domingo 25/10/20
POLÍTICA

Los afines a Diego dan a Buruaga un ultimátum de siete días para dimitir

Solanas asegura que la presidenta del PP de Cantabria “o dimite ahora voluntariamente o tendrá que hacerlo en el futuro forzada por los acontecimientos, con un daño quizás ya irreparable”.

La ‘número dos’ de Buruaga dice que “se trata de una petición absurda que demuestra que Ignacio Diego y sus adeptos no han aceptado el resultado democrático del 12 Congreso” del PP de Cantabria.

hormaecheadiego02
Juan Hormaechea e Ignacio Diego

Joaquín Solanas, portavoz del “grupo mayoritario de alcaldes, números uno, concejales y afiliados del Partido Popular de Cantabria” afines al anterior presidente del partido, Ignacio Diego, ha instado este lunes a María José Sáenz de Buruaga a “presentar su dimisión como presidenta del PP de Cantabria” y a hacerlo “en el plazo máximo de siete días”.

Solanas ha asegurado en rueda de prensa que Buruaga “o dimite ahora voluntariamente o tendrá que hacerlo en el futuro forzada por los acontecimientos, con un daño quizás ya irreparable”. No obstante, no ha querido revelar qué decisión podrían tomar los afines a Diego si la presidenta del Partido Popular de Cantabria no dimite antes de siete días, aunque tras la comparecencia de este lunes la sombra de una escisión como la que Juan Hormaechea protagonizó hace un cuarto de siglo planea más que nunca sobre el partido. No obstante, el portavoz de los afines a Diego ha destacado que “parecería absurdo que la mayoría del PP se fuera del PP” y se ha mostrado “esperanzado” en que Buruaga, que al menos por el momento cuenta con el apoyo de Génova, “entre por fin en razón” y dimita.

Pese a todo, la secretaria autonómica del PP de Cantabria –‘número dos’ de la nueva Dirección del partido presidida por Buruaga– ha contestado este mismo lunes que el ultimátum de los afines a Diego es “una petición absurda que demuestra que Ignacio Diego y sus adeptos no han aceptado el resultado democrático del 12 Congreso” del PP de Cantabria.

Por su parte, el portavoz de los afines a Diego ha insistido en que quienes “no reconocen la legitimidad de la actual presidenta del PP de Cantabria” son “mayoritarios” en el partido, y ha cargado sin ambages contra Buruaga –a la que durante la rueda de prensa ha tildado de incapaz, vengativa, intransigente, insegura, poco templada, ambiciosa y egocéntrica– y contra su “nefasta actuación” al frente del PP de Cantabria, que en su opinión ha estado “plagada de autoritarismo, intransigencia y búsqueda del poder”. Como resultado de la misma, “hoy tenemos un grupo parlamentario dividido, los senadores y diputados enfrentados, una mayoría muy significativa de alcaldes, números uno y concejales alejados de la nueva dirección y, lo que es más grave, un partido judicializado con un futuro incierto”, ha advertido. En este sentido, ha denunciado que “todavía no se ha recibido ninguna aclaración sobre el pago de casi 500 cuotas por parte de un afiliado sin recursos ni se ha respondido a ninguna de las reclamaciones relativas a la lista de compromisarios”, cuestiones que los afines a Diego han llevado a los tribunales.

Solanas ha asegurado que la dimisión de Buruaga antes de siete días es “el mayor servicio” que ésta “puede prestar en estos momentos al PP y a Cantabria”, porque ello permitiría “celebrar un nuevo congreso en el menor plazo posible, integrar y unificar las diferentes corrientes del partido, renovar el partido, generar un discurso que ilusione y siga ganando elecciones y presentar a la ciudadanía un PP de Cantabria atractivo por su ideología, fuerte por su unidad y modélico en su proceder”.

Comentarios