martes 26/1/21
PIELAGOS

Las ludotecas de Renedo y Boo se convierten en "ecoescuelas"

Actividades en las ludotecas
Actividades en las ludotecas

Las ludotecas municipales del Ayuntamiento de Piélagos 'La Jilguera', en Renedo, y 'Garruchines' en Boo de Piélagos, se han convertido este curso 2020-2021 en "ecoescuelas".

Se trata de los dos primeros centros de estas características en Cantabria que se han sumado al programa 'Ecoescuelas' de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC) para integrar la educación ambiental en el proyecto educativo, en la propuesta pedagógica y en la programación general anual, ha informado el Consistorio este viernes en nota de prensa.

Según los gerentes de la empresa adjudicataria de las ludotecas-guarderías, Kikiru GaLo, Tomás García y Alejandro Longo, ambos centros, que venían trabajando desde hace tiempo con un proyecto educativo en el que "se da mucha importancia al medioambiente", decidieron contactar con ADEAC y dar forma a este proyecto que, han explicado, es el resultado de un trabajo de tres años "muy laborioso".

El programa combina el aprendizaje con experiencias prácticas y se desarrolla mediante una metodología dirigida al alumnado, los profesores y las familias. El objetivo de dicha iniciativa es animar a los niños a descubrir el medioambiente "como un medio de vida para proteger y cuidar, creando para ello sentimientos de protección, afecto, cuidado y respeto por el entorno que les rodea", han explicado.

En este sentido, mediante el trabajo en el aula y en casa se van adquiriendo normas básicas relacionadas con el buen uso del planeta, aplicando buenas costumbres en la vida cotidiana respecto al cuidado del medioambiente, relacionadas con el reciclaje o apagar la luz.

Además, el programa pone "ecotareas" como recoger materiales naturales que analizan en el aula para reconocer elementos representativos de su entorno más cercano.

PROYECTO 'ECOESCUELAS'

El proyecto 'Ecoescuelas' consta de siete etapas que comienzan con la creación de un Comité Ambiental, integrado por representantes de los equipos de las dos ludotecas y las familias, que es el encargado de hacer una auditoría ambiental.

Posteriormente, se elabora anualmente un plan de acción en el que se aborda uno de los tres temas "básicos", como son el agua, los residuos y la energía, relacionándolo con el currículo escolar y se define un código de conducta o pautas para el desarrollo del mismo por parte de cada centro.

De manera paralela, se verifica el grado de cumplimiento del plan de acción anual y se facilita la información de los trabajos desarrollados, con el objetivo de poder presentar una memoria a ADEAC para su evaluación y, en su caso, lograr un diploma y una bandera verde como reconocimiento de la política ambiental seguida en los
centros.

Comentarios