martes 29/9/20
INDUSTRIA

Unos 200 trabajadores de Solvay se concentran para exigir la recolocación de la plantilla

Decenas de empleados de la planta secundan la acción convocada por USO, UGT y CCOO, a la que seguirán nuevas protestas en diciembre.

Fábrica de Solvay
Fábrica de Solvay

Unos 200 trabajadores de Solvay se han concentrado este viernes en la fábrica de Barreda para exigir a la empresa una solución ante la "venta" prevista de la planta de cloro y para que se recoloque a la plantilla.

Dos centenares de empleados han secundado así la acción convocada por los sindicatos representados en el comité, USO, UGT y CCOO, que se ha prolongado durante una hora en la portería de la factoría, y a la que seguirán dos nuevas protestas, el 4 y 18 de diciembre, si Solvay no "reconsidera" su postura.

El objetivo de estas acciones es defender el futuro de empleo en el complejo y manifestarse contra "la venta" de trabajadores que, dicen, pretende realizar la dirección de la empresa con los compañeros de la UE (fabricación de cloro), han indicado fuentes del comité.

Así, los sindicatos piden a la dirección que reconsidere su postura de "vender" la fabricación de cloro, ya que sería "la primera vez en 107 años" de historia que se produce algo así, pues -aseguran- siempre se ha recolocado a la plantilla.

Por eso, desde el comité han pedido una mesa de negociación, para que los trabajadores afectados mantengan su vinculación laboral con Solvay, y se busque así una salida o fórmula alternativa.

La de este viernes es la primera movilización 'En defensa del futuro de Solvay, sus puestos de trabajo y en contra de la venta de trabajadores' convocada por el comité de empresa de la planta de Torrelavega, para quien el futuro del empleo en Solvay necesita de la diversificación de producciones y mayores inversiones, tanto en mantenimiento como en nueva generación de energía-vapor.

El comité mantiene que si ahora se acepta "la venta de los compañeros" se abrirá la puerta para que ocurra lo mismo con la externalización de servicios y/o funciones como aguas, logística, cargues de producto, algunas funciones de laboratorio o la futura unidad de energía-vapor.

En este sentido, también advierte que la "imposición" por Solvay de nuevos formatos de contratas (Amra-Eléctrico) conllevará reducción de empleo en las contratas y en Solvay.

"Rechazamos que los derechos de los trabajadores para Solvay no cuenten y los considere un activo más, como mera mercancía. Cualquier posible excedente de personal puede y debe ser recolocado en el complejo manteniendo el vínculo laboral con Solvay mediante un acuerdo de reestructuración con condiciones dignas de salida".

Según el comité, con la "venta del personal", Solvay "solo busca un beneficio económico y nosotros trabajadores y sindicatos debemos defender el respeto del derecho colectivo de todos los trabajadores/as a la estabilidad laboral".

Comentarios