viernes 03.04.2020
LABORAL

Aumentan las movilizaciones de trabajadores de limpieza de Valdecilla por los incumplimientos de Ferrovial

El comité de empresa ha lamentado que desde la administración del Hospital “no se hayan puesto en contacto” con los empleados para interesarse por la situación, y ha pedido a la consejera que “baje al barro” y exija el cumplimiento del contrato.

Revilla ha asegurado que el Gobierno seguirá ejerciendo las sanciones si no se cumple lo acordado en la “privatización, en parte encubierta”, de estos servicios.

Los trabajadores aumentarán las movilizaciones por los incumplimientos de la adjudicataria del contrato público privado
Los trabajadores aumentarán las movilizaciones por los incumplimientos de la adjudicataria del contrato público privado

Los trabajadores de limpieza del Hospital Valdecilla han anunciado que van a aumentar las movilizaciones que vienen realizando desde hace una semana ante "la falta de diálogo" por parte de la empresa Ferrovial, concesionaria del servicio.

Así lo han señalado los comités de empresa de Ferrovial de Valdecilla y Edificio Tres Torres, que han hecho balance de las movilizaciones este martes, en la Plaza principal del Hospital.

Según ha explicado USO en nota de prensa, la representación legal de los trabajadores ha informado que Ferrovial, "lejos de reconducir la situación de incumplimientos", ha registrado demanda para la interpretación del acuerdo de vacaciones "que ellos mismos firmaron en el año 2015, y que han dejado de cumplir en la actualidad".

Según USO, Ferrovial ha denunciado a la Policía las acciones realizadas durante las movilizaciones

Por otro lado, según USO, Ferrovial ha denunciado a la Policía las acciones realizadas durante las movilizaciones.

Frente a ello, la representación legal de los trabajadores ha respondido que dichas movilizaciones "están dentro de lo que marca la ley, con el máximo respeto a los pacientes y usuarios del Hospital, y con el convencimiento de que las reivindicaciones laborales van en beneficio de la atención a dichos usuarios".

Por otra parte, el comité de empresa ha lamentado que desde la administración del Hospital "no se hayan puesto en contacto" con los trabajadores para interesarse por la situación, y lo que es "más importante", a su juicio, mediar para la solución del problema.

"Ni la dirección del Hospital, ni la del Servicio Cántabro de Salud, ni desde la Consejería de Sanidad se han preocupado por el conflicto del servicio de limpieza y la problemática que se está produciendo", ha subrayado.

Tras referirse a las deducciones que, según anunció la consejera de Sanidad, Luisa Real, se están llevando a cabo a Ferrovial por incumplimientos del contrato público privado de Valdecilla, ha pedido a Real que "baje al barro", se ponga en contacto con el comité y con la empresa, y le exija a ésta el "acatamiento" de dicho contrato.

Por último, y sobre el aumento de las protestas, han indicado que las nuevas movilizaciones se darán a conocer en los próximos días.

INCUMPLIMIENTO SISTEMÁTICO

Por otro lado, y tras los datos conocidos este lunes acerca de las deducciones aplicadas a Ferrovial durante el último año por los incumplimientos, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha acusado a Ferrovial-SIEC, adjudicataria del contrato público-privado del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (HUMV), de estarlo incumpliendo "sistemáticamente" y ha señalado que la aplicación de sanciones y deducciones de la cantidad a pagar es la "única forma" de combatir esta situación dado que "no ha sido posible" resolver dicho contrato.

En la misma línea que apuntó Real el lunes, Revilla ha señalado que ya que los informes jurídicos con los que cuenta el Ejecutivo revelan que no es posible resolver el contrato, ha señalado que lo que se va a hacer es que la adjudicataria "cumpla al menos lo que ha firmado" y ha advertido de que si no lo hace el Gobierno "ejercerá su capacidad de sanción como hasta ahora".

Revilla ha recordado que tanto su partido, el PRC, como su socio en el Gobierno, el PSOE, están "en contra" del contrato suscrito en la pasada legislatura por el Ejecutivo del PP y de sus condiciones al considerarlo que es "una privatización, en parte encubierta, de un hospital público".

El presidente regional ha señalado que se ha "intentado por todos los medios ver la posibilidad de que pudiera ser anulado" pero ha reconocido que el PP y la adjudicataria "habían amarrado un contrato que tenía muy difícil el dar marcha atrás".