viernes 14/8/20
TRIBUNALES

Cantabria celebra su primer juicio íntegramente telemático

Cantabria ha celebrado su primer juicio íntegramente telemático
Cantabria ha celebrado su primer juicio íntegramente telemático

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 2 de Santander ha celebrado este lunes un juicio íntegramente telemático, con el que la Administración de Justicia de Cantabria se suma a una apuesta que ya han puesto en práctica la semana pasada otros juzgados en distintos puntos del país. Los medios telemáticos ya se usan habitualmente para otro tipo de actos judiciales como comparecencias, declaración de peritos, etc., y su utilización se ha intensificado durante el estado de alarma por la crisis sanitaria del coronavirus, por ejemplo para la deliberación de asuntos por parte de los magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria y la Audiencia provincial.

Ahora se da un paso más con los juicios íntegramente telemáticos, que sólo son aplicables a determinado tipo de procedimientos. El que ha quedado visto para sentencia este lunes en Santander es un pleito planteado por un restaurante -El Cocinero en la calle La Unión- contra una resolución de noviembre de 2019 del Ayuntamiento de la capital que le sancionaba por una infracción urbanística a la retirada de un toldo.

El Consistorio ha reconocido la caducidad del expediente a través de una resolución dictada la semana pasada -el 5 de mayo- y se ha allanado a las pretensiones de la parte recurrente, con lo que la sentencia será favorable al restaurante, que no tendrá que demoler lo construido. El juicio se ha celebrado por Skype empresarial, una vez salvados algunos problemas técnicos que han demorado el comienzo en unos 20 minutos. Este sistema permite grabar la vista e incluso aportar documentos, como ha hecho el letrado del Ayuntamiento con el reconocimiento extrajudicial de caducidad.

GARANTÍAS PROCESALES

El titular del juzgado, el magistrado Luis Acayro Sánchez, ha señalado que el juicio "se puede celebrar con todas las garantías procesales", y ha explicado que este sistema se puede extender a todos aquellos procedimientos en los que, como en este caso, sólo hay que valorar el expediente administrativo. Únicamente han intervenido el juez y las partes, que lo han hecho desde sus respectivos despachos. Cerca de una treintena de personas lo han podido seguir como público, entre ellas la magistrada del Contencioso nº 3 de Santander, Ana Rosa Araujo, el director de Tecnología del Consejo General de la Abogacía, Francisco López, y varios medios de comunicación, entre ellos Europa Press.

La vista se ha podido celebrar porque el titular del juzgado, el magistrado Luis Acayro Sánchez, con la conformidad de las dos partes, lo ha declarado "urgente e inaplazable", ya que durante el estado de alarma los juicios continúan suspendidos con carácter general y sólo se celebran los considerados esenciales -por ejemplo aquéllos en los que el acusado está en prisión preventiva- o urgentes.

La abogada del establecimiento hostelero ha pedido que el juicio se declare urgente e inaplazable porque se ha aplazado ya en dos ocasiones -esta sería la tercera- y de su resolución depende que el restaurante pueda abrir. "No puede acumular más incertidumbre", ha argumentado la letrada, Pilar de la Hera, justo el día en que Cantabria ha entrado en la fase 1 de la desescalada y los bares y restaurantes pueden abrir sus terrazas al 50% de aforo. De la Hera ha alegado caducidad del expediente, concesión de la licencia menor por silencio administrativo positivo y prescripción, tanto de la eventual infracción como de la sanción.

El Ayuntamiento ha reconocido la caducidad y a efectos de las costas procesales, ha pedido que la cuantía del procedimiento, fijada en 3.500 euros, sea de 1.000 euros IVA incluido que es el coste estimado de la retirada del toldo.

Comentarios