lunes 01.06.2020
TERRITORIO

El 75% de los fuegos y el 89% de la superficie forestal incendiada en Cantabria afectan a las zonas interiores que concentran la ganadería extensiva

El cabeza de lista de IU Cantabria a las autonómicas denuncia que el Gobierno autonómico está “incumpliendo” el  Plan estratégico de prevención y lucha contra los incendios forestales 2017/20, especialmente porque no ha llevado a cabo la identificación de las Zonas de Alto Riesgo, una tarea a la que el propio plan asigna “prioridad alta”.

Incendio forestal en el interior de Cantabria | 112 Cantabria
Incendio forestal en el interior de Cantabria | 112 Cantabria

El 75% de los incendios y el 89% de la superficie quemada en Cantabria se registran en la denominada Montaña de Cantabria, que integra los denominados valles interiores y concentra la ganadería extensiva y coincide con dos de las cinco zonas en las que el Plan estratégico de prevención y lucha contra los incendios forestales 2017/20, elaborado por la Consejería de Medio Rural del Gobierno autonómico, ha dividido el territorio autonómico. Se trata de las zonas Interior Occidental e Interior Oriental, que suman el 75,49% (34,10% la occidental y 41,39 la oriental) de los fuegos y el 88,57% (28,93% la occidental y 59,64% la oriental) de la superficie forestal incendiada, a pesar de que sólo suman el 44,95% de la superficie forestal total de Cantabria. Por el contrario, las otras tres zonas –Costera, Liébana y Sur, que suman el 55,05% de la superficie forestal total de Cantabria– se reparten el otro 24,51% de los fuegos y el otro 11,43% de la superficie forestal incendiada.

La evolución temporal del número de incendios y de la superficie afectada “muestra una tendencia general ligeramente ascendente” en esta zona

La zona Interior Occidental engloba los valles del Nansa, Saja y Besaya. “Actualmente, el paisaje típico de esta zona podría describirse como un fondo de valle que alberga, además de las superficies urbanas e industriales, los usos agrícolas, las laderas –ocupadas tanto por masas arboladas, con mayor presencia de especies productoras en las partes medias y bajas de las cuencas (el eucalipto es aquí la tercera especie arbórea de importancia), como por áreas desarboladas, ya sean formaciones pascícolas o matorralizadas– y las zonas altas, que albergan pastizales y áreas de matorral destinadas preferentemente al pastoreo en régimen extensivo”, refleja el Plan estratégico de prevención y lucha contra los incendios forestales 2017/20, que destaca que la evolución temporal del número de incendios y de la superficie afectada “muestra una tendencia general ligeramente ascendente” en esta zona. “Si nos centramos en la última década, esta tendencia creciente es algo más significativa tanto en número como en superficie”, añade.

La zona Interior Oriental engloba los valles del Pas, Pisueña, Miera y Asón. “En comparación con la zona Interior Occidental se observa que la superficie forestal es considerablemente inferior, pues existe una mayor extensión destinada a prados de diente y siega y otros usos agrícolas de carácter intensivo”, un tipo de superficie que predomina “en zonas bajas y favorables de media montaña, las cuales poseen una clara vocación ganadera”, refleja el Plan estratégico de prevención y lucha contra los incendios forestales 2017/20.

zonas

“El mapeo de Infocant califica de riesgo moderado, y no alto o muy alto, municipios como Riotuerto o Liérganes”

A este plan se ha referido hoy martes en rueda de prensa el cabeza de lista de IU Cantabria a las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo, Israel Ruiz Salmón, que ha denunciado que el Gobierno autonómico lo está “incumpliendo”, especialmente porque no ha llevado a cabo la identificación de las Zonas de Alto Riesgo (ZAR) de incendio forestal, una tarea a la que el propio plan asigna “prioridad alta” e insta a llevar a cabo en el segundo semestre de 2017 pero que en marzo de 2019 sigue sin estar publicada en el BOC. Ruiz Salmón ha destacado que, según la Ley de Montes, la declaración de las ZAR y la aprobación de sus planes de defensa corresponde a las comunidades autónomas y ha denunciado que se trata de “algo que a día de hoy no se ha cumplido”, por lo que los incendios se están afrontando con datos del Plan Especial de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Cantabria sobre Incendios Forestales (Infocant), que data de 2007 y “se ha quedado desfasado”. “El mapeo de Infocant califica de riesgo moderado, y no alto o muy alto, municipios como Riotuerto o Liérganes, donde cada año vivimos incendios, algunos muy duros e incluso a escasos metros de viviendas”, ha puesto como ejemplo de la necesidad de actualizar los datos para atender a la realidad actual. Precisamente Riotuerto y Liérganes son dos de los municipios que el Plan estratégico de prevención y lucha contra los incendios forestales 2017/20 incluye en la zona Interior Oriental, que aglutina el 41,39% de los fuegos y el 59,64% de la superficie forestal incendiada de Cantabria.

El cabeza de lista de IU a las autonómicas también ha denunciado que en Cantabria “no existe ninguna comarca o municipio con plan de prevención elaborado ante el riesgo de incendios forestales”. Y que aunque la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil obliga a los municipios de alto riesgo a tener planes de emergencia y de autoprotección, “se incumple la normativa de forma casi generalizada en todo el territorio español y sólo tres municipios cántabros disponen de planes municipales de emergencia: Santander, Torrelavega y Camargo”.

“Debemos preguntarnos si hay medios y personal suficiente para vigilar nuestros montes y para mantenerlos en un estado óptimo”

Ruiz Salmón ha alertado de que los incendios forestales “cada vez son más desproporcionados y entrañan mayor riesgo” –pues “además del atentado ambiental que suponen”, afectan directamente a “la seguridad y la salud de las personas y del ganado y a la actividad del sector primario e incluso al patrimonio histórico o cultural”– y ha asegurado que “no nos podemos conformar con saber que los culpables son los que prenden la mecha, sino que la Administración tiene que hacer sus deberes en materia de prevención y de emergencias, que no está haciendo”. “Debemos preguntarnos si hay medios y personal suficiente para vigilar nuestros montes y para mantenerlos en un estado óptimo, evitando el proceso de matorralización, si es lógico permitir extensas plantaciones de especies alóctonas que modifican el ecosistema y que arden con facilidad o si somos conscientes de las consecuencias que la despoblación en el mundo rural”, ha añadido.

Este diario publicó ayer lunes que según los últimos datos de los que se dispone –datos del propio Gobierno de Cantabria y contenidos en el propio Plan estratégico de prevención y lucha contra los incendios forestales 2017/20–, el 91,93% de los incendios forestales intencionados son provocados por “pastores y ganaderos para regenerar el pasto y eliminar matorral” y sólo el 0,12% por “pirómanos”.

La zona Interior Occidental coincide con las comarcas forestales 3 (Nansa), 4 (Cabuérniga) y 7 (Besaya) e integra los municipios de Anievas, Arenas de Iguña, Bárcena de Pie de Concha, Cabuérniga, Cieza, Comunidad de Campoo-Cabuérniga, Los Corrales de Buelna, Lamasón, Molledo, Pesquera, Polaciones, Rionansa, Ruente, San Felices de Buelna, San Miguel de Aguayo, Santiurde de Reinosa, Los Tojos y Tudanca, mientras que la zona Interior Oriental coincide con las comarcas forestales 8 (Pas), 9 (Pisueña-Miera) y 10 (Soba) y está integrada por los municipios de Arredondo, Castañeda, Corvera de Toranzo, Liérganes, Luena, Miera, Penagos, Puente Viesgo, Ramales de la Victoria, Riotuerto, Ruesga, San Pedro del Romeral, San Roque de Riomiera, Santa María de Cayón, Santiurde de Toranzo, Saro, Selaya, Soba, Vega de Pas, Villacarriedo y Villafufre.

Comentarios