sábado 14.12.2019
SANIDAD

94 niños en riesgo al contraer tuberculosis una cuidadora del comedor del colegio Bajo Pas

Los menores de entre 3 y 11 años y cuatro adultos, entre ellos el propio director del centro, se tendrán que someter a la prueba de la tuberculina como parte del protocolo de control y prevención activado por el Gobierno.

Un caso de tuberculosis ha sido detectado en el CEIP 'Bajo Pas'. Foto: Educantabria
Un caso de tuberculosis ha sido detectado en el CEIP 'Bajo Pas'. Foto: Educantabria

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria ha activado el protocolo de control y prevención de la tuberculosis después de detectarse un caso diagnosticado a una de las cuidadoras que trabajan en el servicio de comedor escolar del Colegio de Educación Infantil y Primaria 'Bajo Pas', en la localidad de Arce, en el municipio de Piélagos.

Tras detectarse el caso "hace unos días", el jefe de Servicio de Salud Pública del Gobierno de Cantabria, Manuel Galán, acompañado del director del centro educativo, ha mantenido este jueves una reunión con los padres de los niños que acuden al comedor para explicarles el protocolo a seguir y responder a sus preguntas.

En total, 94 niños de entre 3 y 11 años y cuatro adultos, entre ellos el propio director del colegio, se tendrán que someter a la prueba de la tuberculina, conocida como 'mantoux'. Las pruebas se realizarán en el mismo centro escolar el próximo 6 de noviembre, según ha indicado Galán en declaraciones a Europa Press.

En el caso de los niños de tres y cuatro años, cuyo cuerpo está en pleno crecimiento, la enfermedad puede evolucionar más rápido

Ha detallado que, tras realizarse esas pruebas, los niños que den positivo en tuberculina serán remitidos "inmediatamente" al Servicio de Infectología Pediátrica del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla para hacerles pruebas complementarias, con las que se comprobará si han empezado a desarrollar la enfermedad.

"En los casos positivos, se les pondrá en tratamiento curativo para la tuberculosis y, en los negativos, se les recetará un tratamiento profiláctico preventivo", ha explicado y ha apuntado que estos últimos se someterían posteriormente, ya sobre el mes de enero, a una nueva prueba de 'mantoux'.

En el caso de los niños de tres y cuatro años, cuyo cuerpo está en pleno crecimiento y la enfermedad puede evolucionar más rápido, el jefe del Servicio de Salud Pública ha indicado que se les dará un tratamiento preventivo (pastillas o jarabe en función de su peso) aunque den negativo en las pruebas que se les realizarán el 6 de noviembre.

Los padres de los niños que asisten al comedor del colegio 'Bajo Pas' han sido convocados a la reunión de la tarde de este jueves a través de una carta firmada por el director del colegio, a la que ha tenido acceso esta agencia, y en la que se les explicaba que un técnico de la Consejería de Sanidad les informaría de la situación y del protocolo a seguir.

Galán ha asegurado que al encuentro han asistido "la mayoría de los padres", a quienes les ha explicado "detalladamente" los pasos a seguir de acuerdo al protocolo de control y prevención de la tuberculosis y ha respondido a "todas sus preguntas".

"Se han quedado tranquilos y serenos", ha señalado tras concluir la reunión, que se convocó tras diagnosticarse la enfermedad a la cuidadora del comedor y determinar el grupo de riesgo sobre el que se debía aplicar el protocolo, que son los 94 alumnos que acuden al comedor, dos trabajadores y el director.

De esta forma, el resto del alumnado y personal del colegio, tanto docente como de otros servicios, no se encuentran dentro del grupo de riesgo y, por tanto, no habrá ninguna actuación con ellos.