martes 20.08.2019
CAMARGO

El Ayuntamiento quiere anular la revisión catastral de 2013 para no aumentar la carga fiscal

El equipo de Gobierno considera que la iniciativa impulsada por el exalcalde, Diego Movellán, “tuvo un claro objetivo recaudatorio”.

Ayuntamiento de Camargo
Ayuntamiento de Camargo

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Camargo va a solicitar a la Gerencia Regional del Catastro que no aplique para los años 2018 y siguientes los incrementos de los valores catastrales "impulsados" por el exalcalde Diego Movellán en 2013, con el fin de "no aumentar" la carga fiscal a los vecinos, ya que la legislación permite al municipio "decidir si se acoge o no a estos incrementos en el valor catastral".

Así lo ha anunciado el concejal de Economía y Hacienda, Héctor Lavín, que ha explicado en nota de prensa que con esta decisión "se busca poner fin" a la iniciativa promovida por Movellán, que en febrero de 2013 solicitó la actualización de los valores catastrales de los bienes inmuebles y, en consecuencia, "pidió que se aplicasen los coeficientes que se establecieran en 2014 y para años sucesivos".

Según Lavín, esta actuación "tuvo un claro objetivo recaudatorio", ya que el Ayuntamiento "siempre ha estado absolutamente saneado y aquella decisión no era necesaria, y sólo perseguía recaudar el dinero de los vecinos", ha dicho.

El equipo de gobierno busca "cumplir" con su compromiso de no aumentar la carga fiscal de los vecinos

El concejal ha explicado que con su decisión, el equipo de gobierno busca "cumplir" con su compromiso de no aumentar la carga fiscal de los vecinos durante esta legislatura, y evitar con ello la subida en el IBI y en el denominado Impuesto de Plusvalía, "como ha ocurrido este año por culpa del voto en contra del PP, que no ha permitido disminuir el tipo impositivo de estos tributos que proponíamos con los que compensar el incremento de los valores catastrales", y así "echar por tierra una de las decisiones más injustas tomadas por el PP en la pasada legislatura".

El responsable de Hacienda ha detallado que con esta medida se quiere frenar la subida del 7% prevista en los ejercicios 2018 y 2019, después de que el 2016 "consiguiéramos bajar el tipo al 0,477% para compensar la subida del valor catastral del 10% y hacer que el importe a pagar por los vecinos fuera el mismo, y se busca impedir lo sucedido este año cuando el PP rechazó rebajar aún más el tipo como proponíamos y ha obligado a los vecinos a asumir una subida del 4% del valor catastral".

En este sentido, ha señalado que los vecinos "no pueden volver a ser los damnificados por el comportamiento del partido de Movellán", ya que "a aquella revisión de 2013 hay que añadir la irresponsabilidad más absoluta" con la que, a su juicio, actúa ahora el PP con su portavoz a la cabeza, que en el pasado pleno de diciembre "votó en contra de la propuesta fiscal" que presentó el equipo de gobierno para rebajar el IBI y situarlo en el 0,458%, y rebajar la plusvalía al 25%, con el objetivo de compensar el aumento del valor catastral impulsado desde 2013.

Lavín ha señalado que los vecinos "no pueden volver a ser los damnificados por el comportamiento del partido de Movellán"

Para Lavín, la "visceralidad" con la que el PP se comportó en ese Pleno "les llevó a pisotear los intereses de los vecinos y votar en contra de nuestra propuesta que buscaba la congelación de tasas, y lo hizo con el único fin de beneficiar sus intereses políticos".

Un comportamiento "absolutamente insolidario e irresponsable para con los vecinos", según el concejal, "ya que el PP ha provocado que los camargueses no puedan disfrutar este año de la congelación de tasas que buscábamos, y por lo tanto, tengan que asumir incrementos en sus recibos".

"Por ello, no nos vamos a quedar de brazos cruzados y vamos a impulsar que se deje sin efecto la actualización de los valores catastrales realizada en 2013 por el PP de Movellán para conseguir que los vecinos no vean incrementada su carga fiscal, a pesar del sabotaje del PP por puro interés partidista sobre nuestra propuesta inicial de congelar los impuestos", ha recalcado.

Así, el próximo jueves se celebrará una Comisión de Hacienda para tratar el asunto y la próxima semana está previsto un Pleno extraordinario con el que el equipo de gobierno busca "poner fin a las injustas consecuencias que tienen que sufrir los camargueses por la insensatez del PP y de quien fuera el alcalde la pasada legislatura".

Además, en la Comisión también se va a proponer elevar a Pleno el reconocimiento del importe de 37.233 euros que tiene que abonar el Ayuntamiento a la empresa SAMSIC por la prestación del servicio de limpieza en instalaciones municipales correspondiente al periodo de marzo a diciembre de 2016.

Se trata de una cantidad consecuencia de la prestación de este servicio por parte de la empresa, correspondiente a dicho periodo pero cuyo abono la compañía ha solicitado este año 2017, motivo por el cual deberá pasar por Pleno para su aprobación.

El Ayuntamiento quiere anular la revisión catastral de 2013 para no aumentar la carga...