domingo 25.08.2019
SANTANDER

Arrancan las obras de renovación urbana de la calle Isabel II, que acabarán en noviembre tras parar en verano

Obras este martes en la calle Isabel II
Obras este martes en la calle Isabel II

El Ayuntamiento de Santander ha iniciado hoy martes las obras de renovación urbana de la calle Isabel II, que tienen un plazo de ejecución de nueve meses pero que acabarán en noviembre ya que se ha acordado con los comerciantes de la zona parar los trabajos durante los meses de julio y agosto. La alcaldesa de Santander, Gema Igual, acompañada del concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, y comerciantes del entorno, ha asistido al inicio de los trabajos en el tramo inicial de la calle Isabel II, entre las calles Castilla y Calderón de la Barca. Las obras, que conllevarán la reducción de la vía a dos carriles de circulación y la ampliación de las aceras con la colocación de arbolado, serán ejecutadas por la empresa Rucecan con un presupuesto de 850.000 euros. El Consistorio ha mantenido reuniones con los comerciantes y vecinos de la zona de Isabel II para planificar los trabajos, que se realizarán en tres fases, según ha explicado la alcaldesa de Santander. Además, Igual ha asegurado que no se cortará el tráfico "en ningún momento" en esta calle, que es arteria principal de entrada al centro de la ciudad y por la que, según ha informado el Consistorio, circulan unos 8.700 vehículos al día. En términos generales, Igual ha indicado que se van a hacer aceras más anchas, cambiar el pavimento por losas graníticas, renovar todos los servicios urbanos, se van a crear nuevas zonas verdes con arbolado para separar la zona de circulación de la peatonal, se colocará una nueva iluminación y se soterrarán los tendidos eléctricos aéreos.

En cuanto a las fases de la obra, la regidora municipal ha detallado que se dividen por manzanas, en la que actuarán diferentes cuadrillas, para que "ningún comercio tenga obras en su puerta durante más de mes y medio". Las obras han arrancado en el tramo entre las calles Castilla y Calderón de la Barca, donde se mantendrán las alineaciones actuales, reduciendo a dos los carriles de circulación para facilitar la incorporación desde Antonio López y el posterior giro a la izquierda de los vehículos que se dirigen a la estación de autobuses, que en la actualidad invaden el carril central para la maniobra. Continuarán con una segunda fase en el tramo de Calderón de la Barca a Calvo Sotelo, donde también se concentrará el tráfico en dos carriles, aumentando su anchura para facilitar la circulación. Además, a ambos lados se dispondrán zonas verdes con plantas bajas de colores variados y arbolado de mayor porte con el fin de separar las zonas peatonales del tráfico. Tras parar las obras durante los meses de julio y agosto a petición de los comerciantes, las obras se retomarán en septiembre desde el cruce de Calvo Sotelo. En esta zona, se mantendrán las aceras actuales, que han sido objeto de actuaciones recientes, y se renovará el asfaltado. Y en el tramo final, hasta la confluencia con la calle Cubo, se aprovechará para ensanchar la acera que discurre junto al Mercado de la Esperanza, manteniendo el aparcamiento de carga y descarga existente en este punto. El proyecto incluye también la intervención en la manzana delimitada por Isabel II, la calle La Paz y Francisco de Quevedo, mejorando su urbanización gracias al ensanche de las aceras y la colocación de pavimento de adoquín de granito en la calzada.

Comentarios