domingo 08.12.2019
TERRITORIO

La Asociación para la Defensa del Territorio Cántabro denuncia que el Ayuntamiento de Soba y el Gobierno autonómico han “regalado” a Burgos 400.000 metros cuadrados de monte de hayas

Cecilio García, junto al mojón que data de 1734
Cecilio García, junto al mojón que data de 1734

La Asociación para la Defensa del Territorio Cántabro ha denunciado que el Ayuntamiento de Soba y el Gobierno de Cantabria han "regalado" al municipio de Espinosa de los Monteros (ubicado en la provincia de Burgos) 400.000 metros cuadrados de monte de hayas que pertenecen a la Comunidad Autónoma de Cantabria.

"Fuentecilla además de saltarse la ley lo hace sin el conocimiento de los vecinos"

Según ha manifestado en un comunicado el portavoz de la asociación, Cecilio García, "este problema se le ha ido de las manos al alcalde, Julián Fuentecilla, y al Gobierno de Cantabria", a los que acusa de ser "los promotores" del pacto de un nuevo deslinde de los terrenos colindantes entre Soba y la provincia de Burgos, concretamente en la zona de Portillo de la Hoz, Las Brenillas, Monte Hazana y Vuelta el Carro. García ha asegurado que el alcalde de Soba y el alcalde pedáneo de Cañedo (en el municipio de Soba), Juan Caudino Ruiz, acordaron en 2012, junto con los representantes de Espinosa de los Monteros, un nuevo deslinde de aguas vertientes de la cordillera entre Cantabria y Burgos con una "pérdida de aproximadamente 400.000 metros cuadrados para el Valle de Soba, más concretamente para las juntas vecinales de Cañedo y Quintana de Soba, y Cantabria en su conjunto". Un hecho que según García "desafía a la justicia", puesto que, según el Código Civil, un terreno que haya sido deslindado judicialmente no podrá ser objeto de un nuevo deslinde, que en este caso existía desde el año 1724. "Fuentecilla además de saltarse la ley lo hace sin el conocimiento de los vecinos y por tanto sin el consentimiento de las juntas de Cañedo y Quintana, a excepción del regidor de Cañedo, el cual aprueba y da su consentimiento como si se tratara de una finca de su propiedad", ha criticado, y ha denunciado que el alcalde no ha explicado las razones del acuerdo.

Ante estos hechos, la Asociación está dispuesta a "llegar hasta el final" y no descarta acciones legales para esclarecer y recuperar el territorio cedido y ello "a pesar de la pasividad del Gobierno de Cantabria". En este sentido ha recordado que el Ejecutivo autonómico, que sí tuvo en cuenta la defensa de los intereses de Guriezo frente a Trucíos (municipio ubicado en la provincia de Bizkaia) basándose en los apeos del siglo XVI, "no está considerando ni defendiendo el interés por este territorio cuya sentencia data del año 1734". "Nos sentimos perjudicados y entendemos que hay ciudadanos de primera y de segunda y una doble vara de medir según las instituciones de Cantabria", ha denunciado García, que ha instado a Fuentecilla a "esclarecer todo lo referente al nuevo deslinde", apuntando que el regidor "pudiera ser sancionado por dejación de funciones".

Comentarios