Lunes 24.06.2019
SANTANDER

El Ayuntamiento vuelve a adjudicar a Cruz Roja el salvamento de las playas después de la “chapuza” de 2017

Cruz Roja volverá a encargarse del salvamento en las playas de Santander
Cruz Roja volverá a encargarse del salvamento en las playas de Santander

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Santander ha adjudicado este martes a Cruz Roja, por importe de 396.366 euros, el servicio de salvamento, socorrismo y baño asistido en las playas de la ciudad para este verano.

El contrato ha recaído en Cruz Roja, que ha presentado la propuesta mejor valorada entre las dos ofertas que optaban al mismo, destacando las mejoras planteadas y la puntuación alcanzada en el apartado técnico, informa el Ayuntamiento. De este modo, el Consistorio devuelve el servicio a Cruz Roja después de que en 2017 lo adjudicara a Aunar Group, empresa que incumplió con el contrato y que provocó una “chapuza”, como lo definió el portavoz del PRC en el Ayuntamiento, José María Fuentes-Pila, que terminó con una sanción de 24.664 euros.

El servicio de salvamento en los arenales de la capital cántabra tendrá que prestarse de forma diaria entre los días 16 de junio y 15 de septiembre, así como los fines de semana de la primera quincena de junio y la segunda de septiembre. En total, deberán instalarse 12 puestos de socorrismo y el horario de funcionamiento del servicio será de 11:30 a 19:30 horas.

Habrá vigilancia diaria en las playas de La Virgen del Mar, La Maruca, Mataleñas, Primera y Segunda del Sardinero, La Concha, El Camello, Bikinis, La Magdalena y Los Peligros, mientras que en la playa del Bocal se prestará el servicio los sábados y festivos.

Por lo que respecta al personal, el contrato exige al menos 42 efectivos: 28 socorristas, un jefe de servicio o coordinador, un médico, un diplomado universitario en enfermería, 4 sanitarios, 2 conductores de ambulancia, 2 patrones de embarcación, 2 sota patrones y un operador de comunicaciones.

En cuanto a los medios materiales, se deberán instalar dos puestos sanitarios situados junto al balneario de la Magdalena y al Cormorán, y la adjudicataria deberá aportar también dos embarcaciones, así como una ambulancia de soporte vital básico y una UVI móvil, con su correspondiente personal, destinadas en los puestos del Cormorán y la playa del Camello.

Entre las mejoras propuestas por Cruz Roja figuran, entre otras, las relativas a las ambulancias, al ofertar dos ambulancias de reserva de cada tipo para su movilización en caso de que fuera necesario.

También como mejoras propone dos lanchas adicionales que podrían ser solicitadas en caso de emergencia, así como 3 kayaks (uno ubicado en la playa de la Magdalena y otros dos en el Sardinero).

Los equipos móviles de la propuesta se completan también con dos vehículos todoterreno para el director y coordinador del servicio, además de una moto eléctrica y vehículos para el traslado de personas con movilidad reducida.

En lo que se refiere al equipo humano, la oferta de Cruz Roja detalla el número y formación de todo el personal adscrito al contrato, funciones específicas en su puesto y protocolos en función del horario específico de prestación del servicio.

Y en el apartado de adecuación de la oferta a las características propias de las playas de Santander, Cruz Roja realiza un estudio de cada uno de los arenales, evaluando sus riesgos y singularidades para trasladarlo después de forma individualiza a su proyecto.

Se incluyen recorridos a centros hospitalarios, planos de ubicación en el municipio, se detalla cómo se organizan los equipos en cada playa, sectorización de playas según sus riesgos, identificativos de comunicaciones, ubicación de puestos de salvamento, módulos de atención sanitaria, de medios terrestres y acuáticos, etcétera.

El contrato incluye además la instalación de los puestos de baño asistido en las playas de los Peligros, Camello, y la Primera y Segunda del Sardinero.