miércoles 21/10/20
LABORAL

56 puestos de trabajo en Fundinorte, en peligro por falta de financiación

El grupo Vela, que se hizo con la antigua Greyco, ha invertido 4,7 millones para reflotar el proyecto, pero asegura que “corre serio riesgo de morir en la orilla” si Sodercan no cumple con el compromiso de financiación que adquirió en el inicio de esta renovación.

El comité de empresa se muestra sorprendido por la información después de que hace tres semanas se les presentaran desde la dirección “perspectivas buenísimas”.

Hace poco más de un año los 53 trabajadores de la antigua Greyco, fábrica ubicada en San Felices de Buelna, volvían a la actividad “muy ilusionados” con un primer pedido que, en estos meses, ha dado pie a un crecimiento en cantidad de trabajo y a una mejora en las instalaciones. De hecho, el grupo empresarial Vela, propietario de lo que ahora es Fundinorte, tiene pensada una renovación total de las instalaciones, con nuevos hornos de inducción, cucharas automáticas de última generación, nueva máquina de moldes, etc. Sin embargo, este proyecto a futuro y los 56 puestos de trabajo que actualmente tiene la fábrica parecen encontrarse en peligro por falta de financiación.

Y según denuncia la dirección de Fundinorte, esa falta de financiación se debería a un incumplimiento de Sodercan del compromiso que adquirió cuando se inició esta nueva etapa allá por septiembre de 2016. Dicho acuerdo obligaba a una inversión paritaria del grupo Vela y de la empresa pública, es decir, que Sodercan pondría la misma cantidad de dinero adicional que el grupo Vela, pero hasta ahora, y siempre según el propietario de la fábrica, solo se habrían invertido 4,7 millones por parte del grupo. Según ha explicado Luis Pérez del Castillo, director general de Fundinorte, al medio digital Valledebuelnafm, de no llegar esa inversión de la empresa pública liderada por Salvador Blanco, en enero de 2018 este proyecto llegaría a su fin, pasando la fábrica a manos del Gobierno de Cantabria.

Este escenario pondría en serio riesgo el futuro de los trabajadores, que por ahora no saben nada de lo que ocurre, al menos no de forma oficial

Este escenario pondría en serio riesgo el futuro de los trabajadores, que por ahora no saben nada de lo que ocurre, o al menos no de forma oficial. Según ha explicado a este diario el presidente del comité de empresa, Francisco González, “no sabemos nada, nadie nos ha explicado nada”. De hecho, ha lamentado que “al comité de empresa no han comunicado nada, las explicaciones lo justo”, y ha recordado que hace unas tres semanas trabajadores y dirección de empresa mantuvieron una reunión, a petición de los primeros, para abordar el futuro de la planta, en la que no se comentó nada al respecto de la financiación.

Al contrario, Fundinorte avanzó en dicha reunión el crecimiento previsto, con más pedidos, nuevos clientes y renovación de la maquinaria. Y como ha concretado González, la renovación de las instalaciones se ha ido produciendo, aunque los trabajadores desconocen el origen del dinero. Son conscientes de que hay “algo firmado con Sodercan”, pero nada más.

Y tras ese encuentro en el que se presentaron “perspectivas buenísimas”, ahora los trabajadores se han enterado por los medios de comunicación de que la dirección “puede entregar la llave” si no llega la financiación de Sodercan. Es por eso que no ha podido entrar a valorar el futuro de los trabajadores hasta tener una comunicación en firme de la empresa.

Según la empresa, los retrasos de Sodercan han obligado al grupo Vela a aportar 500.000 euros y a solicitar un crédito por la misma cantidad, y señala, como publica el citado medio, que en el último año, desde que se reiniciara la actividad, desde la empresa pública “no se ha visitado la planta para comprobar qué se ha hecho” con el préstamo público. A esto se suma la firma de otro crédito por 300.000 euros para mantener la empresa a flote hasta enero.

Comentarios