sábado 27/2/21
CAMARGO

La alcaldesa pierde la cuestión de confianza pero en un mes se aprobarán los Presupuestos

Los grupos de la oposición votan en contra de la cuestión de confianza a la que se ha sometido Esther Bolado (PSOE), pero constatan que no habrá moción de censura.

camargo02
Pleno del Ayuntamiento de Camargo

El Pleno del Ayuntamiento de Camargo ha retirado la confianza a la alcaldesa, Esther Bolado, en el Pleno extraordinario celebrado este miércoles, en el que toda la oposición (PP, IU y el concejal no adscrito Marcelo Campos) ha votado en contra de la cuestión de confianza a la que se ha sometido la regidora del PSOE como vía para aprobar los Presupuestos de 2018. De esta forma, se abre ahora el plazo de un mes para que los grupos de la oposición presenten una moción de censura con proyecto y candidato alternativo, posibilidad que no se va a dar, tal y como se ha constatado en el Pleno, por lo que el Presupuesto para 2018, de 30 millones de euros, quedará automáticamente aprobado dentro de un mes, y el equipo PSOE/PRC seguirá gobernando en minoría.

La alcaldesa ha reiterado que someterse a una moción de confianza es "un acto de responsabilidad con los vecinos", porque considera "fundamental" dotar a Camargo de un nuevo presupuesto, que según ha dicho es "el mejor y más social de la historia", y ha advertido que con el vigente, que es el de 2016 prorrogado en 2017 y 2018, "peligrarían" cuestiones como las subidas salariales aprobadas por el Gobierno central para los empleados públicos.

El portavoz del PP y exalcalde, Diego Movellán, ha tildado de "pulso y anomalía" la moción de confianza, que es la primera vez que se da en la historia de Camargo. Ha añadido que el PP presentaría una moción de censura "si dependiera solo de nosotros", pero no se da esa situación. Ha señalado que gobernarán cuando lo mandaten los ciudadanos, y que a la alcaldesa "la moción de censura la va a llegar el año que viene en las elecciones". Por su parte, el portavoz de IU, Jorge Crespo, ha trasladado la "certidumbre de que no va a pasar nada" y que en un mes los Presupuestos estarán aprobados porque "saben que es imposible una moción de censura con el PP". Para registrar la moción de censura se necesita la firma de 11 concejales, 12 si uno de ellos es Marcelo Campos, por ser concejal no adscrito, por lo que en ese supuesto el PP –fuerza mayoritaria con 10 de los 21 ediles de la Corporación– necesitaría la firma de al menos uno de los dos concejales de Izquierda Unida. Campos, expulsado de Ganemos y posteriormente del equipo de Gobierno, ha dicho que el debate de este miércoles es un "paripé", y que PP e IU no presentan una moción de censura porque "no tienen narices". A la vez, ha asegurado que él sí lo haría pero su condición de no adscrito se lo impide.

Bolado se muestra dispuesta a "rectificar" en lo que se haya equivocado

La alcaldesa, que sólo ha intervenido para cerrar el debate, se ha referido a un informe de la Intervención municipal de fecha 11 de abril, que según ha dicho, pone de manifiesto que con el presupuesto prorrogado no habría crédito suficiente para cubrir gastos exigibles como la subida retributiva, las actualizaciones del IPC o la sustitución de personal, hasta el punto de que "no podrían hacerse efectivas las últimas nóminas de los últimos meses del año". Bolado ha dicho que se somete a la moción de confianza porque antepone el interés de sus vecinos a cualquier interés personal y partidista y porque "hay que tener coraje y responsabilidad". A la vez, se ha mostrado dispuesta a "rectificar" en lo que se haya equivocado, y ha tendido la mano a IU para retomar el diálogo. En la misma línea se ha pronunciado el portavoz del PSOE, Carlos González, quien ha pedido a PP e IU la abstención para dejar "abierta la puerta" y negociar a partir de mañana el destino de los millones del remanente, que "no necesariamente tiene que estar ahora en el presupuesto".

Por su parte, el portavoz del PRC y primer teniente de alcalde y concejal de Hacienda, Héctor Lavín, ha dicho que el comportamiento del PP y de su portavoz, diputado nacional, ha sido durante toda la legislatura "incoherente, demagógico y políticamente deshonesto", como lo es a su juicio pedir ahora en Cantabria el apoyo a los Presupuestos Generales del Estado y "hacer lo contrario en Camargo". Lavín ha puesto en valor la aprobación por unanimidad del convenio colectivo, la congelación de tasas o la bajada de sueldos que se aplicaron al principio de la legislatura respecto a los que tuvo el equipo de Movellán, que supusieron un ahorro de 200.000 euros anuales. También ha trasladado su "hartazgo" por las constantes "faltas de respeto, insultos y grosería" del exalcalde.

Frente a lo dicho por Movellán, que ha augurado "un año difícil", el portavoz de IU ha recalcado que "no da la legislatura por perdida", que todavía se puede "salvar" si se vuelve al camino del diálogo y que el equipo de gobierno va a tener que negociar, aunque sea "por obligación, no por voluntad". Crespo ha defendido que negociar es responsabilidad del equipo de gobierno, ha reivindicado el cumplimiento de los 15 puntos del acuerdo de investidura y ha añadido que IU ha ejercido una oposición "responsable y constructiva" y "ha sido beligerante y lo seguirá siendo porque hay cosas que no vamos a tragar". En todo caso, ha dicho que el de este miércoles "no es un debate sobre si el equipo de Gobierno es mejor o peor que el anterior". "Mejor es lo que tenemos que lo que teníamos, no hay duda", ha apostillado. De la moción de confianza ha dicho que es una "jugada táctica" que les permite aprobar el presupuesto sin negociar y a la vez recurrir al "victimismo" y "deslizar de forma chapucera una hipotética pinza PP/IU que saben que es imposible".