaciones a la seguridad social, el parte mensual de los trabajos realizados y la copia del seguro de responsabilidad. A ellos se suman otros necesarios para la “correcta prestación del servicio”, como la entrega a los trabajadores de uniformes, calzado de seguridad y los medios oportunos, según ha recordado el alcalde.

Han sido los propios conserjes los que han desvelado el posible incumplimiento de las condiciones, trasladando su preocupación a los directores de los centros educativos y estos, posteriormente, al Ayuntamiento. Precisamente una de las condiciones que la empresa tendrá que acreditar en los próximos días es el mantenimiento de reuniones periódicas con los responsables de los tres CEIP.

Según el alcalde, los directores afirman que la contratación del servicio de conserjería ha supuesto "una mejora" para la atención a las familias, el mantenimiento de las instalaciones de los colegios y la vigilancia a los alumnos. Por ello, han expuesto su preocupación sobre el cumplimiento de las condiciones económicas y laborales establecidas, así como la falta de uniformes y calzado de seguridad, necesario para que los conserjes puedan ser fácilmente identificados y desempeñen con seguridad las labores de mantenimiento.

Ortiz también ha explicado que los directores denuncian que "no hay una buena comunicación entre los trabajadores y la empresa", como tampoco de Integra con los propios centros educativos a la hora de hacer el necesario seguimiento y evaluación del servicio. Unas "preocupaciones" que el equipo de Gobierno regionalista se ha comprometido a aclarar de forma inmediata con Integra, recordando que el incumplimiento de los contratos y los pliegos de condiciones pueden suponer consecuencias para la empresa adjudicataria.

Comentarios