sábado 21.09.2019
DROGAS

Uno de cada 4 alumnos cántabros de 14 a 18 años reconoce haberse emborrachado en el último mes

La tasa de adolescentes cántabros que han hecho botellón en los últimos 30 días es la más alta del Estado, según la ‘Encuesta sobre uso de drogas en Enseñanzas Secundarias en España’.

El porcentaje de estudiantes de 14 a 18 años con “percepción de disponibilidad de drogas psicoactivas” en Cantabria supera al del Estado en el caso de todas las drogas salvo el tabaco.

Restos de un botellón
Restos de un botellón

Uno de cada cuatro estudiantes cántabros de 14 a 18 años reconoce haberse emborrachado en el último mes, según el informe estadístico del Observatorio Español de la Droga y las Toxicomanías (OEDT) ‘Alcohol, tabaco y drogas ilegales en España’ correspondiente al año 2016. Concretamente, la ‘Encuesta sobre uso de drogas en Enseñanzas Secundarias en España’, incorporada al informe, arroja que el 25,9% de los estudiantes cántabros de Enseñanzas Secundarias de 14 a 18 años se ha emborrachado en los últimos 30 días, 3,7 puntos por encima de la media española, que desciende hasta el 22,2%. La tasa de Cantabria es la cuarta más alta del Estado, sólo por detrás de las de País Vasco (28,1%), Castilla y León (27,7%) y Comunidad Valenciana (26,5%). Por encima de la media española se sitúan también Navarra (25,8%), Asturias (24,6%), Cataluña (23,7%), Castilla-La Mancha (23,3%) y Aragón (23,2%).

A la pregunta de si se han emborrachado no ya en el último mes sino en el último año, respondió que sí el 44,9% de los estudiantes cántabros de Enseñanzas Secundarias de 14 a 18 años, 2,3 puntos por encima de la media española, que es del 42,6%. La tasa de Cantabria baja en este caso hasta el sexto puesto del Estado, ubicándose por detrás de las de Navarra (53,2%), País Vasco (52,1%), Castilla y León (51,3%), Aragón (50,3%) y Comunidad Valenciana (48,5%).

En cuanto al botellón, según la encuesta, el 32,9% de los estudiantes cántabros de Enseñanzas Secundarias de 14 a 18 años –es decir prácticamente uno de cada tres– lo ha hecho en el último mes, 5,4 puntos por encima de la media española, que desciende hasta el 25,5%. La tasa de Cantabria es la tercera más alta del Estado, sólo por detrás de las de Castilla-La Mancha (40,7%) y Extremadura (33,7%). Por encima de la media española se sitúan también Andalucía (31,6%), Castilla y León (29,7%), País Vasco (29,4%), Aragón (27,1%) y Comunidad Valenciana (25,8%).

A la cuestión de si han hecho botellón en el último año, respondió que sí el 60,1% de los estudiantes cántabros de Enseñanzas Secundarias de 14 a 18 años, 2,5 puntos por encima de la media española, que es del 57,6%. La tasa de Cantabria baja en este caso hasta el octavo puesto del Estado, por detrás de Extremadura (72,8%), Castilla-La Mancha (71,3%), Aragón (65,0%), País Vasco (64,4%), Castilla y León (63,0%), Comunidad Valenciana (61,5%) y Murcia (61,0%).

La ‘Encuesta sobre uso de drogas en Enseñanzas Secundarias en España’ arroja asimismo que el porcentaje de estudiantes de Enseñanzas Secundarias de 14 a 18 años con “percepción de disponibilidad de drogas psicoactivas” –es decir con percepción de relativa o mucha facilidad de conseguirlas en sólo 24 horas– es más alto en Cantabria que en el conjunto del Estado en el caso de todas las drogas salvo el tabaco. Así, la tasa de Cantabria es del 93,2% en el caso de las bebidas alcohólicas (frente al 91,4% de la media española), del 68,7% en el del cannabis (66,3% en España), del 50,6% en el de los hipnosedantes (49,1% en España), del 33,1% en el de la cocaína en polvo (28,9% en España), del 29,7% en el de los alucinógenos (26,2% en España), del 26,9% –la tasa más alta del Estado– en el del éxtasis (21,8% en España); del 24,1% en el de la heroína (21,4% en España) y del 22,2% en el del GHB o éxtasis líquido (18,7% en España). Sólo en el caso del tabaco la tasa de Cantabria, del 90,4%, es inferior a la de la media española, del 90,8%.

Comentarios