jueves 28.05.2020
CORONAVIRUS

Revilla asegura que Cantabria ha superado el “punto de inflexión” en la lucha contra la COVID-19 y empieza a recuperar la normalidad

Gente paseando en Santander
Gente paseando en Santander

Cantabria comienza a recobrar progresivamente la normalidad tras llegar a un "punto de inflexión" en la lucha contra la pandemia del coronavirus. Lo ha dicho este martes el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, después de visitar la estación ITV de Maliaño (Camargo), que retoma la actividad junto con las otras siete que el Grupo ITEVELESA tiene en la Comunidad Autónoma.

Para el jefe del Ejecutivo, es "imprevisible" que pueda producirse un rebrote de la COVID-19, pero los últimos datos sobre la evolución del virus invitan a pensar que "el tema está más o menos controlado" y que "la normalidad llegará pronto a Cantabria", que tiene la mira puesta en poder "salvar el verano" y que, para entonces, estén funcionando de nuevo "la mayor parte de las empresas".

El presiente considera que "ya se empieza a atisbar una cierta apariencia de normalidad" en la región

Revilla ha insistido en la importancia de "conjugar el ataque al virus con no parar la economía" y ha señalado que "es el momento de la responsabilidad ciudadana" para no dar "un paso atrás" en lo conseguido hasta ahora. En ese sentido, ha calificado de "ejemplar, espectacular y disciplinado" el comportamiento de los cántabros y de los españoles en estos dos meses "terribles", salvo "excepciones muy puntuales".

Sobre la reanudación del trabajo en las estaciones ITV, el jefe del Ejecutivo ha recordado que ha sido una de las actividades que Cantabria pidió al Gobierno de España adelantar a la fase 1, porque se trata de un servicio "importante" cuya paralización "implica un problema de seguridad a los ciudadanos". Según ha comprobado esta mañana en la instalación ubicada en el Polígono de Raos, no existe "ningún riesgo de contagio", porque se atiende con cita previa, no hay "contacto" entre los inspectores y los conductores, y se cumplen "todas" las medidas de seguridad establecidas.

AUTORIZAR LA PESCA

De esta forma, las ITV se suman a los comercios y a los concesionarios -que reabrieron el lunes- en la lista de actividades reanudadas en Cantabria y a las que el presidente espera que "muy pronto" se añada también la pesca recreativa, tanto en la costa como en los ríos, si consigue "convencer" al ministro de Sanidad, Salvador Illa, con quien prevé hablar a lo largo de esta jornada.

"Espero que sea capaz de entender que ir con una caña en Cantabria a pescar un jargo en la costa o a un río a coger una trucha no es más peligroso que las aglomeraciones que hay en las terrazas, ir a un hipermercado o a las iglesias", ha apuntado. A su juicio, el problema reside en que quienes toman las decisiones y quienes les asesoran "desconocen la realidad cántabra", al tiempo que le parece "increíble" que no se conozca la identidad de ese comité de expertos para poderles explicar las peculiaridades del territorio.

"Entiendo que en Madrid pescar en el Manzanares no sea demasiado atractivo, pero aquí tenemos 150 kilómetros de costa, tenemos ríos que están ahora en la época de pesca, con sus licencias, y no entiendo que un señor que va con su caña a un río y no se va a encontrar probablemente con nadie sea un problema", ha comentado.

Sea como fuere, el presiente considera que "ya se empieza a atisbar una cierta apariencia de normalidad" en la región y ha asegurado que seguirá planteando en Madrid las reivindicaciones "lógicas" de Cantabria. "Las cosas van saliendo poco a poco, pero me está costando mucho esfuerzo porque no paro de intentar convencer", ha reconocido. Revilla ha estado acompañado en la visita por el consejero de Industria, Francisco Martín, y el responsable de ITEVELESA en la zona norte, César de la Puente.

50.000 COCHES NO INSPECCIONADOS

Martín ha agradecido a la empresa concesionaria que haya reanudado el servicio "casi de forma inmediata" y, al igual que el presidente, ha subrayado que el retorno al funcionamiento de estas estaciones está siendo "ordenado" y con todas las garantías.

El consejero ha explicado que en Cantabria se revisan anualmente cerca de 300.000 coches y que unos 50.000 no han podido inspeccionarse como consecuencia de la aplicación el estado de alarma. También ha valorado la determinación con la que la Comunidad Autónoma decidió reclamar la reanudación de este servicio fundamental para la seguridad del tráfico y que en otros lugares que están igualmente en la fase 1 sigue paralizado, por ejemplo, en el País Vasco.

CONTACTO Y CONTAGIOS

Por último, César de la Puente ha explicado que el proceso de inspección apenas ha sufrido cambios, más allá de algunas modificaciones para evitar el contacto y, por tanto, la posibilidad de contagio.

De la Puente espera que no se den grandes aglomeraciones en estos primeros días, puesto que el servicio se presta con cita previa, que se puede reservar a través de la página web de ITEVELESA o llamando a las propias estaciones, y porque los vehículos cuyas inspecciones han caducado durante la paralización obligatoria de la actividad tienen un mes de moratoria, como mínimo, a partir de la fecha en la que se levante el estado de alarma.

Comentarios