viernes 23/10/20
CORONAVIRUS

Cantabria decidirá el jueves si sale del estado de alarma el 15 de junio

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el vicepresidente, Pablo Zuloaga
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el vicepresidente, Pablo Zuloaga

El Gobierno de Cantabria decidirá el jueves en la reunión semanal del Consejo de Gobierno si adelanta al 15 de junio el paso a la llamada "nueva normalidad" tras la pandemia de coronavirus, que supondría la apertura de las fronteras interprovinciales y la movilidad que sea posible entre territorios que se encuentran en la misma fase, entre ellos el País Vasco pero no exclusivamente. Así lo han señalado a Europa Press fuentes del Ejecutivo regional, que está a la espera de que se publique en el Boletín Oficial del Estado el real decreto aprobado este martes por el Consejo de Ministros, para "confirmar" que la comunidad autónoma será a partir de ahora "soberana y competente" y no tendrá que pedir autorización a Madrid para levantar el estado de alarma, como figura en el borrador que la administración central ha adelantado a la regional.

A la vista del "marco fundamental" que establece ese real decreto, el Gobierno de Cantabria tendrá que redactar un nuevo decreto como el que publicó el domingo para el paso a la fase 3 "regulando todo aquello que haya que regular" de cara a la entrada a la "nueva normalidad". El Gobierno de Cantabria analizará "muy cuidadosamente" las decisiones que en materia de movilidad tomen las comunidades que se encuentran en la misma fase. El "interés fundamental" del Ejecutivo regional está en recuperar la movilidad con el País Vasco el 15 de junio, una semana antes de lo previsto, como anunció el domingo el presidente, Miguel Angel Revilla (PRC), aunque todo dependerá de "cómo evoluciona" la situación tras los rebrotes registrados en dos hospitales de la comunidad vecina.

 

Por parte del ala socialista del Gobierno de Cantabria, el vicepresidente y secretario general del PSC-PSOE, Pablo Zuloaga, se mostró la semana pasada en contra de abrir antes de tiempo las fronteras interprovinciales si ello suponía un riesgo para la salud de las personas. Sin embargo, Revilla y el lehendarkari Urkullu han unido sus fuerzas en pro de una reapertura que el jefe del Ejecutivo cántabro considera muy importante porque supone adelantar una semana la llegada de turistas vascos para reactivar la economía y tener "un fogueo" de lo que será una "desescalada total" a partir del día 21.

Revilla reconoció el domingo que la apertura de la movilidad interprovincial es especialmente beneficiosa para Cantabria, porque la balanza comercial y el trasvase de personas es mucho mayor de Euskadi hacia Cantabria que a la inversa. A la vez, volvió a apelar a la responsabilidad ciudadana e hizo un especial hincapié en que quienes decidan viajar de uno a otro territorio deberán atenerse a las normas que cada comunidad establezca, que no son las mismas en determinados supuestos.

Comentarios