sábado 24.08.2019
TERRITORIO

ARCA: “No es admisible que las comunidades vecinas ordenen su territorio y Cantabria siga sin hacerlo”

Tala de un pinar para construir una red de pistas en Luena
Tala de un pinar para construir una red de pistas en Luena

La asociación ecologista ARCA ha denunciado hoy en un comunicado que “pasadas cuatro décadas del inicio de la autonomía, Cantabria sigue atascada en el desorden territorial propio de la mentalidad de posguerra del pasado siglo, cuando lo urgente y necesario era generar actividad económica y producir a toda costa, ignorando los valores del territorio, la calidad del entorno y el medio ambiente”, por lo que ha considerado “indispensable que se apruebe de una vez el PROT [Plan de Ordenación del Territorio]” por “fundados motivos de modernización económica, ambiental y de progreso democrático”. “No es admisible que las comunidades vecinas ordenen su territorio y Cantabria siga sin hacerlo”, ha enfatizado. “A diferencia de lo que ocurría en el pasado, Cantabria se viene caracterizando territorialmente por autorizar actividades productivas en cualquier parte y de cualquier manera, valorando exclusivamente el beneficio a corto plazo aunque la ubicación esté mal situada o genere daños o conflictos territoriales, ambientales y económicos”, ha insistido ARCA, que en este sentido ha destacado que “durante los sucesivos gobiernos autonómicos, la construcción excesiva y en lugares inadecuados, las obras públicas sobredimensionadas o innecesarias, la destrucción de suelos fértiles para instalar polígonos industriales vacíos y la recurrente tentación de llenar nuestras montañas de molinos eólicos son ejemplos visibles que han generado conflictividad social, con sentencias judiciales contrarias a la Administración autonómica, que además de crear inseguridad jurídica y deteriorar la imagen de Cantabria, han tenido y tienen una negativa repercusión económica y ambiental”.

“Pese al amplio y relevante proceso participativo y el consenso social alcanzado, uno de los partidos del actual Gobierno decidió congelar el Plan”

La asociación ecologista ha asegurado que “una de las características propias de un país o comunidad avanzada económica y socialmente es el orden en la ubicación de sus actividades productivas en el territorio”, pues “se trata de orientar y favorecer un modelo productivo con visión a largo plazo, económica y ambientalmente sostenible, que no genere conflictos sociales ni enfrente sectores económicos, y al servicio del interés general”. Y ha destacado que “a lo largo de esta última legislatura se ha intentado dar un paso histórico para avanzar en la adecuada ordenación y dignificación del territorio de Cantabria, elaborando el largamente demandado PROT, que debió haberse realizado hace 16 años”. “El documento, acabado ya en 2017, podrá ser mejor o peor valorado, pero es innegable que mejora mucho la situación que ahora tenemos, porque ordena los usos del suelo”, ha reconocido ARCA, que ha insistido en que “no se impide ninguna actividad, simplemente se ordena” y en que “se trata de hacer las cosas bien y no simplemente de hacerlas de cualquier manera o premeditadamente mal”. En este sentido, la asociación ecologista ha denunciado que “pese al amplio y relevante proceso participativo y el consenso social alcanzado, uno de los partidos del actual Gobierno decidió congelar el Plan y condenar a Cantabria a seguir padeciendo el actual desorden territorial, causa de que nuestra comunidad autónoma siga deteriorándose por todos los abusos, conflictos y derroches económicos que hagan falta, al servicio del clientelismo político y los amigos influyentes”.

ARCA ha denunciado que “con esta decisión” de congelar el PROT, los dirigentes autonómicos “del más alto nivel” han vuelto a “evitar la posibilidad de orientar la actividad económica y ambiental de manera sostenible, para seguir facilitando el deterioro de nuestro recurso base, que es el territorio, sometiéndolo a los minoritarios y cortoplacistas intereses locales de los alcaldes, empeñados en construir en suelo fértil, y a las ocurrencias de promotores o inversores privados, convirtiendo a Cantabria en una tierra permanentemente abierta y disponible para el destrozo”. “Cantabria necesita otro tipo de políticos y de políticas, que nos hagan superar el actual estancamiento provocado por la obsoleta mentalidad desarrollista de posguerra de hace 70 años, y den una respuesta territorial y económica moderna y digna a una región atlántica de montaña como Cantabria, que forma parte de la Europa del siglo XXI”, ha manifestado la asociación ecologista, que ha insistido en que “no es admisible que las comunidades vecinas ordenen su territorio y Cantabria siga sin hacerlo”. “Por fundados motivos de modernización económica, ambiental y de progreso democrático, es indispensable que se apruebe de una vez el PROT”, ha concluido ARCA.

Comentarios