jueves 16.07.2020
SANTANDER

Acaba el derribo del antiguo restaurante El Vivero, que permitirá ganar 900 metros cuadrados al parque contiguo

Derribo del antiguo restaurante El Vivero, en el Barrio Pesquero
Derribo del antiguo restaurante El Vivero, en el Barrio Pesquero

Los trabajos de derribo del antiguo edificio del restaurante El Vivero han concluido hoy lunes, una demolición que permitirá ampliar en 900 metros cuadrado al parque contiguo, hasta alcanzar los 2.700 metros cuadrados. La demolición ha sido el primero de los pasos para liberar ese terreno y acondicionar nuevos espacios de uso público en el Barrio Pesquero, con áreas verdes, estanciales y juegos infantiles. Una vez derribado el edificio, el terreno quedará acondicionado y vallado hasta que puedan comenzar las obras de ampliación del parque, según ha explicado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz. La previsión es que los trabajos de renovación y ampliación del espacio empiecen después del verano, una vez que se redacte el proyecto y se adjudiquen los trabajos. La idea, según ha apuntado Díaz, es configurar un parque en el que prevalezca la vegetación, incorporando, además, juegos infantiles y mobiliario urbano diverso. Contará con un sistema de riego autónomo, un sistema de drenaje y saneamiento nuevos y un sistema de iluminación mediante báculos de siete metros de altura, que albergarán tres focos de LED orientables. Habrá 1.462 metros cuadrados de áreas verdes, 197 m2 de juegos, 975 metros cuadrados de césped, 486 m2 de plantación de especies arbustivas, y726 metros cuadrados de caminos y áreas estanciales. Asimismo, se plantarán 63 árboles nuevos, 7 papeleras, 13 bancos y 5 juegos infantiles.

La ampliación del parque se enmarca dentro de una actuación global impulsada por el Ayuntamiento de Santander en colaboración con el Puerto, que incluye además la demolición de la casa-tapón ubicada en el número 1 del paseo Alberto Pico y el ensanche de la calzada en ese tramo. Con ello se resolverá el estrechamiento que se produce actualmente en la calzada, de manera que el vial pueda tener una anchura uniforme y adecuada para permitir el paso de vehículos, incluidos los autobuses municipales que circulan por ese tramo. El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda ha destacado la "mejora" que, a su juicio, supondrán estos trabajos tanto para los vecinos como para los visitantes del Barrio Pesquero, un barrio tradicional e histórico que representa un activo turístico.

Comentarios