martes 26.05.2020
SANTANDER

El Ayuntamiento implantará un plan de acción con medidas ante la contaminación

El objetivo es "estar preparados ante un escenario que hasta ahora no se ha producido en la ciudad y poco probable que se produzca".

Santander contará con un plan contra la contaminación
Santander contará con un plan contra la contaminación

El Ayuntamiento de Santander implantará un plan de acción con medidas de actuación ante posibles episodios de contaminación en la ciudad, que en la actualidad "goza de unos buenos niveles de calidad del aire" y en los últimos años no ha requerido en ningún momento de la adopción de medidas de este tipo.

Así lo ha afirmado en un comunicado el concejal de Medio Ambiente y Movilidad Sostenible, José Ignacio Quirós, quien ha explicado que el borrador del documento, elaborado desde el área de medio ambiente, se ha sometido ya a la consideración del resto de servicios implicados (salud, bomberos, policía, etcétera) para incorporar sus aportaciones.

El próximo paso será trasladarlo al Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), organismo dependiente de la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, responsable de la vigilancia y control de la calidad del aire en la región.

El Ayuntamiento ya avanzó al CIMA en una reunión en el mes de julio su intención de remitirle el documento una vez incluidas las aportaciones de los técnicos municipales, y los responsables del centro han mostrado su disposición a colaborar en todo aquello que pueda enriquecerlo.

Posteriormente, el plan de acción se abrirá también a la participación pública a través del Consejo municipal de Sostenibilidad y, una vez redactado el documento definitivo, se aprobará para su entrada en vigor.

Con este plan de acción el Ayuntamiento de Santander pretende dotarse de una herramienta de respuesta a corto plazo ante posibles episodios de contaminación aunque, según ha recalcado el edil, "la ciudad goza de una buena calidad del aire, como se constata en los registros y mediciones de los últimos años".

El objetivo, ha precisado Quirós, es "estar preparados ante un escenario que hasta ahora no se ha producido en la ciudad y poco probable que se produzca, pero que requiere de esa planificación previa por si llegara a producirse".

Se trata de medidas de intervención a corto plazo y de efecto inmediato ante situaciones concretas que pueden ir desde acciones para promocionar el transporte público, llegando incluso a la gratuidad del servicio, hasta otras disuasorias del uso del vehículo privado, que podrían llegar, en este caso, a la aplicación de restricciones a la circulación.

El concejal ha insistido en que se trata de un plan de acción ante situaciones "excepcionales", complementario e interrelacionado con el protocolo de actuación en materia de información a la población ante concentraciones de contaminantes en el aire del CIMA, y adicional a las medidas preventivas y de mejora de la calidad del aire que se vienen adoptando desde el Ayuntamiento de manera continuada.

Para el concejal, situaciones como las que viven en estos momentos algunas ciudades españolas que se ven en la necesidad de adoptar medidas de restricción en el tráfico confirman la importancia de adoptar medidas preventivas que incentiven alternativas al vehículo particular, "como está haciendo el Ayuntamiento de Santander".

Ha insistido en que las situaciones que se están produciendo en otras ciudades es "improbable que se produzcan en Santander, que goza de unos buenos niveles de calidad del aire".

De hecho, ha destacado que en los últimos años no ha habido ninguna situación que exigiera la adopción de medidas de actuación o de información a la población.

MEDICIONES

Incluso en el caso de las partículas PM10, y a pesar de las condiciones ambientales de los últimos meses con altas presiones que dificultan su dispersión, los niveles registrados en la ciudad están "muy por debajo" de los valores medios anuales permitidos por la legislación vigente, ha asegurado.

En cuanto a otros parámetros, como el NO2, en el que se basan los planes de intervención de algunas ciudades, en Santander en los últimos tres años de los que hay datos totales (2014, 2015 y 2016) no se han superado nunca, y tampoco ha habido superaciones de otros parámetros como los de CO, SO2, O3 o benceno.