miércoles 27.05.2020
URBANISMO

Los afectados por los derribos despiden un año "triste y melancólico" y esperan que en 2020 “se haga justicia”

Afectados por derribos en el Parlamento de Cantabria
Afectados por derribos en el Parlamento de Cantabria

La Asociación de Maltratados por la Administración (AMA), que engloba a los afectados por sentencias de derribo en Cantabria, deja atrás un año de "contrastes", ya que el 2019 ha estado marcado por "grandes esperanzas y frustraciones" para el colectivo. Por eso, esperan que en 2020 se aprueben "definitivamente" los planes generales de ordenación urbana (PGOU) de los municipios con viviendas condenadas a la demolición, las resoluciones acordadas en el Parlamento regional sean una "realidad" y así "se haga justicia". Así lo expresa AMA en un comunicado en el que hace balance del ejercicio "triste y melancólico" que concluye ahora y fija sus objetivos para el que está a punto de comenzar.

En el lado negativo sitúa que en el Parlamento de Cantabria se hayan reiterado "muchas" resoluciones e iniciativas

Sobre el 2019, la asociación admite que "eran tantas las expectativas que muchas veces se nos ha quedado cara de tontos viendo cómo se aprobaba una cosa y se hacía otra, se prometían soluciones y seguían sin llegar". Pero a final de año "aparecieron, entre tanta oscuridad, algunas pequeñas luces", como la creación de la Oficina de Atención al Afectado por las sentencias de derribo, un "paso positivo" además de una reivindicación "histórica" de AMA para que hubiera "información y transparencia". A ello se suman las valoraciones estimativas del Gobierno sobre las viviendas afectadas, pues a pesar de no "compartirlas" suponen un "paso" hacia el desarrollo de los convenios. En la parte positiva la asociación también incluye colaboraciones, como con Iniciativa Solidaria 0,77% y la Coordinadora de Jubilados y Pensionistas.

Y en el lado negativo sitúa que en el Parlamento de Cantabria se hayan reiterado "muchas" resoluciones e iniciativas. Así, en abril se volvió a "repetir" la petición de una solución y antes de final de año, como sucedió en 2017 -entonces se pidió para cuando acabara la legislatura-, de ahí la "frustración" de los afectados. "Entre lo que aprobaba el Parlamento y la realidad había un largo trecho", lamenta AMA, para denunciar que las administraciones públicas y sus representantes "una vez más no han cumplido lo que ellos mismos han aprobado por unanimidad" y "esa solución final sigue siendo una promesa".

Los planeamientos urbanísticos de Argoños, Piélagos y Escalante "duermen el sueño de los que nunca despiertan"

Al margen de la Cámara, que "siempre es donde mayor apoyo hemos encontrado", los primeros contactos con el nuevo equipo en la Consejería de Urbanismo tras las elecciones autonómicas y municipales fueron "desalentadores", aunque "poco a poco se fue recorriendo algo del camino hacia las soluciones". Se refieren así al proyecto de viviendas de sustitución en Arnuero, municipio con un PGOU aprobado y un plan parcial que desarrolla el proyecto.

Frente a ello, los planeamientos urbanísticos de Argoños, Piélagos y Escalante "duermen el sueño de los que nunca despiertan", ya que "algunos llevan tantos años en su elaboración que van por el cuarto proyecto". Es, comparan, "una noria sin final", con la que se está "derrochando y tirando el dinero de todos los ciudadanos". Finalmente, AMA se refiere a la ejecución de las sentencias y señala que como la "gran mayoría" de las viviendas está en suelo urbano consolidado "se volverá a construir en el mismo lugar", lo que supone una "irracionalidad" además de "despilfarro de los recursos públicos".

Comentarios