jueves 6/8/20
POLÍTICA

El único Ayuntamiento del norte de España gobernado por Ciudadanos llevaba más de 9 meses sin pagar a los proveedores

El alcalde de Astillero, Javier Fernández Soberón
El alcalde de Astillero, Javier Fernández Soberón

Por si la crisis sanitaria ha dejado pocas consecuencias económicas entre los millones de trabajadores que han visto cómo el virus les ataba de pies y manos durante dos largos meses, el Ayuntamiento de Astillero, único del norte de España gobernado por Ciudadanos, se ha sumado a la situación con sucesivos impagos, que, si bien podían haber paliado la grave situación económica actual con un dinero del que se les ha privado durante meses, ha condenado más si cabe a sus proveedores, empresas y trabajadores a la 'ruina'. Una pesadilla, en forma de sucesivos atrasos de pagos, que ha durado casi un año y que terminó esta semana.

El PSOE apoyó la aprobación de todos los pagos atrasados desde junio de 2019

Durante el primer pleno telemático en la historia de El Astillero, el PSOE, único partido de la oposición que respaldó la medida del equipo de Gobierno, apoyó la aprobación de todos los pagos atrasados desde junio de 2019. “Ni los proveedores del Ayuntamiento, ni los feriantes que colaboraron en las fiestas del Pilar, ni las empresas que gestionan el alumbrado público, la limpieza de locales municipales o los servicios de los centros culturales y juventud pueden estar sin cobrar durante meses y sufrir las consecuencias financieras de la mala gestión del Ayuntamiento”, justificaba el PSOE en un comunicado. 

Los impagos se arrastran desde el pasado junio de 2019, con trabajadores que no cobran sus salarios y facturas atrasadas correspondientes a suministros eléctricos o de gas a los colegios, mantenimiento de alumbrado público realizado con costes de materiales para la empresa que lo realiza, la limpieza que se ha venido realizando de todos los edificios públicos, mucho más exigente estos dos últimos meses, los talleres culturales o lúdicos realizados en los centros municipales. Continuas “ilegalidades” que el gobierno de Javier Soberón “está cometiendo” y que denuncian todos los partidos de la oposición.

PRC, PP, IU Y PSOE denuncian así la "opacidad" de un equipo de gobierno con “una total falta de transparencia en todas las áreas, hasta el punto de haber borrado de la web del ayuntamiento a los grupos y representantes de la oposición y no haber declarado todavía los bienes como obliga la Ley de Transparencia”, denuncia Leticia Martínez, portavoz y edil de IU en el Ayuntamiento. Una oposición que no dispone de la información para saber por qué las partidas económicas dotadas en 2019 para estos servicios, suministros o eventos estaban agotadas, algo que “bloquea la labor de la oposición y secuestra los órganos de gobierno", afirma el portavoz regionalista, Francisco Ortiz. “Nuestra obligación es controlar la gestión de quien gobierna y para ello necesitamos que se nos facilite la información contable necesaria, para, de esta forma, poder pedir las responsabilidades que corresponda por este descontrol económico en el Ayuntamiento”, sostiene el PSOE.

Comentarios