Miércoles 26.09.2018
LABORAL

‘Las nueve de AON’ ganan la batalla a la Dirección de la empresa

AON Mobile acepta en el Juzgado de lo Social Número 1 de Santander reincorporar a sus puestos de trabajo a las nueve empleadas despedidas por su actividad sindical, aunque tres de ellas serán indemnizadas, ya que por razones personales y profesionales no quieren regresar a sus puestos.

'Las nueve de AON', hoy miércoles en el Juzgado de lo Social Número 1 de Santander
'Las nueve de AON', hoy miércoles en el Juzgado de lo Social Número 1 de Santander

Seis de las nueve trabajadoras despedidas de la empresa de telemarketing AON Mobile por su actividad sindical se reincorporarán a sus puestos el próximo lunes. Las otras tres serán indemnizadas ya que, por razones personales y profesionales, no quieren regresar. La conciliación se ha producido en el Juzgado de lo Social Número 1 de Santander, donde se debía dirimir el caso hoy miércoles, después de que los intentos de mediación del Orecla hubieran fallado ante la negativa de AON Mobile a negociar.

La empresa "ha cedido" en el juzgado "en el último instante para la posible conciliación"

Casi tres meses después del despido en bloque de las nueve de AON por intentar conformar una candidatura de Comisiones Obreras, la empresa propiedad de Alfredo Pérez –copropietario del Grupo Pitma y nuevo presidente del Real Racing Club de Santander, SAD– "ha cedido" en el juzgado, "en el último instante para la posible conciliación", ha anunciado en un comunicado CCOO de Cantabria. El sindicato considera el desenlace del caso de las nueve de AON como "una victoria sindical", la "prueba del poder de los trabajadores organizados", según la secretaria general de la Federación de Servicios de CCOO en Cantabria, Marta Careaga. La sindicalista ha informado de que la Dirección de la empresa ha reconocido la improcedencia de los despidos y además abonará los salarios dejados de percibir durante el tiempo que han permanecido fuera las nueve trabajadoras, sumados a una indemnización adicional.

El despido se produjo a principios de abril y suscitó apoyo en Cantabria, en España e incluso fuera del Estado. De hecho, una campaña en Internet para pedir la readmisión de las nueve trabajadoras superó hace días las 50.000 firmas y desde secciones sindicales de CCOO en todo el Estado se generó un movimiento de apoyo a las mujeres afectadas.

"CCOO no va a ceder ante ningún caso de persecución sindical"

Las nueve trabajadoras, manteniendo su convicción y deseo de participar activamente en la gestión de la empresa desde la representación sindical, han manifestado su satisfacción con la readmisión, pero han pedido que ante todo "vuelva la normalidad que nunca se debió perder en la empresa". Por su parte, Careaga ha recordado a los empresarios tentados a perseguir los intentos de trabajadoras y trabajadores de organizarse sindicalmente que "CCOO no va a ceder ante ningún caso de persecución sindical. Son derechos fundamentales los que están en juego y, por tanto, es la democracia lo que estamos defendiendo".

Comisiones Obreras demandó a la empresa, ubicada en el polígono de Mies de Molladar (municipio de Cartes), tras fracasar las negociaciones en el Orecla. En la demanda, el sindicato pedía que el despido se declarara nulo y que, por tanto, las nueve de AON fueran readmitidas, además indemnizadas con 15.000 euros cada una por daños morales. El escrito de la demanda defendía que existe “perjuicio real (impedimento del ejercicio de funciones representativas) apreciable por la gravedad de la conducta lesiva del derecho fundamental, que podría tener como objetivo final empresarial el de disminuir o incluso hacer desaparecer la presencia de un sindicato o de sus afiliados en los órganos de representación unitaria en el seno de la empresa”.

El sindicato considera que “se han violado derechos fundamentales”

Las trabajadoras afectadas por el despido “en bloque” son Isabel López, Marta Fernández, Virginia del Moral, Sonia Calabuig, Marta Pellón, María Asunción López, Arancha Varela, Patricia Pinto y Eva Barodia. Todas ellas fueron despedidas el pasado 5 de abril con una carta idéntica y por “disminución continuada y voluntaria en el rendimiento de trabajo normal o pactado”. En la demanda de Comisiones Obreras se señalaba que esa supuesta razón es imposible de demostrar, y que el “móvil verdadero” es la “participación de las actoras en los trámites relacionados con la preparación de la celebración de elecciones sindicales” y sobre todo “su decisión de formar parte de la candidatura del sindicato CCOO de Cantabria, que se ha visto finalmente truncada con el despido”. El sindicato consideraba que “se han violado derechos fundamentales” recogidos en la Constitución, en concreto los relacionados con organizarse sindicalmente. De esta vulneración se desprende la solicitud de indemnización personal por daños morales para las despedidas.

Por su parte, IU Cantabria ha felicitado a las nueve de AON. En un comunicado, la formación ha remarcado que ha sido la "presión social y sindical" la que ha hecho "ceder" a la empresa, que finalmente ha buscado un acuerdo en el que ha admitido su responsabilidad en la "persecución sindical" al despedir a las nueve trabajadoras.

Comentarios