jueves 21.11.2019
TORRELAVEGA

ACpT rendirá cuentas con un proceso participativo por pueblos y barrios

La ronda de visitas arranca el 6 de abril y finalizará el 13 de julio, coincidiendo con el octavo concejo abierto de la formación.

Alejandro Pérez, portavoz de ACPT
Alejandro Pérez, portavoz de ACPT

Asamblea Ciudadana por Torrelavega (ACpT) ha presentado su próxima campaña, de rendición de cuentas por todos los pueblos y barrios del municipio, desde la próxima semana hasta mediados del mes de julio.

En concreto, la ronda arrancará el día 6 de abril en Ganzo y acabará el 13 de julio en Duález, coincidiendo con el octavo concejo abierto de la formación asamblearia.

La campaña ha sido dada a conocer este martes por miembros del partido en una rueda de prensa en la que han subrayado que la misma es uno de los "pilares fundacionales" del partido, y que se corresponde con el "firme compromiso de participación y contacto directo con la calle".

Por eso, los representantes de ACPT volverán a visitar "todos" los barrios y pueblos de Torrelavega, dentro de un proceso participativo para recoger las "quejas e inquietudes" de los vecinos de cada zona, y trasladar también las cuestiones relacionadas con cada lugar que visiten en las que ACpT esté trabajando o haya conseguido algo.

"Desgranaremos aquellos compromisos del acuerdo de investidura o de negociaciones posteriores como por ejemplo las partidas conseguidas en los presupuestos para este año", han explicado los portavoces municipales del partido, para especificar que lo novedoso e importante en este método de rendición es la referente al proceso participativo.

"Mediante mapeos conjuntos tanto del municipio como del barrio o pueblo que visitemos, pretendemos, de forma ágil y dinámica, recoger todas aquellas ideas, propuestas, mejoras y deficiencias que aquellas personas que viven el día a día del barrio conocen mejor que nadie", han expresado los portavoces de ACpT, que pretenden, de esta forma, dar protagonismo a quienes "siempre debieron tenerlo".

El fin último es "recuperar la filosofía" del movimiento vecinal "tan denostado" en estos momentos, "animando a participar en el diseño colectivo de los espacios en los que socializamos y en definitiva en construir nuestro propio entorno".

"En la calle y alrededor de una mesa con planos, compartiremos espacio de debate, consulta y trabajo colectivo, consiguiendo también de esta forma retroalimentarnos y tener una visión más plural de nuestra ciudad", han agregado para finalizar.